20 de junio de 2008

EL NIÑO QUE FUE A VER ROBERTO CARLOS.

Tiene por propio un macuto roído, unos ropajes gastados y un cromo de Roberto Carlos que pegó a un Kalashnikov prestado por la milicia. No sabe de donde le viene la admiración por el jugador pero desde que tiene conciencia quiere ser como él. Lo imita regateando arbustos, dando furibundas patadas a frutas podridas y sonriendo como en su estampa. No lo parece pero la alegría sale forzada, hace una semana su amigo murió en una emboscada. Su familia fue hasta hoy un recuerdo vago escondido por su mente de niño. Sabe que están muertos e intuye que la milicia en la que está ahora ha sido la responsable de su desaparición pero la supervivencia y el calor humano, incluso cuando se muestra con crueldad o depravación, le mantienen unido al grupo.

Ha sido su jefe, un chico mayor de dieciseis años, el que les dijo que la imponente montaña del fondo se llamaba Bintumani.

- ¿Bintumani, Bintumani, donde escuché ese nombre? - se pregunta, sin apartar sus ojos brunos de la cima azul.

Esa noche el hachís es liberiano. No traga el humo. Finge alegría y alienta a sus compañeros a beber más. Al amanecer una fina lluvia cae sobre el cobijo de palmas donde todos los cuerpos desperezan la modorra. Todos menos uno. Ninguno advierte que a su abandonado Kalashnikov le falta el cromo.

Una piel infantil, más oscura que el azabache, atraviesa corriendo la jungla. Sabe que si le atrapan le amputarán las extremidades pero ahora no le mueve el miedo sino la ilusión de unas frases recuperadas por la memoria. Las repite una y otra vez como lo más sagrado.

"Pasando el Bintumani hay tierras donde no existe nuestra guerra y en ellas comienza un desierto de arenas casi infinitas. Atravesándolo, siempre hacia el norte, se llega a una estrecha lengua de mar. En la otra orilla hay un pudiente reino de fútbol y en su capital juega Roberto Carlos, nuestro ídolo. Un día, hijo mío, te llevaré a verlo."

Sus pies devoran la distancia y, de vez en cuando, toca la estampa y sonríe, confiado, al horizonte.

-----------------------------------------------
Esta es una de las mil maneras peregrinas en las que nace un asilado. Precisamente hoy es el Día Mundial del Refugiado.

Todavía tardaré un poco en regresar así que aprovecho para dedicarles a todos esta
entrada y darles las gracias por sus comentarios.

33 comentarios:

  1. Inmensa pena la de tantos desastres en el Tercer Mundo y sin que nadie solucione nada. Y los prebostes de occidente, por ejemplo la Union Europea, buscando implantar jornadas de 70 horas o tratar como delincuentes a los inmigrantes o a los blogueros...

    Que barbaridad, vamos bien...

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  2. Ay...me cruje el alma....

    cariños, Goat!

    ResponderEliminar
  3. Me gustó como conseguiste que me metiera en la piel de ese chiquillo, como me hiciste pensar en que el tiene sueños e ilusiones y no debe ser tratado como una estadística, como un caso perdido, como un problema de alguien mas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Qué poco basta a veces, una estampa, una quimera, para hacernos levantar del abismo.

    Ojalá lo consiga y su idolo le sonria frente a frente.

    Es un relato precioso, tan precioso como triste por lo que encierra.

    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu sensibilidad y por la denuncia de las realidades que no vemos, no escuchamos, pero que existen.El texto es bellísimo, a pesar de lo hiriente que es en esencia.
    Yo también me sumo a tu denuncia.
    Auroras de esperanza futuras.

    ResponderEliminar
  6. Se suele hablar de "la niñez" como si no hubiera niños que nacieron adultos formados para ser lobos.
    Pero los sueños, no abandonan la inocencia jamás.
    Gracias a tí, amigo.

    ResponderEliminar
  7. Nahuyaca12:12

    La historia me sigue emocionando. Es lamentable que muchos niños tengan que enfrentar tanta violencia, soledad y desamparo. Tenemos que seguir soñando y tratando de compartir. Besos, mi amor y admiración!

    ResponderEliminar
  8. Querido Blogger

    Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs (Argentina, España, Chile, Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador) entra a nuestra web y elige tu país.
    Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.

    Está atento de las Novedades y Rankings.

    Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

    Atento saludo

    NPB-Team

    ResponderEliminar
  9. Sólo puedo hacerte saber que es un relato muy desgarrador con un toque esperanza que hace suspirar sentimientos muy singulares.





    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. El poder de la ilusión, la tristeza e injusticia de una infancia perdida... Tan triste y tan verídico, Goathe. Besote de finde!!

    ResponderEliminar
  11. Desgraciadamente hay exceso de estas historias en el mundo...un abrazo....

    ResponderEliminar
  12. Guerra de diamantes ensangrentados, que increible que hayas encontrado esperanza en un tema tan desolador como el intentar robarle el alma a un ninho, a traves de la violencia y la manipulacion. Ojala no siempre lo logren. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Y el eco de aquello que sonaba conocido, quedo dando vueltas esperando poder despejar el olvido… y de repente, volvió a encender la esperanza de poder cumplir aquel sueño dormido…

    Ojalá y pudieran cumplirlos aunque fuera unos segundos todos esos niños...

    ResponderEliminar
  14. Magnifico relato del sufrimiento, del dolor y del destino que tienen; justo cuando la Union Europea decide ser mas tonta, ciega, sorda y muda que Shakira, endurecer leyes contra gentes que llegan huyendo de horrores y miserias, y ahora ni se fijan ya en quienes apalean (los artistas que iban con visado y pases a la feria de Zaragoza pueden dar fe....)

    ResponderEliminar
  15. de lo que se deduce, que la carrera es en vano. (no se porque me largo el comentario antes esta cosa)

    ResponderEliminar
  16. Recuerdo mucho que en una oportunidad ví como "entrenaban" a un niño afgano, para que aprendiera el arte de utilizar el fusil de asalto. Fué un reportaje infeliz!

    Tal vez dista un poco de tu narración, pero el comun denominador son "los niños".

    saludos, buen post!

    ResponderEliminar
  17. Es algo realmente lamentable y más aún cuando quienes podrían dar alguna solución a todo ello, se limitan a mirar a otro lado.

    Salud

    ResponderEliminar
  18. las historias asi

    sean como sean, de donde sean, igual se cuenten de una forma u de otra no dejan de ser duras y fuertes...

    tantos refugiados, que huyen en busca de otra forma por vivir

    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Goathemala, todo lo que te pueda decir, son sólo palabras, nada comparable a esto que cuentas, que de verdad siento,que siento además lo poco implicada que estoy,lo poco que hago... y se me estremece el corazón.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. La delicadeza con que nos explicas que las causas y las ilusiones que llevan a un ser humano a buscar otro lugar en el mundo es, verdaderamente, admirable. Espero que regreses pronto y con más historias. Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  21. Un drama de todos los dias en el mundo que nadie quiere ver y todos conocen.
    Buen post.
    De un refugiado a otro, saludos!

    ResponderEliminar
  22. Hermoso relato para tomar conciencia de una dura realidad.

    No nos olvidemos que detrás de cada rostro humano, de cada persona que desafia las fronteras, late una esperanza...

    Una esperanza que los que estamos "del otro lado" tenemos que ayudar a fructificar.

    Saludos y gracias por tus visitas.

    ResponderEliminar
  23. Que algún día cada uno viva en su pais y con los suyos, es un sueño y una utopia para muchos.

    Te seguimos esperando... saludos.

    ResponderEliminar
  24. Goathemala, solamente quería saludarte y desearte lo mejor.

    ResponderEliminar
  25. Algún día tendremos que pagar por todas las atrocidades que se cometen contra los niños.
    Esto es muy triste.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Siempre me he preguntado ¿cómo puede existir un corazón que haga daño a un niño?. Preguntas sin respuestas...

    Una muy sentida historia.

    Te esperamos.

    ResponderEliminar
  27. Se me achicò el corazòn. Siempre provocas que uno reflexiones màs y es necesario.
    Gracias.

    Cuìdate amigo.

    Beso.

    ResponderEliminar
  28. Gracias, muchas gracias a todos por sus comentarios siempre tan amables.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Siempre con historias que nos hacen un nudo la garganta, bella dentro de la tristeza de ver que el mundo es injusto.

    besos y abrazos

    ResponderEliminar
  30. El otro día que vine ya quise comentar esto..me fui sin decir nada...
    Hoy he abierto y cerrado esta ventana dos veces.

    Que hará al llegar a la lengua de mar?? y al cruzarla, si lo hace? y..y..y....

    Gracias por el escrito.

    ResponderEliminar
  31. Escuchando el Concierto de Aranjuez te estoy escribiendo este comentario, sinceramente me ha emocionado.
    Saludos

    ResponderEliminar