9 de mayo de 2013

Tarea pendiente


Respirar despacio, más tranquilidad.

4 comentarios:


  1. Dan ganas de sentarse en ese banquito a descansar, disfrutar de ese sol, tranquilidad, meditar, escuchar pajaros... y porque no la presencia de algun animalito: perro, gato, liebre, como para acompañar.

    ResponderEliminar
  2. La niebla anudada en los troncos de los árboles es como el peculiar sonido de los cantos rodando en el fondo de los arroyos: nos invita a la reflexión, a perdernos pausadamente dentro de nosotros mismos...

    Una tarea pendiente, siempre pendiente.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Hermosa foto, invita a serenarse y tal vez soñar. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ánimo que ya sabemos cómo es esto de las tareas estacionales...respirar profundamente y pensar que detrás de este presente ralo está lo mejor por llegar...siempre...
    Un abrazo...

    ResponderEliminar