27 de agosto de 2008

DESEMBOCADURA

 

No existe agua más dichosa

que la que desemboca en una raíz.

--

Foto propia, Aranjuez.

24 comentarios:

  1. Imposible resultar más gráfico...en todos los sentidos.

    Que sensación más gratificante saberte útil, necesario... imprescindible (si es que eso es posible) hasta el fin...

    ResponderEliminar
  2. Cómo explicar la lágrima que me arrancó este texto?
    Será que se trata de agua que necesita regar?

    Exacto.
    Alguna vez recibiste el abrazo de una acacia?
    :) Ahí va...

    ResponderEliminar
  3. Buenisima reflexion.
    Saludos (Y hermosa foto)

    ResponderEliminar
  4. Cierto, por todo lo que aporta, por más vida generada!!

    ResponderEliminar
  5. Increible amigo, la foto y tu reflexion, animan el alma.

    besos

    ResponderEliminar
  6. Imgen y textos maravillosos, querido amigo.
    Qué arte tienes, por favor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ni raíz más alegre
    que la que besa a escondidas la tierra.

    Besos, rey mío.
    Atticus

    ResponderEliminar
  8. Saludos amigo, pronto estaré más seguido.

    ResponderEliminar
  9. ...y de la raíz se convierte en tu imagen y letras!

    Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  10. Porque si el agua es vida, cuando se junta con la raíz, que también lo es...

    Dos abrazos muy fuertes

    ResponderEliminar
  11. Es verdad.

    Me dan ganas de lanzarme de cabeza.

    Que fresquito.

    Un beso, Goath!

    ResponderEliminar
  12. Preciosa foto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Captar la dicha de los elementos,es a mi entender,sentir la vibración de éstos.Tú, con tu reflexión y esta imagen que lo evoca es, ciertamente, el milagro de tu sensibilidad.

    ResponderEliminar
  14. Goathemala:
    Preciosa fotografía y hermosa frase. Vale la pena reflexionar sobre ella.
    Un saludo "acuático".

    ResponderEliminar
  15. ¡Ongi Etorri! (Bienvenido)
    Hermosísima foto y la reflexión...parece un haiku

    ResponderEliminar
  16. Lindo texto!...tenía tiempo que no te visitaba, me gusta la manera como escribes.

    Feliz día del bloguero!

    ResponderEliminar
  17. Tenga una fuente por mi madre
    y en la siesta salga a buscarla,
    y en jarras baje de una peña
    un agua dulce, aguda y áspera.

    Me venza y pare los alientos
    el agua acérrima y helada.
    ¡Rompa mi vaso y al beberla
    me vuelva niñas las entrañas!

    Tus palabras me han recordado este poema de Gabriela Mistral, te lo mando con un saludo lindo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos.

    Fue la forma de abordar mi regreso. Tanta agua al final debe embeber las raíces de La tierra de los árboles. Dicho sea sin metáforas: regreso tras las vacaciones, aunque todavía nos quedan unas pocas pendientes.

    Luego les visito.

    Saludos y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  19. Pues los ricachones preferirian regar los campos de golf..., sin duda.

    Claro, por eso son ricachones.

    Habra habido alguna vez un poeta ricachon...?

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  20. Hay veces que este blog me evoca una película de Terrence Malik.

    ResponderEliminar
  21. Ni existen raíces que puedan llegar a ser más desagradecidas e infelices que las humanas.
    Suyo queda, Z+-----

    ResponderEliminar
  22. Uy, cuanta belleza en tan poquitas palabras.

    Te leo.

    ResponderEliminar
  23. cheverisima la foto y la idea también...

    ResponderEliminar