16 de julio de 2014

Oro en el tiempo



En esa calle me caí, muy cerca de este punto, podríamos, en realidad, decir que fue un atropello por un descuido.

Nada queda de aquello. El dolor del brazo desapareció, el trabajo salió adelante sin la diestra. En breve, estaré menos liado, y el esfuerzo realizado se diluirá. Nadie recordará.

Qué lejos queda todo. El tiempo aporta una dimensión necesaria y extraña. Como puntos de luz convertiría estrellas en hogueras. Y las apagaría después.

Estos días de calor fiero, paso por esa bella esquina donde un aspersor roto rocía oro a la hierba, me dejo salpicar breve, sin bajar de la bici, como cerrando el círculo en una travesura que podría servir de burla y definición.

8 comentarios:

  1. Las historias hay que cerrarlas, amigo...y qué mejor que con oro...disfrute y relájese porque ha sido un año duro...su descanso nos traerá buenas letras y mejores fotos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cerrada queda, quién lo iba a decir que este rollo ocuparía medio año entre unas cosas y otrs pero aquí estamos y, como dicen, lo que no te mata, te fortalece, abrazos.

      Eliminar
  2. El tiempo, el que está lleno de contenido cierto, se conjuga en pasado, camino que lo lleva lenta pero irremediablemente hasta las gargantas del olvido.

    Magnífica foto. Hermoso texto. ¿Se puede pedir más?

    Si, mucha salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que la salud nunca falte. Bloquea todo, debemos cuidarnos. Gracias, abrazos.

      Eliminar
  3. Anónimo12:35

    Chocolateado?? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chocolate, oro, es lo mismo no? O mejor lo primero :) gracias por pasar.

      Eliminar
  4. Preciosa foto, como todas las tuyas.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Paloma, un honor que pases por aquí, gracias y abrazos.

    ResponderEliminar