15 de octubre de 2010

Blog Action Day 2010: Water

P5104014-2- Desde hace unas semanas tengo diagnosticada una diabetes tipo I también llamada juvenil ( ríanse que tiene su gracia) o insulinodependiente.

Esta enfermedad exprime, deshidrata, ya en el siglo I Areteo de Capadocia, alertado por "los jóvenes que se licuaban", decía que "los enfermos no dejan nunca de miccionar hasta el extremo de que la carne y las grasas del cuerpo se eliminan por la orina quedando en extremo delgados". Controlar a la maldita requiere de deporte, insulina y sobre todo alimentación. Los diabéticos debemos racionalizar las ingestas de hidratos de carbono y glucosa y es precisamente aquí donde quiero, aprovechando mi caso, tratar el tema de agua en relación con el Blog Action Day de 2010.

Cuando me descubrieron la enfermedad, en una severa hiperglucemia, estaba tan deshidratado que bebí cinco litros de agua con bastante tranquilidad en apenas dos horas. Fue ahí cuando descubrí que otra de sus virtudes reside en estabilizar los niveles de glucosa.

No seré yo el que descubra las demás ventajas de este fundamental alimento simplemente añadir dos reflexiones de mundos encontrados, uno que la tiene y no la bebe y otro que no la tiene y quiere beberla.

  • En los países desarrollados somos unos grandes consumidores de agua y, sin embargo, no la consumimos. Parece un sin sentido de no ser porque la gastamos en lo accesorio y no en lo primario: beberla. Hay una gran cantidad de gente con males de todo tipo que desconoce que lo que tiene ante todo es una deshidratación. Me gustaría tener una estadística lo más real posible para conocer cuanta gente toma al menos dos litros diarios. Yo, lo reconozco, he comenzado a hacerlo ahora.
  • Mientras tanto buena parte de la población mundial no tiene acceso a ella cuando éste debiera ser un derecho humano con carta de naturaleza lo que quiere decir que cada persona pueda disponer de una cantidad de agua potable a un precio muy asequible y en su domicilio o muy cerca de éste. Dice el presidente del Consejo Mundial del Agua, Loïc Fauchon, que "la ausencia de agua mata diez veces más que las guerras". ¿Es que se puede dudar?

--

Foto.- Planta de cicuta tras una tormenta . Es muy tóxica, con un brebaje de ella murió Sócrates.

12 comentarios:

  1. Si bien, en mi caso, la deshidratación vino causada por la solapada diabetes parece que es muy frecuente que la gente se contente con beber a lo sumo un par de vasos diarios. Yo bebía más, tal vez 1 litro diario, poco.

    Y no, las cervecitas de media tarde, tan ricas ellas, no cuentan como agua consumida. :-)

    Parece que la deshidratación provoca irritabilidad. Así que no me queda duda de que por aquí tenemos mucha gente seca...

    ResponderEliminar
  2. Espero que lleves lo mejor posible tu diabetes, el caso es acostumbrarse:(

    Sobre el agua tienes toda la razón, bebemos poca y eso que la tenemos en bundancia y en nuestra propia cas.

    Como todo en la vida, será que no valoramos lo que tenemos cerca, en su justa medida.

    No llego a los dos litros, aunque tampoco lo he medido.

    Dos abrazos y mucha salud

    ResponderEliminar
  3. 1. En mi ignorancia yo creia que uno nacia con diabetes... Cuidate mucho.

    2. Yo no me imagino como será vivir en una crisis por falta de agua..., por estos lados el desperdicio da pena.

    3. Cuando da sed, tomo o un aguardiente, o una agua con gas con un limón exprimido, o en su defecto una cerveza "seca".

    4. Tu cocinas?, me gustaría ver un plato tuyo, para poder comprobar que estas comiendo bien... de seguro es así..., yo tengo algo de colesterol y he aprendido a ser más cuidadoso con lo que como.

    Saludos.

    PD Que importa estar flaco, si se está relleno de sabor. ;)

    ResponderEliminar
  4. TriniReina , sí es cuestión de hábito y cálculo de los hidratos de carbono de cada comida. Si lo piensas bien dos litros en 24 horas no es tanto. Muchas gracias amiga.

    rafico, pues no, un mismo virus que ataque al páncreas ya te hace diabético. Creo que este fue mi caso.

    Tengo curiosidad por esa agua con gas y limón. Aquí al lado, en Chinchón, hacen un anís de fama.

    Sí cocino, Rafico, cada vez más y con alimentos más naturales. Algunos de mis platos pueden fotografiarse sin problemas :-)

    Escuálido estoy con esto, 20 Kgs menos y no necesitaba perder casi nada. Espero subir con el tiempo.

    Gracias un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso que una planta que parece inofensiva a la vista y que la podrías coger para ponértela en la boca, como una gracia de un día campestre, te pudiera resultar casi mortal. Curiosas son estas cosas.
    Lamento sinceramente que ese páncreas haya dicho hasta aquí llego, con todo lo que representa, pero sé positivamente que tu forma de afrontar los retos son de la tenacidad y la resistencia de los mejores árboles.

    Inuits de otoño.

    ResponderEliminar
  6. Lamento mucho oír esta noticia de tu enfermedad. Sé que le harás frente con la tenacidad que te caracteriza y que te harás fuerte como un roble ante ella.

    Con respecto al agua, creo que no podríamos vivir sin ese líquido maravilloso. Soy de beber bastante agua, aunque nunca he llegado a beber dos litros.

    Un fuerte y calido abrazo mi querido Goathemala.

    ResponderEliminar
  7. El agua es una gran sanadora, por suerte lo aprendí hace tiempo, gracias a un abuelo "naturista" como se decía en esos tiempos, vegetariano diríamos ahora. Vaya, vaya, tu con tu diabetes y yo con mi resistencia a la insulina, a no bajar los brazos y comer ese pan del bueno, hecho en casa por uno mismo sin harina refinada no deja de ser un placer! besotes

    ResponderEliminar
  8. Te me cuidas mucho, bebes lo que haya que beber (de agua, el whiskey en pequeñas diócesis lo dejaremos) y sigues escribiendo esas pequeñas maravillas, negras o plateadas, que animan el cuerpo.
    ¡Ah! y sigues haciendo esas fotos deliciosas.
    (Receta ineludible para uqe no se seque el alma tuya y la de algún otro)

    ResponderEliminar
  9. Tienes razón en lo del agua. Siendo tan fácil abrir el grifo en nuestro país y disfrutarla, no lo hacemos adecuadamente. yo soy un claro ejemplo, soy una persona de beber pocos líquidos.

    Yo también he conocido por fin el mundo de la diabetes de primera mano, ya que mi pareja tiene diabetes de tipo II, recién diagnosticada.

    Desconocía que el agua servía para regularizar la glucosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. El peligro mayor de deshidratación está en las personas mayores que pierden la sensación de sed, por lo que el agua no les apetece lo más mínimo y hay que obligarles a beberla.

    Saludos y salud.

    ResponderEliminar
  11. Tanto tiempo y mira cómo te encuentro, flaco y super hidratado! Cuídate mucho, para mí es muy difícil beber tanta agua, pero tu reflexión y experiencia haran que me aplique a ello. Un abrazo y a cuidarse!

    ResponderEliminar
  12. Bonita la Cicuta, pues yo bebo tanta agua que me paso las noches orinando... He conseguido en las afueras de Barcelona una fuentecita de agua rica muy rica, cada vez que puedo voy a buscar algunas botellas, pero sí, somos unos privilegiados y en mayo cuando estuve en vzla, lo pasé mal porque cada vez hay menos acceso al agua potable y eso en un país donde siempre sobró el agua.

    Un beso, aprovecha y come flaquito, y cuídate con juguitos de fruta natural, de los de siempre pasados por licuadora, la mejor fuente de glucosa.

    ResponderEliminar