8 de agosto de 2013

Segóbriga



Hace tiempo que los dioses abandonaron Segóbriga.
Ninguna plegaria, ninguna omnipotencia.
Ni su lloro resbala de las piedras lamidas de agua y sol
Sólo vacío, lamento, olvido: lo que aguarda.
Siquiera, un visitante, siglos más tarde, interpretará confundido
esa ausencia como mágica quietud.



6 comentarios:

  1. Parece que se presenta buena cosecha. Muy bonitas fotos .Dá gusto ver los campos cultivados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo haber estado allá hace ya algún tiempo, demasiado creo.
    Esa o cualquier otra ausencia es la inevitable, como lo es el paso del tiempo,transición al silencio vacío que, como tu bien dices, puede interpretarse como mágica quietud.
    Salud!

    ResponderEliminar
  3. "Abandonar con elegancia los años pasados". Debería aplicarse también a las ciudades antiguas...

    ResponderEliminar
  4. Magnfica foto y como lucen los girasoles en ambas. Este lugar es cerca del monumento a la Legion Numancia de la historia del Fantasme que escribiste tiempo atrás? Si es asi, la moderna agricultura hace ominoso olvido a poderosos de ayer, y los convierte en polvo, por importantes que fueren....

    ResponderEliminar
  5. Ah que belleza!!! quiero aprender a hacer esas cosas con mi cámara...

    ResponderEliminar
  6. Qué belleza... me repito con Lila. Miré la historia y me parece muy interesante sería una lástima la instalación de tales molinos. Maravilla ver el mantenimiento del puente tan antiguo. Beso.

    ResponderEliminar