27 de abril de 2009

Asco de tiempos

 

Don Quintín teje en vano su red amatoria a la sombra de una catedral milenaria. A su tienda de paños acceden viudas de la guerra y modistillas provincianas en busca de trapos de a perra gorda el palmo. Fuera de sus contenidas atenciones, o el fiado de prendas, su afecto queda amordazado por su timidez y el temor a que la falta de recato le prive de su mejor cliente, la curia catedralicia cuyas sotanas teje.

Ha pasado el tiempo.

Don Quintín, hoy en día, aparta la moscas y se suspende en la mecedora de la trastienda atento a como trata a la clientela su sobrino.

Todo ha cambiado.

Las baldas antes abarrotadas de telas ahora sostienen prendas mínimas, piercings y abalorios coloridos. Ya no acuden aquellas mujeres de posguerra tan reprimidas y temerosas como él. Tomaron su lugar jovenes seguras que muestran la lozana belleza de sus carnes, a las que muchas veces, duda, si un tatuaje ultraja o engalana. Chicas resueltas que intercambian sonrisas y números de teléfono con su sobrino. Para colmo perdieron hace una década los pedidos de la curia catedralicia. Ahora las sotanas vienen de China , " un país ateo, manda narices".

Se balancea en la mecedora, "asco de tiempos los de mi juventud". Como es un sastre, adormeciéndose en un dulce bamboleo, sopesa el remiendo que le puede hacer ahora al paso de los años.

--

Foto propia, recomiendo ampliar, de la Catedral de Segovia.

30 comentarios:

  1. Qué buen texto, qué bien caracterizado don Quintín. Y la foto, extraordinaria.

    ResponderEliminar
  2. Original y rotundo texto..para tenerlo de cabecera..

    !!Abrazos con admiración Maestro!!!

    ResponderEliminar
  3. miedo me da de que descubran los chinos el arte de criar el jamón de bellota...!que bella foto¡...un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Caramba, Goathe! esperaba aquello de que "mis tiempos fueron mejores" y me he encontrado con que el pobre abuelo recuerda y compara aquellas reprimidas con las chavalas de hoy encía y le da envidia. Jejejejeee!! Qué bueno!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Excelente texto. Justo para mejorar estos tiempos de asco que a veces nos toca, por el ir y venir de cada día.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Excelente texto. Justo para mejorar estos tiempos de asco que a veces nos toca, por el ir y venir de cada día.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Mi señor Goathemala, fachada tejida la de su bella foto, que a mí me inspiraría la historia que nos narra.
    Todo creíble, menos las sotanas de china, nuestros sacerdotes siempre han gozado de la alta costura, y les sobra cepillo, sastres, monjas y costureras beatas (al menos está confirmado en Guatemala, que no miento).
    Bello ritmo el marcado en su relato, en casa aquí en su tierra yo me siento.
    Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  8. Saludos Goathe...
    ¡¡Cómo echo de menos tus texto!!. Son brillantes, concisos y llenos de entrañable encanto. Como somos de la vieja escuela, nos regodeamos en el revivir escenas y gentes que el tiempo casi consumió del todo.
    Me quedo con un apunte tuyo: Los piercig y los tatuajes me parecen un ultraje, pero si a los que lo usan los respeto.
    Desde luego es hermosa la alzada de la catedral y sólo el blanco y negro lleno de matices le hace justicia a su belleza.
    Feliz semana y prodígate más - y mira quien te lo viene a decir.

    ResponderEliminar
  9. Goathemala, Fantástico.
    La foto, evocadora...
    Don Quintin, creo que en la mente de todos los que tenemos alguna cana, lo podemos ver através de tus palabras...
    Y el cambio de los tiempos también...
    Para mejor, siempre para mejor...
    Mas vale esos cuerpos lozanos, desprovistos de mojigaterias que las temerosas, enlutadas beatas, con la lengua muy larga de antes.

    Pero de que se preocupa D. Quintin?
    Él que duerma en su hamaca que ya trabaja el sobrino...

    Genial, Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Que texto mas entretenido.. y mas... me ha recordado a esa forma de escribir que tenian tantos de la generación del 98.. me encanta..

    La verdad he que visto a la modistilla... el pueblo.. el sobrino y las nuevas jóvenes.. es muy gráfico....

    Quizás... lo único que no me encaja.. es que el señor diga que "asco los tiempos suyos de antes".... creo que no.. que aquellos tiempos... como estos tienen cosas buenas.... su encanto.. como todo... en la vida...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, no me acordé de decirte (los años,,,) ampliada la foto, me llama la atención el contraste de esa pared, de frente, perfectamente esgrafiada, muy al uso en esa zona de España, con las paredes viejas y resquebrajadas de al lado....
    Un contraste muy interesante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Puede q tengan razón los q dicen q la vejez es un mal trago... Preciosa foto.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Hay que aprovechar las oportunidades: no hay cosa peor que arrepentirse de lo que no se ha hecho...

    ResponderEliminar
  14. No sé el por qué pero estos relatos de tiempos pasados tienen un encanto especial, Goathe, quizás porque más o menos hemos(he) vivido algo de eso. Gracias por introducirme dentro del ambiente tan bien relatado.

    Siguiendo tu consejo he ampliado la foto y me ha gustado mucho.

    Besos y rosas.

    ResponderEliminar
  15. Me has arrancado una buena sonrisa. Desde luego, fueron tiempos perdidosa algunos efectos. Y la curia vistiéndose con ropa china... Besitos.

    ResponderEliminar
  16. La prosa deliciosa de siempre!!! Aqui estoy de nuevo. Cuando vi la foto me dije Yo conozco alli!! Yo conozco alli!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Amigo,redondo texto...ha cortado usted con precisión un momento para mostrarnoslo...
    Además deja un regusto vetustense y ultramoderno a la vez...y sobre todo me gusta la maestría con que usted sabe insinuar temas para pensar...
    me ha encantado su vuelta..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Creo que para remendar el paso de los años, no hay hilos y nunca los hubo...

    Preciosa estampa.

    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  19. una gran foto. suele sucede con el tiempo, diria kundera, dejar el lugar de los muertos viejos a los muertos jovenes (o nuevos) segun sea la traduccion hecha

    te envio un abrazo desde el pais de los árboles

    ResponderEliminar
  20. Jejejej el asombro del protagonista lo veía en la cara de mi abuela cuando le decía que me iba con mis amigos(todos chicos)al monte incluso de mi madre y sus amigas cuando viajo sola.Es curioso como cambian algunas actitudes , y como se mantienen otras.

    ResponderEliminar
  21. Goathemala: muy buena y sucinta historia. Cuando sea mayor quiero narrar así.
    Y hacer esas fotos de mi pueblo que, aunque no están en blanco y negro, son igual de bellas.

    ResponderEliminar
  22. Qué buen texto...

    Parece un cuadro de costumbres al que se le ha superpuesto el volante de un after invitando a barra libre.

    Quintin en narrado en claroscuros y el hoy en fosforito.

    Y todo sin chocar en el relato.

    Me encantó!

    ResponderEliminar
  23. Excelente texto, querido amigo. Veo en él algo de nostalgia de lo no vivido, de las vidas que no son nuestras, aunque hubieran podido serlo sólo si los tiempo no hubieran llevado consigo los cambios. Pero siendo así, ¿para qué vivir?

    La nostalgia, esa sensación de haber perdido a una de las partes más queridas de nosotros en algún lugar del pasado, estará siempre presente en ese mar de palabras que sale de nuestras manos.

    Un placer leerte, querido amigo.

    Salud

    ResponderEliminar
  24. No sé si era esa tu intención.... pero a mi, me ha hecho reír a carcajadas de verdad el final... imaginando todo lo que podía pasar por la cabeza de D. Quintín para conseguir el remiendo ideal... ;)

    ResponderEliminar
  25. Tiene usted razón caballero, ampliada esta foto impresiona, por el detalle, por la composición, porque se aprecian texturas en las piedras...

    He de decirle a Don Quintín, que no merece la pena nunca malgastar el tiempo, ese tiempo que corre, vuela y pasa sin que nos demos ni cuenta, en lamentar años pasados, sino que uno ha de vivir los presentes y mirar a los venideros, antes de que se vuelvan pasado...

    La foto, muy buena, repito.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  26. La foto y el texto que le acompaña, son excelentes como siempre, y si , me imagino que debe pensar asi viendo lo que se ve hoy en dia... pero quizas antes se mostraba menos pero igual se hacia mucho no? Nunca se sabe. Besotes.

    ResponderEliminar
  27. Excelente foto Goathemala y combinanda con tu escrito se hace muy interesante. Esa comparación de los tiempos pasados y el cambio en la nueva era en trato, costumbres y forma de vestir.

    La evolución no la detiene nadie ni nada, solo nos queda modificar nuestro pensamiento para nuestro propio bienestar.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  28. Es extraño... veo publicado en mi blog un nuevo tema tuyo... "Pesadilla", pero al entrar aquí no lo encuentro...

    ResponderEliminar
  29. ¿Otra vez nos regalas la bella prosa de tus relatos cortos!

    Si se tratase de colonias y perfumes, tu relato seria algo así como una exquisita esencia.

    Yo tengo ganas de lanzarme a la experiencia pero me parece dificilisimo hacer interesante un relato corto y quñe a la vez tenga calidad literaria, y lo voy posponiendo...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Pasaba, y deseo dejarte un ¡Hola!

    ResponderEliminar