12 de septiembre de 2013

7


Siete años de blog. 

Altibajos en las publicaciones sobre todo este último año.  
Superados.

Para seguir, es cuestión de adecuar el ritmo, recordar el lúdico espíritu fundador y no autoexigirse tanto.