2 de febrero de 2007

LA ESTACIÓN DE AUTOSERVICIO

Estaciono en la gasolinera. Milagro. Está vacía. Mientras me sirvo el carburante compruebo que olvidé ponerme guantes de plástico. ¿Por qué he de servirme yo? ¿Ganan tan poco las petroleras como para no poder permitirse un trabajador más?


En un mundo tan especializado con alergólogos, manipuladores de alimentos y diseñadores web sobrentienden que todos estamos especializados en servirnos gasolina. Se trata de una de aquellas pequeñas tretas en las que uno cae la primera vez por curiosidad resolviéndola con orgullo pero que acaba convirtiéndose en una rutina en la que arrebatamos el trabajo a personas. Imagino que en este proceso de habituación los gerentes decían a los angustiados empleados: ¿ven, cualquiera puede hacer su trabajo?

En las estaciones de servicio (autoservicio) no se puede fumar, ni usar el móvil ni permanecer con el auto arrancado, tampoco usar billetes de 500€ pero entregan a cualquiera la manguera de un surtidor; si te manchas se siente; si te cargas el auto por confundir mangueras, te apañas; si te vuelves loco y fabricas un infierno, te enchironan . Todas las variables resueltas sin nada a cambio.

Hasta extraño aquellas anonidas charlas con los curtidos gasolineros. "¿Qué va a ser?". "Diesel y lleno, jefe. Hace un fío que te quiebra". "Que va, es la poca costumbre"."Será eso, sí..." Por contra, cuelgo la manguera y una distorsionada voz de hojalata me planta un "gracias por su colaboración y buen viaje".

Mientras encamino mis añoranzas a pagar mascullo un insulto contra aquella masa de circuitos y tentáculos. Qué remedio, no me dejan otra.

22 comentarios:

  1. Yo intento que le toque ese trabajito a mi consorte, pero cuando me toca ay mi Dios!, mis guantecitos de color crema oliendo a gasolina, no puede ser horror!
    mi alergia despertando y encima la tapa del tanque nunca cierra porque no le tengo paciencia!

    En resumidas cuentas mi querido amigo, creo que hay trabajos de hombres y trabajos de mujer, este por supuesto no es para mi.

    De verdad a quien se le ocurrio?
    seguro que algun hombre!

    ResponderEliminar
  2. ... muy de acuerdo con cromàtica... ;) ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Lo del autoservicio de verdad es para llorar. Con el achaque de ahorrarse unos centavos, dejan sin trabajo a muchos individuos que lo necesitan.

    En otro orden, después del 10 le entro a la corrección de la entrada en Wiki. Mil gracias por el dato

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Uff, vuelvo a aparecer, después de un tiempo de estar alejada de la blogósfera.
    Entiendo perfectamente esa sensación, lo peor es que cada vez esa masa de circuitos y tentáculos parece estar apareciendo en casi todas las fascetas cotidianas de la vida. Por acá, todavía son personas la que nos ayudan a cargar la bencina, así que siempre se tiene un saludo y una sonrisa de agradecimiento al final, junto con un "Que le vaya bien" y un "A Ud. también! que tenga un buen día".

    Saludos mi amigo.

    ResponderEliminar
  6. Y yo me pregunto ¿nó lo hacen como medida de seguridad por los que sirven la gasolina?

    Me refiero a si tenían problemas de seguridad, lo mismo te atracaban o te podían agredir. El hombre llevaba el dinero encima siempre, y por la noche no es muy seguro.

    Siempre pensé que era por esa razón, pero lo mismo es simplemente por ahorrarse un sueldo.

    ResponderEliminar
  7. Es lo triste de la sociedad actual. Todo se hace cada ves más robótico, más automatizado.

    Las gracias y el por favor sólo puedes esperarlas de una máquina porque de una persona de verdad es difícil que lo escuches.

    A ver cuando entendemos que hay cosas que no se deben perder. Que la técnica debe estar al servicio del hombre y de su proyección humana...

    ResponderEliminar
  8. Gracias, por lo que veo la globalización va por periodos y en Chile todavía son personas las que te atienden.

    Aquí en España cuanto hace que desapareció ¿dos años? Recuerdo que se nos entregó la excusa de la seguridad. No me la creo, para mí que fue ahorrarse un sueldo y nada más.

    Como tantas cosas, las colas de los bancos acrecentadas por lo restrictivo de su horario y allí al inicio una único cajero sólo ante el peligro.

    Hay grandes empresas con macrobeneficios que miran una cosas nada más: la cuenta de resultados.

    ResponderEliminar
  9. Dicen que es por mejorar el servicio,dicen que es más cómodo para el usuario...¡puñetas!
    Es absurdo como te hacen creer que es por tu bien determinadas cosas (y esta es de las sencillas).
    Yo procuro ir a donde me sirvan la gasolina,porque el señor sabe hacerlo,porque puedes charlar un poco sobre cómo va la carretera o el tiempo que te puede pillar...porque si lo quiero lleno no tengo que pelearme con el gatillo de la manguera...porque lo demás es deshumanizador y estúpido...por desgracia donde vivo quedan una o dos gasolineras de las que te sirven el líquido combustible.....
    un fuerta abrazo
    pd.le he puesto deberes...

    ResponderEliminar
  10. saludos para ti, muy sincero tu post, te estoy leyendo...

    ResponderEliminar
  11. En Venezuela todavi'a existe alguien que hace ese trabajo en las gasolineras y te atienden cordialmente...

    ResponderEliminar
  12. Yo, sinceramente, sigo buscando las gasolineras donde puedo hablar con alguien mientras me echan gasolina...

    Es que también me gusta bajarme del coche... me parece un cierto desprecio dar las llaves por la ventanilla... el mismo que el que tengas que echarla tú...

    No porque se me caigan los anillos, en absoluto... pero se supone que parte de lo que pagas es en correspondencia por un servicio... del que no disfrutas...

    Si no es así, que me cobren la gasolina más barata... por ejemplo, en Carre---- me la echo yo, pero con un 8% de descuento... así tiene su lógica... yo hago parte del trabajo, pero también nos repartimos parte de los beneficios entre ambos...

    Un saludo..

    ResponderEliminar
  13. Loco... toque tu puerta y no estabas.

    Muy buena vida para vos.

    ResponderEliminar
  14. Esto de las maquinas expendedoras cada día tiene mas guasa.
    Suelo desayunar en una cafetería que tiene dos secciones; una sin humo y en la otra se permite fumar y tiene su maquina expendedora de TABACO.
    El dueño pagó una buena pasta para que se la configuraran diferente. La máquina no habla (como hacen algunas), pero una pantalla de diodos de unos 40 cms. dice:
    """TU VENENO, GRACIAS."""

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola! Gracias por los comentarios, veo gente nueva, luego me permitiré visitarles , es lo menos que podría hacer.

    En mi ciudad tenemos cuatro gasolineras y todas son autoservicio, tendría que desplazarme a Toledo para encontrar alguna en la que me puedan atender y tener una de esas charlas cotidianas, tan sencillas como humanas. En ninguna de las que tengo en mi ciudad aplican descuentos por autoservicio, al contrario, los combustibles de la Comunidad de Madrid tienen un gravamen especial para atender al gasto sanitario. Eso es otra cuestión.

    Como dice Delokos tampoco persigo la cómoda postura de no bajarme del auto eso lo entiendo como una descortesía de mal criado. El que abre el depósito de mi auto soy yo.
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  16. Me puse a hablar de venenos y me olvidé:
    Me alegra tu comentario en mi blog, cuando dices que los antibióticos están haciendo su trabajo y ya estás mejor. Sigue cuidándote ;-)

    ResponderEliminar
  17. No hay problema Noxeus, si me partí de risa con lo del veneno. Voy mejorando lento pero seguro. Es la mayor gripe que he tenido, eso seguro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Por aquí todavía conversamos...y sonreímos con los gasolineros...
    :)

    ResponderEliminar
  19. confieso que cuando me ha tocado hacerlo me he puesto nerviosa. Prefiero que lo haga alguien con experiencia.
    No conozco que en Costa Rica todavía haya llegado esa moda del autoservicio.

    ResponderEliminar
  20. Pues así es, tan cautos para algunas cosas y tan temerarios para otras Sin equilibrios.

    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  21. Es una vergüenza tener que servirnos nosotros cuando las petroleras acumulan ingentes cantidades de beneficios a costa del sudor de cada trabajador.

    ¡Boicot!

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Tienes razón, ¿Si cuesta lo mismo por que te la tienes que poner tu?

    Yo educadamente me despido de la voz de hojalata con un "Gracias a ti". Es curioso porque hasta sonrio....

    ResponderEliminar