19 de febrero de 2010

INVIERNITIS

00001

Tengo problemas de salud desde navidades. Como los doctores no definieron mi mal y dudaron si era una gastritis o se trataba de una gastroenteritis lo hice yo mismo: tengo inviernitis. Ganas de que el sol temple la tierra empapada y la savia vivificadora circule, ansías de luz diáfana, apetito de yemas rompiéndose al cielo azul.

Dentro de poco estaré recuperado. Me convenzo.

El abandono por este tiempo del blog tiene que ver, no sólo con la apatía que provoca la enfermedad, también con cierta desidia fruto del tiempo. Sea como fuere este espacio pese a mis silencios – entro ahora en un momento de trabajo frenético - permanecerá abierto y vivo. Tarde o temprano regresarán las frecuencias de mis entradas y me verán por sus espacios.

Por lo demás, hace un par de semanas comenzamos a recibir clases de yoga . Nos está gustando mucho. ¿Tienen alguna experiencia o consejo al respecto?

Quiero agradecer, de corazón, a todos los que en la entrada anterior se preocuparon por mi ausencia, son muy amables, son amigos.