20 de agosto de 2010

Océano Mar

Amanecer en el mar

Lo primero es su nombre, Océano Mar de la mano de Baricco.

Lo primero es su nombre, lo segundo son tus ojos que pueden leerlo.

Lo primero es su nombre, lo segundo son tus ojos, lo tercero un pensamiento: un grano de arena, ínfima materia, pudo alguna vez ser el límite del mar, el postrero confín donde una ola expiró.

Lo primero es su nombre, lo segundo son tus ojos, lo tercero un pensamiento, lo cuarto un lugar en una isla donde palpo el libro y alzo la vista. Resina, salitre, horizontes hechizando, lejanos lamentos de la marinería olvidados en la historia y enterrados por siempre en la playa.

Lo primero es su nombre, lo segundo son tus ojos, lo tercero un pensamiento, lo cuarto un lugar.

Lo último la serena tarde en que el libro se cierra y viene el sonido del océano a decirme que la Posada Almayer existe, que es algo más que un enclave literario donde una vez se tejieron sueños.

--

Foto de la Bahía de Alcudia en Mallorca…como siempre acordándome del trípode olvidado.

21 comentarios:

  1. Pues, ante tanta belleza, no sé yo qué falta te hace un trípode. A mi me basta la foto para ganar un punto de serenidad. Otro punto me lo dan tus letras.

    Gracias

    Felices vacaciones a los dos

    Abrazos pares

    ResponderEliminar
  2. Una instantánea preciosa. La mejor para la inspiración que te ha proporcionado el gran Baricco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una foto preciosa de un paisaje que lo primero es el lugar, lo segundo tus ojos que la descubrieron y lo tercero,la cámara que captó toda tu sensibilidad.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me gustó la forma en como lo escribiste. La foto hermosa.
    Este libro es de mis favoritos de AB.

    ResponderEliminar
  5. Un gran homenaje a la obra Alessandro Baricco, una forma estupenda y original de narrar tus experiencias al leerlos. Es verdad que ciertos libros nos dejan un recuerdo imborrable a modo de cuadro sobre su lectura.

    Estupenda la foto, no hay cosa que me me guste más que el verde de la vegatación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un atardecer que se graba en la memoria.

    ResponderEliminar
  7. Mallorca tiene sitios verdaderamente mágicos, el de tu foto lo es.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Saludos, Goathe. Me hiciste desear leer ese libro, mirar con esos ojos y cerrarlos luego para grabar fielmente la atardecida.
    Siempre deslumbran tus instantáneas, aún sin trípode me emocionan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Qué importa que olvidaras el trípode, la foto me ha llegado al alma, que es donde debe llegar el arte

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡¡¡¡¡Dios mio Guathe!!!!!!!!!!Que foto tan maravillosa, que cielo, que horizonte, que verde!!!!1
    ¡Eres un maestro!

    ¿Para qué quieres el trípode?
    Y luego, cuando he leído que es la bahía de Alcudia, se me han llenado los ojos de lágrimas de nostalgia.
    Vivi en Mallorca 5 años.... y uno de mis sitios preferidos es la Bahía de Alcudia!!!!

    Fuimos muy felices allí-mucho...
    Si no fuera, porque tengo a mi hijo pequeño, su esposa y dos nietas en Valencia, ahora (que mi marido se jubila el 30 de este mes, me hubiera ido a vivir allí para siempre....

    Ahora estoy en USA, con el otro hijo, su esposa y mis otras dos nietas.
    Aqui disfrutarías mucho con tu cámara y los paisajes tan insultantemente verdes, frondosos y maravillosos!!!!!

    Como diría Alejandro Sanz..."con el corazón partío..."
    Un besito amigo.

    ResponderEliminar
  11. hace unos años, en un lugar cercano al de tu magnífica foto, me bañé desnudo en la reverberación luminosa del medodía tórrido.
    De las aguas surgió un suspiro muy leve y me pareció columbrar al mismo Ulises.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Preciosa Mallorca (que no conozco, lástima) y unas palabras que me hacen sentir la necesidad de conocer más la obra de Baricco.
    Un abrrazo

    ResponderEliminar
  13. Aun a riesgo de repetir lo que dicen otros comentarios, quiero decirte que tanto la foto como el atardecer fotografiado son una maravilla. Desde luego, Goathe, no necesitabas el trípode, ya tenías tu sensibilidad y tu buen hacer como fotógrafo para captar la belleza del momento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Olvidé decir que me parece preciosa la foto de encabezamiento del blog.

    ResponderEliminar
  15. Es uno de los libros que tengo tiempo en la recámara para leer...me lo apunto para este otoño en el que sin duda alguna echaré de menos el mar...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Gracias a todos. Se trata de uno de esos libros a los que cuesta engancharse y que luego, concluida la lectura, no se olvida nunca.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. A veces no importa el trípode, sino la composición, o lo que la foto te transmite, y en este caso de sobresaliente: verde, montaña, mar y sol....¿qué más se puede pedir?

    Una delicia para la vista Goathe...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. me parece un texto genial... creo que te lo voy a robar.... es más ya te lo robé jajajaja

    ResponderEliminar
  19. Una forma sutil y maravillosa de incluírnos en el paisaje y la lectura de tu libro. La foto buenísima, el paisaje bello y mágico. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Pues aunque fuera sin trípode me parece una foto PRECIOSA!!!

    ResponderEliminar
  21. Veo que finalmente te gustó el libro! Me alegro!

    ResponderEliminar