6 de julio de 2008

EL CONCIERTO DE ARANJUEZ

Se casaron en Valencia en el año 1933. Sin dinero para ir a París de luna de miel, como era su sueño, tuvieron que apañarse con visitar los jardines de Aranjuez. Ella era una pianista turca y él un compositor ciego. Pasearon por las frondas amarrados del brazo, besándose con timidez. Ella le describía todo. Él adhería a las imágenes el olor de las magnolias, el murmullo de las fuentes, el frescor de la clorofila.

Meses más tarde, aunque perdidamente enamorados, se separarían unos años por falta de medios. Al poco de reunirse comenzó la Guerra Civil Española. Huyeron de la contienda estableciéndose en su añorada París tras un tiempo en Alemania donde los nazis acabaron sospechando de aquellos refugiados españoles. París, invierno de 1939. Sufren el trauma de perder al hijo que estaba a punto de nacer y comienza un periodo de desesperanza y enfermedades provocadas otra vez por la escasez. A ello se unieron las campanas de guerra que sonaban en Europa y las pésimas noticias que llegaban de España.

Hubiera sido fácil que el desánimo desembocara en dejadez o depresión. Pero los soñadores siempre encuentran vías de escape y él, ante todo, era un soñador inquebrantable. Con el método Braille compuso un concierto de amor y remembranza por los jardines en los que se sintió dichoso. Sería su testamento vital, puede que nunca regresara, que nunca sintiera algo similar. Tuvo además el arrojo de incluir en una composición de corte clásico el instrumento que muchos concertistas consideraban burdo, el que acompañaba los desgarros y euforias del pueblo llano que con tanta saña se mataba al sur de los Pirineos, la guitarra española. El resultado:

Concierto de Aranjuez, segundo movimiento. Compositor: Joaquín Rodrigo. Int.-Paco de Lucía.
En aquella lóbrega España de la posguerra los asistentes a los conciertos de estreno lloraban. Afloraron excelentes guitarristas como Andrés Segovia o Narciso Yepes que se honraban al representarlo. Recibió mil versiones, la mayoría mediocres, se ha incluido en la liturgia judía, en series de anime, en películas. Es la obra española que más derechos de autor reporta especialmente en Japón donde es venerada.
Hasta su muerte Joaquín Rodrigo y Victoria Kamhi nunca más se separaron ni tuvieron las necesidades de antaño. En la democracia, incluso, recibirían el título nobiliario de Marqueses de los Jardines de Aranjuez.
Hoy sus restos reposan juntos, muy cerca de donde escribo estas palabras, el mismo lugar donde fueron tan felices.
--
Foto propia, Jardín del Príncipe.

33 comentarios:

  1. Bella reseña, Goath!

    Aranjuez es, ciertamente, mágico.

    De las cercanías de Madrid, es lo que más disfruto.

    Mil besos para esos jardines y para ti!

    ResponderEliminar
  2. Siempre sospeche, de solo escucharlo, que era alguien que buscaba desesperadamente, algo. No sabia que, pero algo que se le escapaba como arena entre los dedos, pero ni aun asi se daba por vencido. Con tu historia, me acabas de confirmar esta impresion que desde siempre tenia, y que todo el mundo confunde siempre con una desbocada imaginacion, un delito del que se me acusa desde que tengo memoria.

    ResponderEliminar
  3. mira que historia cargada de amor, plena y tristeza pero muy hermosa cargada de vida

    ResponderEliminar
  4. Dignos de imitar! Es una bella historia que no conocìa, gracias amigo.


    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Me he quedado loca con tanta belleza,gracias por contarlo. Besos para ti.

    ResponderEliminar
  6. Me conmueve saber que en todos los tiempos y a pesar de las situaciones más extremas, el amor entre dos personas, pueden salvarlas de la mediocridad, del desespero,de desamparo, del terror....aflorando la belleza que llevamos dentro creativamente.

    ¡Qué hermosas las magnolias!...Pienso en tu comentario de floración cuando las veo.El pequeño magnolio que hay en el patio de mi vecina tienen flores a medio abrir y el gran magnolio, que hace más de veinte años ,que habita en uno de los patios de barrio de mi infancia también está floreciendo.
    Es una flor tan y tan espiritual para mi ,como una ofrenda. Me evoca sensaciones muy bellas.
    Inuits

    ResponderEliminar
  7. No conocía el origen del Concierto: preciosa! Como preciosa también la foto con la que acompañas el relato...

    ResponderEliminar
  8. Conocida a través de tus palabras la génesis de esa obra maravillosa, aún me emociona más. El ser humano tiene una capacidad extraordinaria para sobreponerse y para crear belleza. Gracias por recordárnoslo así. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pedazo de historia mi estimadísimo, gracias por hacérnosla llegar con esas descripciones tan hermosas y tan pero tan tuyas.

    Deseo que tus muy merecidas vacaciones las pasés bien.

    ResponderEliminar
  10. Salgo de viaje. Y no pude dejar de escribirte unas líneas a mi amigo de los árboles y de las historias bien escritas.
    Un cariño acentuado y siempre siempre la promesa del regreso,

    Belkys Arredondo Olivo

    ResponderEliminar
  11. Salgo de viaje. Y no pude dejar de escribirte unas líneas a mi amigo de los árboles y de las historias bien escritas.
    Un cariño acentuado y siempre siempre la promesa del regreso,

    Belkys Arredondo Olivo

    ResponderEliminar
  12. Un placer del que no pienso privarme es del de visitarte, el motivo lo evidencian tus palabras, siempre tan certeras y directas a lo más profundo del alma. Seguiremos en contacto.

    Salud

    ResponderEliminar
  13. Qué hermosa descripción.Nos guiaste por los jardines de Aranjuez como el mejor de los guías, y más con esa historia de los soñadores incansables.
    Un gran ejemplo sin duda.

    Qué bueno que vine, me hacía falta leer algo así para este día.

    Pásatela bien.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por esta historia que ignoraba sobre un concierto que adoro...Gonzalo

    ResponderEliminar
  15. Uhhh... lágrimas... ¡qué belleza!

    G R A C I A S

    ResponderEliminar
  16. Querido Pedro: ¡Esta es una página "redonda"!
    Primero la música, obra universal conocida y querida por todos. Segundo, encantador tu texto que convierte unas notas biográficas en un bello relato, y tercero esa foto evocadora de uno de los lugares más idilicos y sugerentes de Aranjuez...

    Gracias por este post.Sigo recreándome en su lectura con el concierto de fondo.¡Que paz espiritual!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me quedé leyendo el texto por la foto, que está muy bien lograda, el texto también.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Se me erizó la piel leyendo. Precioso.

    ResponderEliminar
  19. Felicitaciones amigo Goathemala, porque con una lucidez impresionante tocas varias facetas en el amor de ésta pareja que se vió en peligro de separarse por cuestiones materiales.

    Entender al pueblo Judío no es muy fácil, pero hay muchas historias como ésta que nos hablan de una porción de ellos que han dejado huellas inborrables a traves del tiempo.

    La capacidad de soñar, creo que está en una parte de las más altas y superiores del cerebro. Soñar es lo que ha hecho que la humanidad deje historias preciosas y grandes hazañas.

    Saludos amigo!

    ResponderEliminar
  20. Me acaba de emocionar,amigo...es preciosa la historia y el modo de contarla es lo que pone el vello de punta...es usted un maestro...
    Un fuerte abrazo.
    pd.Le escribo desde mi remozado portatil,joven gracias a su vasta sabiduría...aprovecho para agradecerselo públicamente,que en privado ya tomaremos un par de botellas de vino...

    ResponderEliminar
  21. Y, todavía, en tiempos de paz, al oir esta música, más de uno, pierde una lágrima...

    Si ya lo hacía antes de leer la historia de su autor y el motivo que le llevó a componer esta belleza, ahora aún más, porque se te mete la música en el alma y los imaginas, enamorados ellos...

    Dos abrazos como catedrales.

    ResponderEliminar
  22. PD: No tengo nada que perdonar. Sé que estáis ahí, eso es algo que una presiente y sabe.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Bueno... he leido hace poco algo así:

    "Los hombres seremos sonidos en el paraiso".

    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. Siempre que vengo, has tenido que escribir cosas tan bonitas, no solo por la historia si no por la forma del escrito, que me tengo que ir de aqui emocionada??
    Siempre?????

    Interregonte afirmativo enorme.

    ResponderEliminar
  25. conocía la bella historia, pero no la recordaba...un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  26. Aranjuez
    (Dedicado al maestro Joaquín Rodrigo).

    Dormidas fuentes de Aranjuez, añorabais
    el oculto beso sobre aguas de plata.
    Ausencia en la noche; la voz del estanque
    era un ceniciento brote de nostalgia.


    Infantil el viento; su copla gemía
    rompiendo el lamento de la madrugada,
    como los susurros de antiguas parejas
    Que en tus brazos fueron amor sin palabras.


    Mas eran silencio tus fuentes de espuma,
    mas era silencio tu noche temprana;
    ninguna cadencia se oía en tu cielo,
    ninguna corchea de luz en tu alma.


    La aurora lucía su velo celeste
    en el que apagaron tres palomas blancas
    su sed de alegría, cuando en tus jardines,
    como flor que nace sonó la guitarra.


    Y fueron acordes tus ocultos besos,
    y fueron arpegios tus húmedas ramas,


    de tus soledades brotaron tres notas
    que se hicieron verso sobre el pentagrama.


    Ya no llora el parque por la ausente luna,
    ni suena en la fuente la eterna plegaria.
    Recita la prima su canto a la estrella,
    como leve nube llena de esperanza.


    Dormidas fuentes de Aranjuez; no añoráis
    el oculto beso sobre aguas de plata.
    En la noche ausente la voz del estanque
    ya no es ceniciento brote de nostalgia.

    Miguel Robles Frías


    Amigo, ¡qué belleza!
    tus palabras, la música y ésta foto tan hermosa y sugerente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Bella manera de contar esta "tan bella" historia, amigo. Es una obra que llega al alma de cualquier persona que la escuche.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Anónimo15:08

    Cómo no llorar al escuchar semejante belleza, y cómo no emocionarse al leerte, amigo mío.

    Al norte tuyo,

    Chktl

    ResponderEliminar
  29. Una hermosa historia, como hermosa suena esta melodía.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  30. Es una suerte tenerles por aquí a pesar de lo abandonado que tengo este mundo. Gracias.

    ResponderEliminar
  31. los soñadores siempre encuentran vías de escape...
    La magia de un instante!!!

    La libertad de ser!!!

    Música, fotos y historia... conmueven los corazones,
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  32. Amigo, que bella historia, leerla en un convaleciente domingo a solas escuchando este bello concierto, te devuelve las ganas de estar bien.

    Te dejo un beso y un abrazo con admiracion.

    ResponderEliminar