1 de junio de 2009

Las letras indultadas

Las letras indultadas

Desde Andalucía tecleo el apellido de su exnovia en un buscador de Internet. El impulso masoquista le llevó a un tablón donde un grupo de personas buscaba amistad basándose en afinidades. Ninguna compartía con la persona que tenía idéntico apellido a su ex; sin embargo coincidía con una chica guatemalteca en el aprecio por la civilizaciones extrañas y el deporte.

La palabra hablada deja una huella liviana pues tiene alas, se desvanece o la memoria la trastoca. La palabra escrita pesa y puede perforar hasta lo más profundo de tu ser para hacerse elixir o veneno”

Los primeros correos electrónicos entre ambos derivaron de las maravillas mayas hacia unas confidencias que sanarían las heridas mutuas de sus relaciones anteriores. Con los meses el torrente de mensajes cuajó en un corto viaje y un encuentro por las empedradas calles de Toledo. Se besaron entre sinagogas, casas cristianas y barrios árabes como si lo que nacía entre ellos subvirtiera el afán de separar la humanidad. Después quedó el dolor, el regreso a los nueve mil kilómetros de separación y la promesa.

Tres meses más tarde la cumplieron. Los temores del inicio, la dura adaptación a una nueva realidad se resolvió años más tarde con un “sí quiero” cuando las adelfas prendían de vivos colores Sierra Morena.

Una década más tarde permanecen unidos, fiel a la promesa toledana, alimentando a diario su chispa. Diez años no es mucho para una relación pero sí para una computadora.

¿Qué hacer con ese viejo ordenador que inició la búsqueda, con el que se escribieron los mensajes? No funciona ni queda espacio en la casa que comparten.

El muchacho se deshizo de él salvando cuatro teclas que guarda en su mesita de noche. Letras indultadas que definen el sentimiento que les une, las que forman la palabra necesaria. La esencia. El remedio.

“Sé de reflejos que deslumbran al alma, de sonrisas femeninas que son la única materia nutricia que un hombre busca hasta el final de sus días”.

--

Foto propia.

39 comentarios:

  1. ohhhhhhhhhhhhhh!

    :)

    Una historia feliz...!

    (Letras indultadas....qué bello, Goath...)

    Me gusta la historia....no sabes cuánto.

    Un abrazo con sonrisa!

    ResponderEliminar
  2. Lena, gracias, un abrazo, esperamos tu regreso.

    ¿Es realidad o ficción?

    ResponderEliminar
  3. Hermoso... pero, por lo mismo, algunas otras letras merecían ser condenadas al infierno de las teclas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.
    Antoine de Saint-Exupery


    Un abrazo, amigo.

    Una bella historia real!!!!

    ResponderEliminar
  5. Conozco la historia de un chico de Madrid y una chica de Mexico DF q se enamoraron a través de un ordenador. Hoy ambos viven en Madrid, se quieren y están empezando una vida juntos. No es fácil, pero se tienen el uno al otro y eso era lo q mas deseaban. No sé si conservarían alguna letra en especial o todo el teclado: se lo preguntaré.

    ResponderEliminar
  6. Pedro, ni que lo digas. Últimamente le tengo una manía tremenda a los políticos: unas elecciones europeas y ni Dios habla de Europa, perdona que me desvió.

    Meme, ¿real? Sí, lo es.

    Le sucede a uno que tiene la manía de clavarme los ojos cuando miro un espejo. :-)

    Sara, la adaptación es muy dura, en especial los primeros diez o doce meses. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  7. Goathe, la realidad supera la ficción, de esto estamos todos convencidos. Lo que es simplemente increíble, es cuando se transforma la realidad en poesía: ¡un delicioso auto en el camino de un día complicado!!!
    Me encantan tus historias y tus fotos y aunque que muchas veces paso en silencio: ahora publico y comento mucho menos que antes..., disfruto muchísimo de tus textos.

    besos

    PD. Tienes razón, los primeros meses son muy difíciles: con o sin el aliciente del amor. Después el propio curso de la vida y nuestra resiliencia, lo van poniendo todo en su sitio.

    ResponderEliminar
  8. en el 81 la conocí...en el 2009...ahí está a mi lado...ya no nos queremos, ni siquiera queda nada del enamoramiento...qued la palabra indultada...queda el AMOR. un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Que me emocionaste chico..que abuso!!!

    Extraordinario texto con una marcada realidad, hoy día imperante..

    A veces, sale rebién..y la frase
    :- "La palabra escrita pesa y puede perforar hasta lo más profundo de tu ser para hacerse elixir o veneno”-
    Pufff....es que no puedo decir nada, lo dijiste TODO!!

    Hoy estas manos no tocan las teclan, las están martilleando!!, a golpes de amor en las yemas..

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  10. Puede ser realidad, seguro que lo es porque existen muchas historias así, que acaban bien o no acaban, quien sabe...

    El amor, el amor....nunca sabes donde puede aparecer, irrumpir en tu vida. No hablo de un enamoramiento, sino de ese que activa en la mente y dentro de ti un resorte misterioso y potente, que te permite algunas certezas...

    La adaptación, dura, no nos engañemos, pero con un amor fuerte, ganas y mucho empeño se logra. Da igual que separen 500 que 1000 km.

    No sabes qué extraña sensación al leer tu relato hoy Goathemala.
    La foto, es perfecta, me encanta. Tanto, que es posible que algún día venga a decirte que yo también he indultado cuatro letras de mi teclado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Es una bella historia, Goathe, algo sabía de ella, pero es hermoso, muy hermoso que se pueda contar con la misma ilusión con la que se concibió la historia.

    Felicidades a tí y a ella.

    Besos y rosas para los dos.

    ResponderEliminar
  12. A mi me ha encantado la historia y me huele a realidad real:)

    Yo sí creo en los amores tras las teclas y pienso que si duran o no, sólo es cosa del ritmo de los tiempos y el latir de los corazones.

    Besos y abrazos por pares.

    ResponderEliminar
  13. Quizás no sea muy original, pero sí sincero si te comento que me parece un precioso relato. Muy fino, sí.
    Me he quedado colgado en esos besos toledanos, y me ha costado incorporarme al hilo para seguir entendiendo, tan embobado como me dejaron: los besos y Toledo.
    He vuelto a leer, y, de nuevo, colgadito.
    Por fin, y a la tercera lectura, pude llegar hasta el final.
    Muy bonito, de verdad.

    ResponderEliminar
  14. Qué gran talento tiene una persona cuando al unir palabras consigue que sus lectores se conmuevan. Muy bonita historia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Qué bonito Goathe, qué bonito...

    ResponderEliminar
  16. Es maravilloso, refrescante, y alentador el leer historias con un final feliz. Esas letras se merecen ser guardadas entre algodones.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Ole...amigo...que lo sigan y lo sigamos disfrutando...
    Dele un fuerte abrazo a los dos enamorados...

    ResponderEliminar
  18. ^^ Es una historia preciosa, Goathe. Y sabiendo que es real... Me quedo con que han pasado muchos años desde entonces. Yo también comencé así con mi Él. Guardo cada correo electrónico, uno por día. Adaptarse no es fácil -y tienen razón en eso de que dan igual 500 que 1000 Km- pero tener al lado a tu otro pedacito de alma es un bálsamo que lo cura todo.
    Con la frase de Exupery no estoy muy de acuerdo, quizás porque fue la frase que utilicé con el padre de mis hijos cuando nos casamos. Ciertamente tener un proyecto común une mucho, pero hasta eso llega a su fin y después... quedan las afinidades -si las hay- o queda el darte cuenta de que nada vale si por mirar el mismo camino, han dejado de mirarte a los ojos.
    Me quedo con la definición de palabra hablada y palabra escrita. Así lo entiendo yo también.
    Un abrazo para ambos y a seguir disfrutando de los años venideros... juntos.

    ResponderEliminar
  19. Letras mágicas...

    Maravillosa historia, me ha encantado llegar hasta aquí..

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Que historia mas maravillosa... y sobre todo poder mantener ese amor a lo largo del tiempo, cuando otras cosas ya han caducado..

    .. guardar esas letra.... y sobre todo me ha impactado el final.. ese tema.... de la "materia nutricia", hacía años que no escuchaba esa palabra y esas definciones... tan .. .bueno imagino que lo sabes... tan de un autentico genio como fué Donald Winnicott...

    ... me ha gustado.. esta contado desde el corazón, desde las entrañas..... llega..

    BEsos

    ResponderEliminar
  21. una vez ví a un paciente con una crisis de angustia porque introdujo sus datos en un buscador de pareja bajo la promesa de encontrar a su media naranja y aparecieron como 43.575 medias naranjas desperdigadas por todo el mundo!

    buen texto

    dos besos

    ResponderEliminar
  22. Una historia mas de amor por internet y con final feliz. Aunque yo no pondria el apellido de mi ex en un buscador un despues de bajarme tres botellas de autentico whiskey de alambique clandestino; reconozco que para otros he prestado el habil servicio de cazadora de fulanos/as y sacar toda la informacion posible de ellos cuando los interesados se iban por las ramas, nunca mejor dicho en esta pagina.
    Por cierto, al Cangrejo, lo enganche por telefono....

    ResponderEliminar
  23. Qué historia tan buena y tan bien escrita. Me ha encantado.
    Te envio un saludo y las gracias por tus palabras en mi blog.

    ResponderEliminar
  24. Qué historia tan buena y tan bien escrita. Me ha encantado.
    Te envio un saludo y las gracias por tus palabras en mi blog.

    ResponderEliminar
  25. Es realidad , es la historia de amor con tu mujer ...¿A qué si?
    Besos y felicidades a los dos....

    ResponderEliminar
  26. Buenos días, amigo.

    Os deseo una feliz estancia en mi Isla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Que bonito... y cómo me identifico... con esas letras indultadas, con ese recorte irreconocible, con ese puñadito de tierra, que hace revivir tanto amor, olor, ardor... :)

    ResponderEliminar
  28. Y me aceleré al enviar... vale un ¡¡Felicidades!! por ese Aniversario querido amigo??? ;)

    ResponderEliminar
  29. Por supuesto que es verdad. Una linda historia. Pero yo me hubiera quedado con la computadora.

    Abrazos lindo.

    ResponderEliminar
  30. Es una historia bonita, tierna, y aleccionadora. Nunca hay que desdeñar la oportunidad de ser felices. De amar.
    Dá igual el cuando y el como...
    Lo importante es que perdure, y cada dia hay que guardar algo, para volver a empezar al dia siguiente, por toda la vida...
    Un a bella historia.
    Un besito, Guathemala

    ResponderEliminar
  31. Hola, Goathe.
    Me gusta acercarme por aquí. Siempre ecuentro textos hermosos y auténticos.
    Con la ayuda de los comentarios, deduzco que la historia es muy real y que te toca de cerca. Me alegraría constatar que tu amor hace de ti el magnífico contador de historias que disfruto y la excelente persona que los crea.
    No puedo dejar de resaltar las frases que nos regalas en tu texto, para mí las guardaré como lapidarias, pues las comparto y las siento como propias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. ¡Genial, amigo guoathemala! Cuentas unas historias realmente preciosas, originales y de lo más sugerentes. ¿Qué teclas de tu ordenador tendríamos que indultar llegado el caso? Creo que a las cuatro que han salvado los protagonistas de tu historia habría que añadirles dos más:E y S. Sí, porque tú amas muchas cosas.
    Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  33. Hola!!!!

    Espero que todo ande sobre ruedas…..

    Vengo especialmente hasta aquí, para darte aliento a que participes en el concurso de 20minutos.es, …tienes un blog muy interesante.

    Un besote y abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  34. Una historia real, diviso. Linda de verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Me encanta que la realidad sea más hermosa que muchas historias de "novela". Creo que has relatado, con una prosa poética y mucha ternura, una historia de amor que intuyo es la tuya propia, atando cabos con otros antiguos posts. Es fantástico que aunque pasen los años, permanezca el amor, que deseo conservéis siempre junto a esas cuatro letras que habéis guardado para recordar el inicio de la maravillosa aventura de conocerse y amarse.

    ¡Que el amor sea siempre el eje de vuestras vidas!. Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  36. Tienes una extraordinaria capacidad para decir bien cosas bellas... Gonzalo.

    ResponderEliminar
  37. Gracias a todos. Para variar, estoy sin tiempo de nada. Agradezco sus visitas y en especial sus comentarios.

    Es real, es lo nuestro. La foto que ven son las teclas que hará como un año salvé.

    Gracias de nuevo y saludos.

    ResponderEliminar
  38. Pues enhorabuena!! precioso relato de una gran historia. No sé qué mas decir, me has dejado sin palabras. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  39. Me ha encantado---sobre todo por que de repente me he dicho..

    Estan en vuestra mesilla???

    ResponderEliminar