2 de abril de 2007

EL MIEDO AL NO

Durante semanas Don Facundo advirtió que el corazón se le resecaba y encogía hasta ser una ciruela pasa. Dejó de mirar espejos y su faz se tornó desgreñada y mugrienta. Descuidó el alimento y las costillas se le marcaron como macilentas ramas de árboles invernales. Lloró mucho de noche, tanto, que su almohada enverdeció con algo parecido al musgo.

Después se otorgó dos días de serenidad en los que descanso bastante, se nutrió bien y se aseo concienzudamente. Con el pelo recién cortado se vistió su mejor traje y prendió un jazmín del ojal. El espejo le devolvía una imagen elegante. "Sí, ya estoy preparado para pedir la mano de Rosa".

Bajó la empedrada calle con paso firme, sin temor.

¿Cómo tenerlo si había purgado ya la hipotética negativa antes de recibirla?

41 comentarios:

  1. Ciertamente, muy romántico... aunque algo pesimista también. Quizás sea una forma de expiar los malos augurios, pero ¡qué sufrimiento, mi hermano!
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Genial y hermoso! Porque el amor es un salto al vacio es mejor asumir el vacio antes de saltar y aun asi hacerlo. Un beso y gracias por tus buenos deseos.

    ResponderEliminar
  3. Ahhhh, mira que me he perdido harto de lo que has escrito! Ya me pongo al día.

    Precioso este post, auqneu la palabra para describirlo apenas lo terminé de leer es.. delicioso. Primera vez que uso esa palabra para describir algo, pero es que está llena de detallitos que le dan su saborcillo al texto...
    El corazón reseco como una ciruela.. qué metáfora más común y cierta para todos... Y bueno, el final, sólido.
    Creo que esta vez seré yo quien guarde tu escrito, tiene hasta un dejo juguetón!

    Muchos saludos Goathemala!

    ResponderEliminar
  4. El mayor miedo que existe es a los desconocido...

    Un abrazo amigo. Cómo te trata la Semana Santa?

    ResponderEliminar
  5. Pues yo soy de los que tiene muchas veces miedo al NO, soy un humano débil.

    Es un relato corto muy bonito, al menos el hombre había superado ese temor.

    Con el tiempo, espero aprender de él y ser más decidido, muchas veces uno puede ganar muchas cosas y poco que perder.

    ResponderEliminar
  6. A eso le llamo yo, revolacarse uno en su propia miseria, para salir revitalizado...
    Espero que Rosa dijera sí.

    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  7. Este tipo de miedos es el más común y quizás el que más daño hace. Aunque si somos capaces de vencer el miedo que nos embarga, la valentia sale adelante dispuesta con su arrojo a conseguir lo que el miedo quería impedir que obtuvieras.
    Un fuerte abrazo
    Nerim

    ResponderEliminar
  8. Ese miedo creo que es el más común humano,como miedo al rechazo provenga de donde provenga...el modo de superarlo efectivamente es ese punto de partida que propone..."el no ya lo tenemos,la cosa solo puede mejorar"
    Se cierran los ojos,se aparta ese miedo con la mano y se da el paso
    muy bueno,compañero
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Pasaba a dejar un abrazo repleto de mi mejor energia.

    Desde Buenos Aires.

    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  10. Eres un excelente narrador. Dices tanto en tan pocas líneas... Tu capacidad de síntesis es envidiable. Eso desde el punto de vista "técnico". Desde el punto de vista artístico, debo decirte que tienes un gran talento para despertar emociones. El miedo es uno de los sentimientos más comunes en el ser humano. Y nada tan perjudicial como el miedo, para vivir y ser feliz.

    Me ha encantado la receta de Facundo para purgar el miedo. Con tu cuento he aprendido una lección ¡Gracias! Me has alegrado la tarde.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. GENIAL...
    Don Facundo pagaba x adelantado...
    :
    :
    te dejo saludos.
    :
    :
    buena semana
    :
    :
    Eon Blue Apocalypse

    ResponderEliminar
  13. fuerte lo tuyo.... conozco ese miedo de cerca.
    Giuseppe

    ResponderEliminar
  14. Hola...sueño con maíz, esto es tremendo.
    Jogreg: lo viste pesimista. Eso es que oculté que Rosa le dijo SÍ.

    AZUL: gracias, espero que mejores, estoy deseando encontrar un tiempecillo para viajar con tus letras a tu hermosísimo país.

    SOFIA: ¿no lo ves muy enrevesado? A mí me gustaría escribir más sencillo pero me cuesta cuando intento escribir en serio. En realidad la historia me llevó quince minutos escribirla y tres días pensarla. Lo de la ciruela seca se me ocurrió pensando mucho, quiero decir que pensé qué forma tendría un corazón reseco sin amor dentro.

    CHC: Cierto y nada más desconocido que la muerte o el abismo entre un sí y un no.

    ULYSES: yo también soy así, excesivamente racional mido cienmil veces todo y me pongo en lo peor casi siempre. Por ejemplo un guardia para el carro e inmediatamente pienso que me va a meter una multa demoledora y eso sin haber hecho nada.

    TRINI: tuve un escrito sobre el dolor (revolcamiento en la miseria) que acabé perdiendo y me gustaba mucho a pesar de que era muy duro.

    NERIM: exacto, hay un momento en que el miedo de tanto paladearlo se acaba perdiendo. Estoy casi seguro. Por eso me van las pelis donde los cobardes en un momento adquieren grandiosidad.

    MAX: lo entendiste perfecto, se nota que vives en mi paralelo y además me conoces.

    MENTES: te visité pero apenas tuve tiempo de mirar nada. Luego vuelvo.

    PAU: que una exquisita pluma como la tuya me diga eso me llega a ruborizar. Lo digo en serio.
    El relato largo que escribiste el otro día me dejó atónito por sus excelencias.

    APERFECT: Don Facundo pagaba el precio de lo malo para que nada más le quedase que disfrutar lo bueno. Exacto.

    TANINO: ¿identificado? Era de otra época Don Facundo, pero los sentimientos humanos cambian más despacio que las modas.

    Gracias por pasar y saludos.

    ResponderEliminar
  15. Muy romantico, explica como la gente se tienen que despejar la mente y prepararse para tener una victoria seguro y consederle la mano con seguridad. ¡Ah! Perdona por la tardanza.
    SAludos

    ResponderEliminar
  16. Miedo...
    irremediablemente fuerte...







    Pronto vuelvo...

    ResponderEliminar
  17. Eso es purgarse en salud, en principio parece pesimista, pero es algo mas de precaucion, prepararse ante todo.

    Me ha gustado mucho tu relato bien desarrollado, y con mucho lenguaje y figuras que atrapan en la historia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Gracias a ti por contestar uno a uno, cuánta atención personalizada. Yo no te cuento las tonterías que pienso por mi timidez-indecisión porque os reiríais todos un rato largo.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  19. Así es, amigo, purgar con esas malas hipotecas, con los noes que pueden herir nuestra alma, para que cuando debamos enfretarnos a una situación importante nuestro paso sea firme -como tu dices- exento de temor.

    Salud

    ResponderEliminar
  20. Nooo, para nada enrevesado! Y bueno, a veces hay que dejar que fluya la escritura, si no es más sencillo, qué más da, tu estilo es otro y eso basta. Aparte se entiende perfecto, así que don't worry.

    Me encantó el fondo que has puesto ahora. Los colores son preciosos.

    Hartos saludos para esos lados!

    P.D: leí la entrevista, está entretenida. Qué suerte la tuya poder traajar entre esos paisajes, incluso ir a almorzar a la casa (en bicicleta!!). Sorry, tenía que comentarlo porque me parece demasiado bueno y hasta envidiable.

    ResponderEliminar
  21. Hola Scuaret, espero tener un povo de tiempo para darme un garbeo por tu blog.

    Mar, igual, esta mañana leí un par de poesías tuyas pero no pude comentarlas, espero visitarte pronto.

    Cromatica, es ponerse en lo peor. Hacerse la cura antes de la herida. Anormal, pero nuestra mente muchas veces se pone en lo peor ante una situación que en principio creemos que no nos gustará pero que aún no hemos vivido.

    Ulyses, por lo que leo, somos bastante parecidos.

    Charles, en realidad no creo que exista nadie que viva un desamor voluntario pero me puse la tarea de imaginarlo.

    Sofía, gracias. Para fondos hermosos los que pones de arte en tu blog. Un día de estos, que no haga demasiado frío por la mañana, cargo la cámara y fotografío la ida a mi trabajo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Curarse de espanto... se llama a esa técnica no?
    Relato hermosoooo...un oásis
    Besos
    Gabriela

    ResponderEliminar
  23. Me pregunto si existe ese alguiennque no le tenga miedo al miedo?. Cuando se trata de decir No sie que la cosa es ma grave. Pero mas aun cuando lo anticipamos.
    Interesante
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  24. Brillante,a migo Pedro...saludos

    ResponderEliminar
  25. Me encantó, de momento me da la impresiòn que se trata de un árbol y una flor.

    Abrazos agradecidos.

    ResponderEliminar
  26. norberto portugheiz21:01

    Gracias goathemala !

    Es un bello relato.

    Un abrazo cordial.

    ResponderEliminar
  27. si a veces tememos más al no que a la esperanza. que fácil se nos hace preocuparnos en lugar sólo de ocuparnos... te dejo unas cuantas florecillas de primavera para tu colección. besos

    ResponderEliminar
  28. yo siempre tendré que conformarme con estar cerca de personas que dominan el arte de escribir como tu Goathemala, como Marlu, Pau, y Max, bueno son los que conozco más de cerca y me deleitan con sus escritos.

    Gracias Goathemala, te felicito y me felicito de haberte encontrado.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Demasiado bello. Llorarlo antes...qué belleza....

    ResponderEliminar
  30. Halo!
    Buen trabajo. Gracias por compartirlo con nosotros.

    ResponderEliminar
  31. Temores hay muchos pero como el miedo al rechazo de la persona amada, yo creo que ninguno.
    Quizá lo mejor sea eso. Llorarlo antes para no padecerlo después.
    Hermoso relato, amigo.

    ResponderEliminar
  32. Recibe un cariñoso saludo planetario deseando que se cristalice en tu espíritu lo mas bello de tus pensamientos.

    Recibe un beso en tu alma.

    ResponderEliminar
  33. Excelente relato...y Bienvenido don facundo al circulo de los petitentes casados...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. bonito relato! siempre que vengo a visitarte crecen arboles y flores en mi.
    gracias por compartir! saludos amigo!

    ResponderEliminar
  35. A mi me da ternura. :D

    ResponderEliminar
  36. No sé si es una manera inteligente la de enfrentarse al mundo la de Don Facundo, lo que desde luego puedo asegurar es que el relato es encantador.

    ResponderEliminar
  37. Interesante forma literaria de hablar sobre el temor al rechazo. ¡Cuántas personas dejan pasar algo tan importante como el amor, por temor a ser rechazados por el ser amado!

    ResponderEliminar
  38. Estupendo relato.Aleccionable también...para mi al menos....cuantas negativas he purgado en vida antes de llevarmalas?? demasiadas.
    Yo lo he perdido.

    ResponderEliminar
  39. Yo tambien lo purgo antes de tenerlo...no lo puedo evitar...despúes cuando lo tengo...lo valoro más!! por que ya no lo tenia!!

    ResponderEliminar