2 de abril de 2015

El prodigio de la lluvia en la noche

DSC_6449

El sesgo del sol arrancó las sombras de los perfiles. La decadencia las inflama por los suelos. Poco después se acurrucaron sin aguardar nada. El gris sofocándose en el dominio de un negro intenso.

La ciudad parece la obra de un taxidermista sobre la que se asienta ceniza.

En los sonidos hundidos el viento susurra melodías pretéritas. Al crecer su ulular somete a la vegetación. Nubes invisibles instilan gotas turbias. Cada vez menos turbias, cada vez más puras. Cuando el viento se retira queda esa lluvia dócil y proporcionada como si siempre hubiera estado ahí.

4 comentarios:

  1. Magníficas imágenes las que lleva tu texto...lluvia dócil...preciosas metáforas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo21:25

      Gracias amigo, un abrazo. Perico.

      Eliminar
  2. Espectacular foto, con esas distintas tonalidades de azul. Y hermoso relato. Sentarse, solo y en silencio, y ver como empieza a llover es uno de los pequeños placeres de la vida.

    Me gusta tu blog. Yo también tengo uno, donde opino sobre diferentes temas de actualidad. Me gustaria que intercambiásemos enlaces, yo ya te he añadido a mi blogroll, a ver si puedes añadirme al tuyo también. Este es:

    http://deacuerdoqueno.blogspot.com/

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe el retraso. Mañana le visito y correspondo, gracias.

      Eliminar