4 de junio de 2010

Diario del penúltimo bufón

P1103714

La sensibilidad y un atasco de palabras me impiden describir bien la alegría de saber, querido amigo, que ahora ha pasado usted a ser el penúltimo bufón.