4 de mayo de 2009

Pesadilla

La mañana está herida en su luz. Amanece mortecino, con claridad de velatorio. Llueve sin ganas en un ambiente sórdido. ¿En qué urbe estoy, la zona 1 de Guatemala, Laore, São Paulo? Una gota se embaraza en una rama seca. Forma pura en la desolación.

Cerca, un niño me mira con ojos de cadáver que no se reconoce. De cuando en cuando aspira vapores de pegamento y hace como que ríe. Vendrá. Tengo la respuesta preparada. "No tengo dinero, no me queda nada. Me pasa como a todos, ni siquiera me quedan migajas de dignidad para darte."

Se acerca.

Despierto.

Reconozco los espacios. Cicatriza la herida de la noche.

Salgo de la pesadilla.

Él se queda dentro.

Impotencia, frustración.

Incluso en sueños ha sido abandonado.

--

Foto propia. Lo soñé ayer tras ver la dura, verídica y espléndida película Last Stop 174 de Bruno Barreto.

25 comentarios:

  1. Demasiada mentira, demasiada miseria...si...pesadilla hecha realidad. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo terrible es la verdad absoluta de tu texto: sólo algunos salimos de la pesadilla.

    Pesadilla en vigilia como modus vivendi.

    Qué dolor.

    Un beso, Goath.

    ResponderEliminar
  3. El sueño a él o él al sueño...

    Sí que es una pesadilla y así la trasmites y así se siente.

    Abrazos a pares

    ResponderEliminar
  4. Una pesadilla termina con el despertar. Pero para muchos, su pesadilla es permanente. Sin posibilidades de despertar jamás.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Buenas, Goathe.
    La pesadilla es, seguro, más ligera que la oscuridad real que envuelve ese mundo que retratas. La miseria que atenaza a lo millones de niños del inframundo, el 4ª MUNDO.
    Gracias por hacernos que no lo olvidemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Mijagas de dignidad , sipsip e eso falta....

    ResponderEliminar
  7. El texto es muy bueno, pero pemíteme que hoy te alabe lo extraordinario de la foto. Magnífica.

    ResponderEliminar
  8. Saludos Goathemala, y me quedé un buen rato reflexionando antes de escribir.

    Es una realidad, que muchos hasta en sueños nos toca vivir, nuestro subconsciente tiene todas esas imágenes de la vida real y que nos presentan en ficción a través de una película, pero que no por ello dejan de ser basada en la vida real.

    Un día alguién hablando con la madre Teresa de Calcuta le ofrecía un buen aporte económico y ayuda para las personas en La India. Y ella, sabiamente le dijo, no es necesario que se le ayude a la gente de La India, ¿Acaso en su país no existe gente que necesite esa ayuda?.

    Moraleja: En donde quiera que sea, debe de existir la propuesta de ayudar a esos niños inocentes a sacarlos de ese mundo.

    ResponderEliminar
  9. La foto es magnífica, esas telarañas mojadas, que van destilando gotas, que se van uniendo y forman un goterón...
    Es una foto de mucho detalle, de tener ojo de artista.
    No, las pesadillas son sueños malos e los que se despeierta, unque con el cuerpo empapado de sudor y la respiración jadeante de la angustia.
    Peros como llamaremos a esta especie de sueño terrible del que muchos no despertarán, todo lo contrario, los llevará a la muerte?
    Yo no lo sé.
    Conozco a los niños de las favelas, pero no hace falta ir a Säo Paulo o Rio... en todas las ciudades tenemos los nuestros...
    Verdad que es inmoral?
    Ha sido una sacudida, y, ya vez, a partir de una aparente foto inocente de una rama...
    Genial
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Goathe. Es la segunda vez hoy que leo este tema de los niños de la calle en dos compañeros distintos y he quedado muy sensibilizada por la impotencia de no poder desde mis manos arreglar nada.

    ¡Ojalá fuera una pesadilla! ¡Ojalá se quedarán dentro de ese mal sueño! pero la realidad es cruda y existen y malviven, en cualquier ciudad, en cualquier país.

    Muy buena reflexión la que nos dejas después de leerte y una preciosa fotografía.

    Besos y rosas, Goate.

    ResponderEliminar
  11. Salgo de la pesadilla.

    Él se queda dentro.

    Impotencia, frustración.

    Incluso en sueños ha sido abandonado.
    De verdad me ha impresionado este final... si, es una verdadera pesadilla esa sensación que refleja, y lo peor de todo... tan real...

    ResponderEliminar
  12. Una crudísima realidad que palpita...

    ResponderEliminar
  13. Goate, hoy me he detenido a leer tu advertencia, me ha gustado tanto que te la voy a copiar, no sé si es una frase tuya pero al pie colocaré tu firma, ya me dirás si es de tu autoría. Como siempre me quedo impresionada de tus fotos y de las cosas originales que escribes.


    Besos.

    ResponderEliminar
  14. La mañana q despierto y noto q hasta la luz está herida, no será una buena mañana. Hay pozos tan hondos de los q es muy difícil salir, sobre todo en la infancia. Todos los niños deberían dolernos e importarnos, porq todos los niños son nuestros.
    Besicos, Goathe.

    ResponderEliminar
  15. Querido amigos, gracias por sus comentarios, me resulta imposible contestarles indivivualmente como quisiera.

    Les dejo una sugerencia cinéfila. Se trata de películas recientes y buenas que ayudan a entender todo lo perverso que la sociedad puede hacer con los niños:

    - Oscura Inocencia (Mysterious Skin) de Araki.

    - Lilya forever (Lilja 4-ever) de L. Moodisson.

    - Ciudad de Dios de F. Meirelles.

    También la que he puesto en la entrada:

    - Última Parada 174 (Last Stop 174) de B. Barreto.

    Películas duras pero un gran, gran cine.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Curioso, yo todavía no he soñado fotos....todo se andará.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me encantó lo de la gota embarazada.

    Ciudad de Dios la tengo en casa pero todavía no la veo.

    Gracias por el resto, debo conseguirlas. Sobre todo por las brasileñas.


    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Hola Woath... primer impacto me falta color... en ese sueño... no sé por qué..

    .. y despues... que nítido.. siempre ... al menos eso creo yo los sueños tienen que ver con nuestro mundo emocional y por donde andan nuestras emociones.... eso para mi es lo mas interesante de ellos.

    Me gusto... extraño... raro...

    No conozco la peli... oséa que me quedo algo corta.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Sin duda, la otra cara de la anotación que viene después. El ying y el yang. Así es el ser humano ¿no?.

    Desconocía la película de la que hablas, pero prometo resolverlo en poco tiempo.

    Salud

    ResponderEliminar
  20. Sabes? me recordé del libro de El Libro de Abrazos. En esos relatos cortos que nos regaló Galeano que caen entre pesadilla y terrible realidad.
    Es para hacernos más solidarios definitivamente.

    ResponderEliminar
  21. Un texto bellísimo en el dolor.Remueve las tripas y la conciencia.Mi sentimiento es de impotencia.Los dejamos huérfanos de todo para siempre.Nunca podrán recuperarse del abandono y la calle.
    Tremendo es este mundo y poco hacen los que tienen el poder y la gloría.
    En nuestro pequeño entorno algo se hace, hasta donde podemos.
    Inuits

    ResponderEliminar
  22. Agradable descubrimiento eres tu. Saludos desde la Guatemala que compartimos.

    ResponderEliminar
  23. Tu sensibilidad, sin embargo, le da a la pesadilla la otra mirada, tan necesaria. Bello

    ResponderEliminar
  24. Bellas palabras, bella imagen que refuerza el texto y le da ese especil aire de gélida tristeza....magnífico...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  25. (Ania)00:46

    Qué foto tan...arrecha(disculpa si soy vulgar, no encontré una palabra más adecuada en fuerza para calificar)

    Sobre las películas que mencionas: he visto Ciudad de Dios hace tiempo, y confieso que me quitó el sueño un par de días.

    Qué duro que te pongan la realidad en frente de esa forma.

    Saludo.

    ResponderEliminar