31 de marzo de 2013

Melancolía

Ahora toca evocar desde la misma cama la caída con imprevista dulzura de la última noche y como los objetos dejaban escapar su particulares sombras que extendidas en la tierra conformaron una única tiniebla.

El canto del río, las miradas contenidas en su curiosidad de los pocos viandantes, las melodías en el auto que parecen alargar sus últimas notas, el ambiente de las plantas en el aire, la crepitación de la leña, las palpitaciones pausadas de los espacios. Todo, viene impregnado de las cosas que acaban y dejan tan sólo regueros de su melancolía.

10 comentarios:

  1. La melancolía que se confabula con el clima y parece que no se acaba .

    Hermoso

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trini, la melancolía tiene tiene todos estos afluentes. Mientras no sea paralizante, bañarse algo en sus aguas no puede ser del todo malo. Gracias.

      Eliminar
  2. Preciosa entrada Pedro y la fotografia excelente. Me encantaría estar en estos momentossentada a la orilla de ese río para escuchar atentamente su sonoro y melodioso canto.
    Hacia mucho tiempo que no te visitaba, espero que no me hayas olvidado. Es más, iba a escribirte un correo en estos dias para preguntarte si te gustaría presentar el tema del mes de Junio en Trazando caminos. ¿me dices algo?.

    Un beso y un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
  3. Fotografía y texto escritos desde el mismo móvil. La entrada entera se hizo de esta manera y quedo un tanto sorprendido.

    Un abrazo, claro que no me olvidé de tu blog y acepto el tema de junio...de qué hablamos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por aceptar Pedro, te anoto para el mes de Junio. Aunque no hay prisa, si ya tienes el tema, la breve descripción y la imagen que lo ilustra, me lo puedes ir enviando, así lo anoto en tu carpeta de TC.Ya te digo que no hay prisa, de aqui al 23 de mayo hay mucha lluvia por delante.

      Graciasde nuevo Pedro y un fuerte y calido abrazo

      Eliminar
  4. Me he quedado sin palabras, déjame que me quede callada contemplando en silencio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida amiga- La escribí antes del retorno de vacaciones de Semana Santa. Abrazos.

      Eliminar
  5. Pues no parece que haya sido desde un celular, debes de tener uno de ultima generacion!!! no como el mio que es uno de los dinosaurios o de la edad del Hielo al menos. Te ha quedado muy bien.... y si, estoyrecuperando los antiguos links qu ese me habian perdido. Un saludazo a la distancia.Alyx

    ResponderEliminar
  6. Hola, tengo que visitarte, también te perdí un poco el rastro. Gracias, un abrazo. Mi móvil es un Galaxy III.

    ResponderEliminar
  7. La melancolía, tan dulce y amarga a la vez... La necesitamos para inspirarnos, e incluso para saber quienes somos !pero duele tanto!

    Salud

    PS: no se porqué pensaba que ya había comentado esta magnífica e improvisada entrada.

    ResponderEliminar