30 de diciembre de 2013

La promesa



Un bosque de abetos rodeando un prado de intenso verde. En la hierba un hombre ungiéndose en una lluvia parsimoniosa. De su rostro de tapiz arrugado resbalan gotas que enlentecen su descenso al llegar a su barba cana. Tiende sus brazos al cielo, abre las palmas acariciando el agua. Queda así largo tiempo.

Sin un caminante desde el camino curvo le viera en la lejanía le parecía un excéntrico o, si acaso, un demente de un pueblo extraviado en el mapa.

Sin embargo ese hombre tiene un pasado, un cuerpo enjuto cincelado en la sombra de una cárcel.

Una condena por lo que no hizo.

Una promesa incumplida.

Un amor perdido.

Hay lágrimas que le parecen lluvia y salpicaduras de nubes que tomaría por lágrimas.

- Qué sencillo sería - piensa - perderme, arrastrar al alcohol de ágave mi vida, provocar una reyerta, dejarme matar por un insulto o, tal vez, realizar aquí mismo un sortilegio puro, convertirme en árbol; sí, anhelar ese final soñado, concretar tanto estudio, a la luz oscilante de una bujía en un calabozo mísero, en un roble que abriera sus ramas al viento.

- Mas no. Perdí media vida en una injusticia, hagámosle justicia a la otra media.

Una rafaga conmovió un conjunto de hojas caídas que se esparcieron en el heno. Realizó entonces su promesa a la Naturaleza.

- Ni un segundo desaprovechado más, no existirá el cansancio, no habrá tolerancia ante la maldad, hostigaré a la mentira hasta recluirla en la boca de donde sale y coseré allí aquellos labios con hilo de cáñamo; que se aporte mi salud, mi conocimiento, lo que me reste de mi vida y mi calor en hacerte justicia alma mía.

10 comentarios:

  1. Esos grandes deseos pueden ser lo mismo una declaración de intenciones para el año que ahora asoma.

    Lo mejor para ti y los tuyos en este año que llega.

    Mucha salud

    ResponderEliminar
  2. Algo de mi pensamiento permeó al escribir, no obstante la intención fue soltarme, "desmelenarme", no rendirme, no dejarlo olvidado. Escritura automática y la primera foto que vi.

    Te deseo a ti, a todos los tuyos todo lo mejor para el 2014, que avances en esos proyectos que sé que llevas, que tengas salud, trabajo y el calor de la familia envolviéndote, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Sortilegios querida amiga, abrazos.

      Eliminar
  4. Querido co-autor/ra del blog Trazando Caminos:

    En Trazando caminos echamos en falta tus aportaciones y las de todos aquellos que últimamente parecen haberse olvidado de participar y colaborar con el blog que tan orgulloso está de que forméis parte de el.
    Nuestro querido blog esta pasando una crisis de olvido por vuestra parte, por eso, hemos dedicado el tema del mes de Enero a…..

    “El futuro de Trazando Caminos”
    ¿Que pasa? ¿Porqué ha perdido interés el blog? ¿Saturación entre los colaboradores? ¿Falta de seguidores? ¿Temas poco interesantes?.
    Entre todos podíamos dedicar el mes de enero a analizar el tema. Ver que ideas viven entre colaboradores y lectores.
    Estaría bien que te pasaras por el blog y dejaras aunque sea en forma de comentario tu opinión. Y si, te sientes con ganas de publicar y participar con algo relacionado al tema del mes, nos darías una gran alegría.
    Te estamos esperando, ven a trazar caminos con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os comenté y publiqué. Esto no es más que lo que se ve imperar hoy en día, la búsqueda de la comodidad extrema. Las redes sociales no necesitan casi nada para mantenerse, los blogs requieren esfuerzo.

      Abrazos y, hasta donde pueda, contad conmigo.

      Eliminar
  5. Impactante imagen y el final. Imperdibles, como las cosas buenas que nos tienes acostumbrados, Acorralar la mentira hasta el origen, de donde sale. Espectacular.
    Feliz Año Nuevo y que los Reyes Magos dejen suficiente hilo cañano para coser bocas mentirosas. Alyx.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También una lucha para que el silencio no reine del todo, gracias por comentar, un abrazo.

      Eliminar
  6. Buena promesa sí señor...fuerza para poder cumplirlas es lo que nos hace falta...
    Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un ensayo, querido amigo, un fuego artificial. Abrazos.

      Eliminar