18 de octubre de 2010

Las madejas de plata 2/2

(Viene de aquí)

3

- Sí, Señoría, Maricica y me llaman Cica, soy trabajadora de ese club y conozco al encausado.

- Me visitaba con frecuencia, estaba encaprichado, me pedía que me fuera con él y abandonara a mi esposo.

- Recuerdo muy bien aquel día, me recogió mi marido, Sorín, en torno a las cuatro de la madrugada. Nos encaminábamos a nuestro coche cuando lo encontramos. Estaba loco, quería llevarme en ese momento. Discutió con Sorín y, luego, subió al camión y nos atropelló a los dos. Sorín murió y ya ha visto, en el parte médico, las contusiones que me hizo el golpe en cara y hombros.

- La que sacó la navaja de la chaqueta fui yo por miedo y rabia. Sorin nunca amenazó al encausado.

4

Aseguradora Dulce Futuro, S.A.

Sra. Maricica Petrova, por medio de la presente notificamos ingreso en su cuenta de la cantidad de 180 000 € correspondiente al Seguro de Vida que nuestro cliente, Sorin Costov, tenía con nosotros en cumplimiento de la claúsula 16, según sentencia judicial firme, que describimos abajo.

claúsula 16.- Asesinato u homicidio del asegurado sin que mediara provocación previa por parte del mismo.

5

Me limpio de recuerdos cuando, asomando a los barrotes de esta cárcel castellana, veo el vuelo de los vencejos. Ahí están, recortándose en el cielo naranja del atardecer. Ahora imagina que cada uno, en su vuelo, suelta un filo hilo de plata que se cruza y mezcla con otros hasta formar una madeja brillante. Refulge.

Cuando no puedo retener más la imagen miro la pared y olvido toda mentira, toda culpa, todo remordimiento, toda atadura.

Ahora, alzo la vista. De nuevo los vencejos volando. No hay más verdad que esas madejas de plata.

----

Foto: de hojas de ginko, que tanto le gustan a Pamela , adaptadas a un relato negro.

11 comentarios:

  1. Me ha gustado muco.
    La entremezcla de narración, dialogos, el parte de la Compañia Aseguradora, van recortando la narración de esta historia, que no por eso queda mutilada ni mucho menos.

    Me ha encantado, debieras de prodigarte más.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Todo, en esta vida, se traduce a números, sin duda.

    ResponderEliminar
  3. Sentí, que el relato se concentra y es rígido en los hechos sustanciales, y que le da un espacio al lector cuando describe introspectivamente a los personajes y las situaciones.
    Lo disfrute.

    ---

    El saber el contexto en el que nacio este relato y su proceso de creación, me hace sentir privilegiado. quien imaginaría que el aleteo de unas aves evoquen y provoquen hechos y palabras...

    No quisiera ser impropio, pero si alguna vez un cuaderno tuyo quieres destruir o desaparecer, por favor piensa en este servidor para poder conservarlo.

    Gracias por tu cortesia y por paladiar a este profano que te instiga.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Que linda foto y que bien te ha quedado tu nuevo diseño, hacia mucho que no pasaba por este hermoso lugar….
    Que tengas una buena semana
    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  5. LUNA, bueno, he querido poner pinceladas abiertas a la interpretación pero el significado, si se lee, de una tacada queda claro (creo). Una mujer maltratada que cambia una versión de la muerte de su despiadado marido para cobrar un Seguro de Vida del mismo agravando la condena de un camionero que tuvo el infortunio de estar por medio.


    Gracias.

    Pedro Ojeda Escudero, iba a decirte que todo salvo los pactos políticos y la teología pero seguramente desde la teoría del caos se pueda explicar hasta eso. Un abrazo y gracias.


    rafico, son muchos los sucesos que evocan y las sútiles maneras en que lo más sencillo nos incide o deslumbra o afecta.

    Un ejemplo relacionado contigo. Recuerdo que cuando descubrí Paradigmas Actuales pasé el blog entero a MP3 y cuando hacía deporte lo iba escuchando. Pues bien en una entrada sobre el futuro en el que hablabas de Nostradamus mencionabas, si recuerdo bien, los cambios que sucederían previsiblemente en un futuro cercano. Uno de ellos era la reconquista árabe de España.
    Corría y me detuve de sorpresa al oírlo...
    Desde entonces casi siempre que paso por ese lugar exacto vuelvo a acordarme de esa entrada de tu blog.

    Un abrazo y nunca instigas.

    Común, hola gracias, el fondo del blog son fotografías mías, también te tengo que visitar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Una historia muy propia de estos tiempos, está muy bien presentada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Creo que se la jugó a base de bien.

    Pobre hombre, ahora sólo lo salva d ela locura, el ir y venir de los vencejos, los crepúsculos tras los barrotes y, acaso, una pizca de esperanza.

    Dos abrazos dobles:)

    ResponderEliminar
  8. Tienes un don especial para los relatos. Espero que te prodigues más. ¿Va todo bien? Te mando un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar
  9. Es original tu forma de hacer la narración. Me gusta, sigue escribiendo así.

    ResponderEliminar
  10. Qué pena, nunca me han gustado las injusticias, pero veo que no puedes esperar mucho del género humano.

    Estupendo relato, muy crudo, pero hasta diría que real.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante tu relato, duro pero muy bueno. Un abrazo, buenas las fotos y la cicuta muy apropiada para el cuento.

    ResponderEliminar