20 de junio de 2009

Los amantes de Mallorca

"La luna resplandecía líquida en las aguas mansas del Mediterráneo. Los amantes se citaban entre las olas. Se bañaban desnudos jugando e imaginando que la mar era una placenta salina. Ella era hija de un pescador y tenía los ojos verdes; él, un norteamericano vigoroso que la introdujo a los salutíferos baños nocturnos. Cada noche se encontraban a escondidas. Así los describe Anaïs Nin en su cuento Mallorca."

Frida es una locuaz alemana jubilada que tiene la cara roja por el sol. Nos narra la historia de los amantes paseando descalzos por la playa.

- Entonces tiene un final feliz, afirmo.

- Sí, contesta, pero mueren.

- ¿Qué?

"Anaïs debió conocerlos y los dejó amándose en las arenas. El 21 de septiembre de 1942, con ella ya fuera de la isla apareció una nota luctuosa en el Correo de Mallorca: unos jóvenes aparecieron ahogados en la cala de Deyá. La noticia la asoció la escritora Carme Riera."

- ¿Qué les pudo pasar?

"Tal vez un golpe de mar como dice la escueta noticia pero existe un extraño silencio encubridor, como si la mojigata España de entonces no quisiera dar más detalles, quién sabe si para no avergonzar a la familia o espantar al turismo. Yo quiero creer que fueron descubiertos y prefirieron ocultarse juntos en la profundidad antes de ser reprendidos o avergonzados."

Frida cambia de tema, narra a Nahuyaca algo acerca de un agricultor mallorquín - Andreu creo escuchar - que le gusta pero no se entera "el tio éste, los hombres no se dan cuenta". Dejo de prestar atención.

Miro el mar e imagino un inmenso líquido amniótico que arropa en su seno tantos misterios e historias. Ahora uno fue arrebatado al celo encubridor de las algas, a las profundas e inhóspitas corrientes de donde venimos.

--

Fotografía propia.

33 comentarios:

  1. Frida es inventada, lo demás es verídico.

    Apenas tengo tiempo libre, disculpen que me prodigue tan poco y que apenas les visite. Ya vendrán momentos mejores, digo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pues es una historia maravillosa, de seducción, de sensualidad, de una mezcla de la luz de la luna, la tibieza de las agua del mediterraneo, y dos cuerpos jóvenes, que acabaron en un cuerpo a cuerpo llenos de pasión.

    Cuánta mojigateria, cuánta represión de los sentimientos y de los actos.

    Si, no me extraña que por esos años, "desaparecieran" misteriosamente.

    Vivi 5 años en Mallorca, y tengo unos recuerdos imborrables!!!!Buena foto, como siempre...
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. El mar además de hipnótico e inmenso, es misterioso, siempre ha sido fuente de historias, leyendas, que me apasionan.

    La foto, tenebrosa...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Vuelvo...se me ha olvidado decir que me parece una fuerza inmensa, silenciosa o ensordecedora, a la que siempre hay que respetar, como dicen los viejos marineros.

    Me ha venido a la mente "La vieja sirena" de Sampedro, al hablar del mar hoy, no sé por qué....

    ResponderEliminar
  5. El mar siempre tiene esos secretos...
    No te preocupes: seguro que llegará un tiempo con menos agobios.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Me encanto lo que has escrito, por no mencionar la profundidad de la foto, me llego...

    ResponderEliminar
  7. Cuántos amantes ahogados en el líquido amniotico de la incomprensión...

    Dobles abrazos

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado esa asociación que has hecho... me ha dejado meditando tantas y tantas sensaciones de ayer, de siempre...

    Miro el mar e imagino un inmenso líquido amniótico que arropa en su seno tantos misterios e historias.

    Esa debe ser la razón de que tantas y tantas veces sumergidos tengamos ese tremendo deseo de dejarnos llevar... de no querer sacar la cabeza... y el, con sus mareas, nos Alumbra obligándonos a la orilla.. aún cuando no sea siempre, aún cuando a veces nos toque luchar... o incluso en ocasiones necesitemos ayuda...

    Si, igual que un Parto... curioso, un símil así, cuanto me ha hecho elucubrar :)

    ResponderEliminar
  9. Me gusta todo lo que escribió Anais Nin. Tenía un estilo muy personal y original de transmitir el alma y los sentimientos de sus protagonistas.Y expresaba como nadie cuando describía a los amantes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. La foto estupenda, Goathe ^^ No lamentes tener tan poco tiempo, ya lo habrá y por aquí andaremos. La mojigatería... uff! Sin palabras. Se puede hacer mucho daño con actitudes así, sobre todo en los pueblos pequeños. Encantador relato para este domingo veraniego :) que espero estarás disfrutando. Un beso, Goathe

    ResponderEliminar
  11. No conocía esa historia, q bonita... Mallorca me fascina, es un sitio mágico. Tu foto, de negro y plata, también me gusta mucho.
    Si tienes poco tiempo porq estás trabajando, eres muy afortunado.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  12. Goathe, que foto tan mágica has sabido captar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. De aquellas islas y el mar que las rodea, hay tantas historias que incluso las más recientes tienen el sabor de viejas leyendas. Quizá por eso al leerte me ha venido al recuerdo uno de los mejores primeros capítulos que he leído: el de "El vellocino de oro" de Robert Graves.

    Salud, querido amigo

    ResponderEliminar
  14. Es lo malo que tiene la intolerancia en materia de amores: que alguien prefiera morir a ser descubierto. Desconocía esta historia y me ha gustado mucho. Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  15. Fascinante!!
    Será el paradigma del amor, que existe porque el tiempo se agota?

    Mangífico post, con una sensacional fotografía que invita a los más oscuros y a la vez auténticos instantes!

    ResponderEliminar
  16. Pues mire usted por donde,conozco yo otra historia con un tal Andreu que,a la sazón era agricultor también y que, sin saberlo,hizo realidad el sueño (campestre) de un familiar cercano...quizá la enlace con el final de esta maravilla,casi onírica que ha puesto en su blog..
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. La mojigatería es más peligrosa y dañina que lo que intenta esconder. La foto es preciosa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Me encanta esta lectura, dejarme inspirar por los pensamientos y reflexionar. Siempre se encuentran respuestas.
    (gracias por tus amables comentarios a mi blog)

    ResponderEliminar
  19. Me has dejado intrigada con el relato de Nin, me lo voy a leer porque me ha gustado el fragmento...

    La imagen, una maravilla como siempre!

    ResponderEliminar
  20. Qué evocador relato. Me encanta leerlo desde el frío del invierno sureño. Puedo casi tocar el agua del tibio mar estival y ese amor prohibido lleno de preguntas. Magnífica foto querido amigo. un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola, Goathe.
    También ando con poco tiempo. Además, te había saltado sin querer. Acabo de descubrir mi despiste y,menos mal, no me hubiera querido perder esta magnífica entrada. La foto, espectacular; y el texto, interesante y de una perfección literaria envidiable. Me gusta pasar por aquí y no importa que tardes en poner algo nuevo, yo siempre lo espero con interés.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Terminando la secundaria, empecé a leer a Anis Nin y me la traes de vuelta y linda forma de traérmela.

    Ohh y la foto, qué foto tan romántica.

    Beso amigo.

    ResponderEliminar
  23. Buena foto y adaptacion al relato. Y bien, cuando los seres humanos son responsables y conscientes de si la mojigateria no existe. De la forma realatda aqui es un encuentro muy unico y con la conspiracion de la luna y el misterioso y poderoso mar.

    Saludos amigo, y no te preocupes del tiempo, todos nos enrredamos en el de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  24. Es el aga que seduce.
    Es el agua.

    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  25. Al amor se le atribuyen tantas tragedias... y desde Romeo y Julieta, asta loa amantes de teruel, pasando por todas las leyendas moriscas y de más, es la intolerancia la que mata.

    Cuídate mucho, piensa en ti y los tuyos.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  26. Me ha encantado; para mí el mar es la fuente de todas las historias imaginables.

    ResponderEliminar
  27. Está precioso tu blog Goathe... Ahora voy a leerte.

    ResponderEliminar
  28. No me dejes solamente con esa foto! quiero ver mas de ese lugar. En cuanto a los amantes, quien sabe que sucedio en esos años, supongo que aun andan sus espiritus retozando entre la espuma nacarada de las olas por las noches pese a todo.

    ResponderEliminar
  29. Será que por el mar hay que dejarse llevar o si no nunca sabremos qué habrá más allá.¡Y si que hay tesoros en él! Como esta historia que cuentas.

    Es mi primera visita a tu blog, yo tengo uno recién estrenado.

    ¡Qué suerte encontrarte! Hermosas tus fotos y tus posts.

    Volveré pronto.

    ResponderEliminar
  30. También quería decirte que tienes "una buena mano" para la fotografía, son preciosas.

    (gracias por leer y comentar en mi blog. Por cierto, que la dirección no consigo abrirla)

    ResponderEliminar
  31. La playa no solo guarda liquido amniotico...si hablara cuantas cosas nos contara.

    Como siempre excelente,

    un abrazo

    ResponderEliminar