11 de febrero de 2011

El invierno

El duro invierno
pide disculpas con los
almendros en flor.

19 comentarios:

  1. hace tiempo que debiera de haber acabado, no me gusta ni él ni su primo el otoño....un abrazo

    ResponderEliminar
  2. En otoño del año pasado tuve que podar mi almendro. Este año no ha echado ni una sola flor, apenas le han salido unas hojitas. De todas formas para disfrutar de la primavera, es necesario pasar el crudo invierno, creo que la naturaleza es sabia y lo comprende perfectamente.

    Es la primera vez que veo una foto tuya, así, cuando te lea de ahora en adelante, le pondré cara a tus letras.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Los almendros
    agradecen al invierno
    el largo descanso.

    Genial, Goathe...bueno, Pedro; pero me gusta mucho Tu apodo...le tengo mucho a deber a Guatemala...
    Ya conoces mi debilidad por los árboles también...y los almendros me parecen los más valientes, pues desafían al invierno siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. En todo hay belleza, querido amigo, incluso en invierno. Y mucha además. También lo hay para espetar: la cortedad de los días, en mi caso.

    Salud

    ResponderEliminar
  5. El inverno tiene lo suyo. Esa quietud aparente, que guarda debajo una explosión de vida pronta a suceder. Me alegra volver a tus extraordinarias imagenes.

    ResponderEliminar
  6. Qué linda foto.
    No quiero que se vaya el invierno. Todavía no.
    Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  7. Un buen haiku para una buena imagen

    ResponderEliminar
  8. Hola Goathe, magnífica disculpa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Qué belleza de imagen. Por aquí, apuntan las flores: aun no puedo hacer una fotografía suya. Espero que no las maten los fríos que se anuncian.

    ResponderEliminar
  10. Quizá sea verdad y es su forma de hacerse perdonar... todo un detalle por su parte.

    ResponderEliminar
  11. Aunque regalarnos ese momento de ilusión le llegue a costar su fruto, pero lo merece, que serena el alma...

    ResponderEliminar
  12. Me has recordado que uno de mis recuerdos de infancia, eran las mañanas de invierno, la neblina, y los almendros en flor.

    Como bien has dicho, una bella disculpa.

    ResponderEliminar
  13. Fíjate q tengo yo debilidad por los haikus. Me encanta la foto.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  14. Sí, quizás sea su regalo de despedida...
    Gracias, Sr. invierno,

    Besitos, amigo

    ResponderEliminar
  15. saludos enormes, pasando a visitar tu casa virtual, abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Y las mimosas y las primaveras derrotan el invierno, doran el paisaje del norte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Disculpado queda, faltaría más. Ante tanta belleza olvidamos cualquier agravio:)

    Abrazos a repartir

    ResponderEliminar
  18. Sí, es una lástima; es el precio por florecer tan pronto, estando en épocas en que el clima está tan trastornado.

    ResponderEliminar
  19. Es el eterno desafío que la naturaleza propone a la naturaleza misma. Hermoso. Besos

    ResponderEliminar