14 de noviembre de 2010

Una gota de mi sangre - la historia de mi diabetes.

1

Una gotita de mi sangre en el fiel de la balanza del tiempo.

Y un año, el 2010, que nace con severas gastroenteritis, con una imparable pérdida de peso.

Y un mes, junio, de mareos continuos, de hiriente fotosensibilidad, de apetito desmesurado, sed extrema y debilidad. De intensa debilidad, de flaqueza incluso para sostenerse.

Y un día, el 15, en que al salir de casa todo se hace borroso: las caras, la ciudad, el paisaje. Un velo caído sobre mis ojos.

Y una hora, las 12:35, donde un pinchazo en el dedo sacará una minúscula gota de sangre que cambiará mi vida.

En el fiel de la balanza del tiempo.

En la justa mitad del año.

El 15 de junio de 2010 a las 12:35 una gotita de sangre me dice que soy diabético.

Por extraño que parezca sentí alivio.

 

2

Ser positivo, domar este caballo salvaje.

Hoy es el Día Internacional de la Diabetes y buena parte de la información se centrará en las campañas de prevención de la misma. Se referirán siempre a la diabetes tipo II (90-95% de los casos) que se asociada a la edad avanzada, al sedentarismo y a la obesidad. La diabetes tipo I juvenil o insulinodependiente, que es la que tengo, no se puede ni prevenir ni provocar por mucha glucosa que se tome. Aquí lo que sucede es la conjunción de una probable predisposición genética con un fallo cierto del sistema inmunitario. Esto es, que dentro del ejército que nos defiende hay "tropas" que se confunden - las muy memas - y en lugar de atacar a los organismos patógenos, como virus o infecciones, lo hacen a un determinado órgano, al páncreas en este caso. Y el páncreas regula la glucosa y la glucosa es la principal fuente de energía, nuestro combustible.

Por eso no quiero abordar la prevención. Quisiera abordar el lado positivo y curioso de la enfermedad, en algunas cosas que voy aprendiendo de ella.

- La diabetes te obliga a ser metódico, a valorar más la salud, a escuchar más al cuerpo, a interpretar sus avisos. Desde que la tengo llevo, a casi todas partes, una mochila negra de IKEA, allí va mi páncreas portátil (insulina y glucosa), fruta y libros. Esa mochila me permite mantener la espontaneidad.

- La vida sana, tan recomendable para todos, es imperativa para los diabéticos. Ahora hago más deporte.

- No existe una dieta específica para diabéticos (puse Google boca abajo para encontrarla) pero la dieta más sana, la que se basa en carbohidratos complejos, verduras y frutas es una dieta perfecta para nosotros. Por ello los tipo I no creemos en alimentos aptos para diabéticos. No. Podemos y debemos comer de todo, sólo es cuestión de proporción.

- De repente, los supermercados se me hicieron pequeños, hay galerías enteras de aperitivos, bollería, helados y dulces que ahora no me interesan nada.

- Sí, sí ya sé que la diabetes puede en un futuro afectar a la vista, al corazón, a los pies. Eso está por ver; aparte ¿Es qué hay alguno por aquí que sepa que eso no le afectar a él el día de mañana con o sin diabetes?

- Nos enmascaran el azúcar, nos lo venden escondido en salsas, mahonesas, embutidos etc. Parece una dulce conspiración alimentaria ;-) Ahora leo con calma toda la letra pequeña y compro, por encima de todo, los productos naturales, los menos manipulados.

- Despojado mi gusto del azúcar refinado está recuperando el sabor originario de la fruta. No es tanto que la fruta hoy no tenga sabor como que nos hemos y nos han acostumbrado, en estos últimos 30 años, al sabor empalagoso de los azúcares industriales. Y cualquier alimento con fructosa nos parece simple.

En resumen, la diabetes – esta incómoda comensal – vivirá conmigo.

No seré yo el que viva para ella.

43 comentarios:

  1. Es curioso, amigo Pedro, pero me alegra que hayas encontrado esa respuesta y que la tomes de ese modo. Felicidades. Gonzalo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Que tema y así como lo explicas, como te la encontraron, por tu alivio no da para dramatizar, claro que vos seguro pensabas en lo peor…..
    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  3. PD: No se si algún día te dije que estas entre mis viajeros actualizados....

    ResponderEliminar
  4. Gonzalo , sí amigo. Ya puestos a que te toque una enfermedad autoinmune que sea esta que está muy estudiada. Además no puedo culpar a nadie de que a mi sistema inmunológico se le vaya de cuando en cuando la pinza.

    Hay que admitirla y ser positivo como en todo. La actitud es primordial.

    Un abrazo.

    Común, todo esto es nuevo para mí y buena parte de la energía de estos últimos meses se fue en entenderla mejor.

    Me está aportando conocimientos.

    Los diabéticos tenemos que saber bastante de alimentación.

    Y luego junto a los conocimientos tiene cosas curiosas. Por ejemplo, en las salas de espera de los endocrinos era llamativo ver personas mayores, la mayoría con obesidad, junto a algún joven famélico. Eran los tipo II y los tipo I, tan distintos que físicamente se puede saber la que tiene cada cual.

    En medio de ellos en cuanto a edad pero con la sobrevenida escualidez de los segundos.... yo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Los síntomas que se describen en la primera parte de mi entrada son las cuatros P diabéticas tipo I. A saber:

    - Poliuria.- micciones frecuentes y a consecuencia de ellas deshidratación.

    - Polidipsia - aumento anormal de la sed.

    - Polifagia - incremento del apetito.

    - Pérdida de peso.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Y me he pinchado para la foto.....Por mi blog me dejo la sangre! :-)

    Y pensar que antes me daba miedo que me pincharan.

    ResponderEliminar
  7. Tengo amigos que están en tus mismas condiciones,y dos de ellos, tambien fueron diagnosticados este año.
    Me alegra saber que le haces frente de forma tan digna tal y como lo expresas a través de tus magnificas letras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Sí, me han hablado de algún caso más en el que el feroz virus de la gastroenteritis de este invierno atacó al páncreas.

    Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo18:54

    Tubo que ser desagradable el diagnóstico pero la mejor forma de sobrellevarlo es tu postura. Mi diagnóstico me lo hicieron hace 10 años no es azucar, es neuronal, la muerte progresiva e irreversible de las neuronas de la zona nigra del cerebro.No se sabe la causa solo el efecto. No tengo el gracejo que tu tienes, pero aprovecho la vida lo mejor que puedo.

    Un saludo Guillermina

    ResponderEliminar
  10. Querido Goathe! Me encanta tu actitud, creo que es la mejor y la que te va a dar resultados siempre positivos. Te comento que mi suegro es diabético, tiene 84 y vive una vida de lo más feliz, también tuvo una hemiplejia, por lo cual se le difuculta el andar, pero nada lo detiene, al final las enfermedades son las que tienen que adaptarse a uno como bien dices!! un abrazo

    ResponderEliminar
  11. En medio de la gotita, brilla una estrella:!amplia la imagen y la verás!
    No sabes lo que me alegra esta entrada, no solo nombras la diabetes pero caminas con ella, no es tu enemiga, te ha hecho conocerte y cuidarte más. Me gusta como explicas cosas que muchos especialistas se pierden, con gracia y sencillez. ¿te has planteado compartir tus conocimientos? ¿has oído hablar del paciente-experto?

    Un fuerte abrazo lleno de cariño y amistad.

    ResponderEliminar
  12. Guillermina, gracias por pasarte. No creas, al principio me enojaba con ella, le llamaba "maldita". Ahora es una enemiga íntima que debo llevar siempre. Me ha costado mucho escribir esta entrada.

    Lamento tu enfermedad, espero que lo lleves lo mejor posible y no sea dolorosa. Afortunadamente neuronas es lo que más tenemos. Veras los cuerpos perfectos no existen. Al final cada cual tiene sus achaques más o menos fuertes.

    Un abrazo y gracias.

    Pamela , de pequeño tuve muchos problemas de salud al nacer, lo expliqué en una entrada titulada EL BEBÉ CON DOS BAUTIZOS. Puede que de ahí venga este sistema inmunológico tan disparatado. Bien por tu suegro quiero ser otro batallador. Gracias, un abrazo.

    Gárgola, no veas lo que me ha costado hacer esa foto tan mala. No tengo macro y dispararme a la mano con el zoom y el frío que hacía me ha llevado lo suyo.

    Todavía estoy en fase de aprendizaje. Algunos libros incluso los descarto porque son terriblemente pesimistas casi condenatorios. No se dan cuenta de que abruman al paciente recién llegado a esto. Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Pues al igual que tú, mi pareja descubrió hace pocos meses su diabetes 2.

    Desde ese día he empezado a conocer mejor todo el mundo que rodea a la diabetes, que es simplemente el mismo, pero prestando atención a lo que se come.

    Incluso me atrevería a decir que es una excusa para comer mejor, al tener que cuidar y comer con mayor moderación.

    Precisamente el otro día me pinché y me medí el azúcar con el aparatito y me dio 83 u 86. No sé porqué pensé que podría yo también estar desarrollándola.

    Un abrazo y ánimo en poder sobrellevar esto lo mejor posible.

    ResponderEliminar
  14. Creo que la sanación o mejora de cualquier enfermedad comienza en el momento que la aceptamos. Justo ahí, la enfermedad se estabiliza y en muchos casos, comienza a retroceder o a estancarse. Vivimos con ella, pero como bien dices, no para ella.

    Es curioso cómo se nos quedan grabadas ciertas fechas, con hora y todo...

    Me alegro de que lo lleves bien.

    Dos por dos abrazos

    ResponderEliminar
  15. Amigo Goathemala!

    He parado de hacer todo cuanto tengo a mi alrededor para escribirte, porque haz sacado lo mejor de ti para afrontar la realidad.

    Cuando joven estaba estudiando dentistería y todos los días por la tarde iba a practicar a la clínica de un amigo dentista que padecía de diabetes juvenil. De pronto aplicando anestesia a una paciente ella se puso mal ya que padecía de soplo cardíaco y mi amigo el dentista casi muere de la impresión, ya que la joven paciente se puso tan mal, que la diabetes se activo poderosamente que yo no sabía que hacer en un momento como ese, imagina dos en estado grave el doctor y la paciente, y yo de aprendiz.

    Así que cuidado con las emociones fuertes negativas. Me dejas una enseñanza de valor que se convierte en una virud tuya.

    Tu aceptación y el coraje para lidiar con la diabetes te sostendrá. Yo me imagino la meditación te cae muy bien y un mundo reflexivo en donde tu mente te de la fuerza y vitalidad que necesitas. La perdida de peso, siempre y cuando no sea de golpe o rápida, sin embargo, muchas mujeres envidiaran eso, ya que tratan y tratan sin mayores resultados, tu sabes "The Diet".

    En fin mi queridísimo amigo, tienes la fortuna de estar aquí y tener a toas las amigas y todos los amigos que te apreciamos.

    Arriba el ánimo y a disfrutar el presente y todo lo que alrededor nos habla de vida.

    Abrazo fraterno!

    ResponderEliminar
  16. En estos tiempos de tempestad, una diabetes es de lo menos fuerte q puede ocurrir... Así q muy bien, lo estás haciendo muy bien. Hay q aprender a convivir con lo q sea. Por eso somos fuertes, porq nos adaptamos.
    Un besico (sin azúcar)

    ResponderEliminar
  17. Hay que tomar conciencia. Excelente propuesta, desde la foto.

    ResponderEliminar
  18. Me alegro por vosotros parece ser que los más aptos para la aplicación de la célula madre son los diabéticos, yo esto ya lo sabía desde hace unos cuantos años, pero hace unos días el dr Lopez Berneo director del hospital Virgen del Rocio de Sevilla sali´hablando de forma muy positiva sobre la aplicación de la célula madre en la enfermedad de la diabetes. Mi felicitación si lo consiguen, que verás como si.

    Dos de sus mejores alumnos me dirigieron un libro no publicado por el abance de la enfermedad.Se lo quedó un médico profesor de la fcultad para sus alumnos de primero de medicina.

    Un saludo Guillermina

    ResponderEliminar
  19. Cuando se viene a este mundo deberían decirle a uno:
    "En algún momento la vida te dará un nuevo comienzo"
    ----

    Me has dado una lección de vida
    ---
    Un abrazo grandototote

    ResponderEliminar
  20. Pedro, he leído con mucha atención tu post, y todas las entradas.
    Poco puedo añadir.
    Lo que dice Rafico, es verdad,
    En una vida larga, como ocurre ahora, y con los adelantos cientificos y tecnoclógicos, todos tenemos un nuevo comienzo,

    Es muy importante hacerlo como tu. Desde el optimismo lo primero, y luego desde la información y puesta en práctica de todos los conocimientos, no como una desgracias, sino como una individualidad.

    Gracias por compartirlo, es un buen bagaje para todos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  21. Andrés, es habitual en los "diabéticos consortes" creer que desarrollan la enfermedad. Mis niveles de glucosa en sangre antes de todo esto eran muy similares a los tuyos. Y sí, se come más natural y mucho mejor. Sobre todo yo estoy comiendo muchas fruta. Un abrazo y gracias.

    TriniReina, exacto esa es la mejor manera. No ocultarla y asumirla. A partir de ahora hablaré lo menos posible de ella. Aprenderé, aprenderé y aprenderé para tenerla lo más controlada posible y siempre desde el lado optimista. Al menos eso intentaré. Tu opinión para mí vale mucho por tu caso especial. Dos abrazos.

    Roberto Lone, por lo visto sí que parece que el aspecto emocional influye. El yoga me viene de manera excepcional porque además de relajar tiene moderada actividad física. La relajación debiera ser la cuarta herramienta, las tres principales (las riendas, la montura y el estribo podríamos decir) son la alimentación, la actividad física y la insulina.

    No pude evitar reírme al imaginarte con dos desmayados en la sala del dentista. Tu amigo tuvo una hipoglucemia, debiera tomar azúcar de manera inmediata.
    Cada vez que salgo a correr me llevo unos azucarillos o una pieza de fruta para "emergencias".

    Un abrazo y gracias por tus palabras.

    Luego continuo.

    ResponderEliminar
  22. Siento que tengas esta enfermedad que es bastante traidora porque muchas veces ni se sabe que se tiene hasta que te da un buen susto, en mi casa también hay na diabética por eso lo se.
    De todas formas llevándola controlada se puede hacer una vida totalmente normal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Sara Royo, claro, pues eso digo que dentro de todo es una enfermedad muy estudiada donde es crucial la adaptación que a ella haga el paciente. Al inicio afecto muchísimo a mi calidad de vida. Desde hace semanas cada vez menos. Gracias, un abrazo.

    Pedro Ojeda Escudero, bueno, la foto tiene poco misterio salgo el de disparar de una mano a la otra sin macro y, mas bien con frió. Gracias, un abrazo.

    rafico, parece que a los diabeticos una vez que le detectan la enfermedad les da un bajón muy fuerte. A mi me lo dio antes cuando estaba tan mal sin saber el motivo. Un abrazo muy fuerte.

    LUNA, pues si: un nuevo comienzo y la brillante oportunidad de llevar una vida mas sana. Muchas gracias, un abrazo.

    Leodegundia , imagínate el día que arranco el auto y de manera súbita descubro que no distingo los números de la matricula del auto de enfrente, a apenas tres metros de mis ojos. La incertidumbre por saber si recuperaré toda esa visión perdida porque yo siempre había tenido una vista muy buena.

    Y se recupero, vaya que si.

    Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. GUILLERMINA, ay, había olvidado responderte. A mi ya no creo que me toque ese avance pero voy a buscar información de lo que me dices. Suena interesante. Un abrazo, gracias.

    ResponderEliminar
  25. Me agradó leer tus letras optimistas y llenas de esperanza y sobre todo, el contagio que me provocas para que me cuide. No sé porque perdemos tanto tiempo en nimiedades y no valoramos la poca o mucha salud que tenemos.
    Te agradezco que hayas abierto así tu corazón. Sin drama, al contrario, dándonos alertas.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  26. Me gusta la actitud positiva con que has enfocado esta dolencia. Creo que eso te ayudará a tener calidad de vida tanto como el cuidarte con los hábitos de vida sanos. Comprendo que sintieras alivio al saber el diagnóstico, pues con lo que estabas pasando lo peor era no saber y pensar en enfermedades peores. Espero que muchas personas diabéticas afronten la enfermedad con tu serenidad y tu ánimo. Un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar
  27. En pocas palabras estás aprendiendo a vivir desde una nueva visión y eso es importante, tu actitud positiva me encanta y realmente las frutas no requieren de azúcar.


    Besos

    ResponderEliminar
  28. No hay nada como saber lo que se tiene. Pero da un poco de rabia saber que por causa de esas confundidas tropas que defienden nuestro organismo, podemos llegar a morir por "fuego amigo".

    Por lo que veo ya te has dado cuenta de la ingente cantidad de azucar que contienen nuestros alimentos usuales, esos que nos inducen a comer, como la bollería industrial. En España es una tradición los churros y porras para el desayuno, los croisants y todo el resto de bollería. Hace tiempo escribí con relación al hecho de que se intente poner freno a la ingesta de sal, prohibiendo usarla a los restaurantes, para proteger a unos cuantos miles de hipertensos, pero nadie le ponga el cascabel al gato del azucar, causante de millones de diabéticos y carga a seguridad social.
    Por el lado de mi familia paterna todos son diabéticos, insulinodependientes. Yo hace años que reduje el azucar (y la sal) a niveles microscópicos. Aún así, supongo que llegará el día en que el médico, tras analizar una gotita de sangre, me informe de que soy uno más del club.

    ResponderEliminar
  29. Cuanto me alegro que estes tan bien!!

    Nuestra actitud ante las situaciones de la vida es la que determina la manera en la que vamos a vivirla. Me alegro del paso de la aceptación.

    Un espachurramiento muy fuerte

    ResponderEliminar
  30. Saludos, Goathe...
    Me ha encantado leerte, pues he comprobado que dominas la enfermedad y no ella a ti. Un amigo lo descubrió con apenas 20 años, hoy tiene 50 y está en plena forma...creo que se ha recorrido los caminos de la comarca un millón de veces...porque también adoptó tu misma actitud. Te felicito por tu valentía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Enhorabuena por tu ACTITUD POSITIVA. Tengo mucho que aprender de ti. GRACIAS

    ResponderEliminar
  32. Has hecho lo mejor: tomar conciencia de la enfermedad y plantarle cara. Con ello dominas la noxa, y te situas en posición de vencerla. Aún si acabaras derrotado por ella siempre tendrás el orgullo de no haber sucumbido al miedo. Intuyo que la controlarás bien, y esa nueva ocupación no será tediosa para ti sino un nuevo oficio en el que tu persona trata y domina una imperfección de nuestra especie. Algo inteligente y genuinamente humano al mas alto nivel
    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Clarice Baricco, hay que cuidarse mucho, que no hab´rá más oportunidades. Un abrazo.

    Isabel Romana, dentro de todas las fases he llegado, finalmente, a la de aceptación. Hay que domeñarla amiga. Un abrazo.

    Lila , sí, sin duda un nuevo comienzo. Tienes toda la razón, así quiero verlo.

    guardafaro, lo de la bollería industrial es de juzgado. Es realmente asombroso que se de manga tan ancha a alimentos que sabemos que no son beneficiosos a la larga. Un abrazo.

    Alejandra, hola que sorpresa. Como bien dices la actitud es el más poderoso filtro que tenemos. Un abrazo y recuerdos a José.

    Mateo, sí anda tanto no me extraña que lo lleve bien. Es básico la actividad física. Está muy comprobado. Un abrazo.

    Nuria , ¿Y eso, tienes alguna enfermedad que te da la lata? Un abrazo.

    Montarto, tengo en alta consideración tu opinión por tu estudios y profesión. Muchas gracias.

    GRACIAS DE NUEVO.

    ResponderEliminar
  34. Me ha encantado la entrada Goathe... pero me ha encantado más todavía tu positivismo y tus ganas de luchar :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  35. Sublime. Como siempre.

    ResponderEliminar
  36. Gracias Qalamana y Nemo. Intentaré a partir de ahora hablar poco de la diabetes. Sería la mejor señal.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  37. Identificar el problema es resolver el 90% del mismo...ese es mi lema...y lo que son las cosas, la diabetes (como profesional claro está) me apasiona, desde mis comienzos, y lo primero que enseño es...
    La calle está llena de ENFERMOS que no tienen ningún PROBLEMA DE SALUD, y lo más importante, tener un PROBLEMA DE SALUD, en absoluto significa ser un/a ENFERMA.

    Besazos, y habla de la Diabetes todo cuanto quieras, eso si, con la naturalidad que debes, jamás como un trauma ni una condena :)

    ResponderEliminar
  38. Hola Goathemala,

    Hoy he visto una visita tuya a mi blog y no me sonaba de nada ¿cómo es posible? He pensado y he venido corriendo a visitarte.

    Primero gracias por seguir mis entradas y por tener un espacio para mi en tu blog.

    Segundo, tienes unas entradas que estimulan concisas y claras que nos ayudan a todos a reflexionar.

    Respecto a esta entrada en concreto te doy la razón en todo. No existe una dieta específica para diabéticos y ¡doy gracias a ello! Podemos comer de todo, siempre dentro de unos limites y disminuyendo o eliminando los azúcares simples, simplemente debemos ser más conscientes de lo que comemos y como nos afecta. Y tal como has dicho ¡todo lleva azúcar! Yo también soy una pequeña adicta a mirar las etiquetas: ingredientes y distribución nutricional. Claro, que eso hace que ir al super sea una experiencia larga jajajajaj.

    Un saludo y desde ahora, te sigo. Gracias por dejarme conocerte.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  39. Amigo, qué diera porque tu ánimo lo compartieran mis seres queridos que viven con esta enfermedad...

    ¡Un saludo y un abrazo afectuoso!

    ResponderEliminar
  40. Anónimo16:45

    Leer el mundo blog, bastante bueno

    ResponderEliminar
  41. En las enfermedades reumáticas, también autoinmunes, cada día hay un dolor nuevo. Puede ser que digas ¡ay! delante de alguien y que esa persona, pasado un tiempo, lo recuerde y te pregunte si se te quitó ese dolor. Contestarás: No, pero me he acostumbrado. Pues todos los padecimientos crónicos son igual. Aprendes a convivir con ellos.

    Gracias por prestarme un rinconcito de tu casa.

    ResponderEliminar
  42. Es curioso, una vez más, la casualidad. Durante 4 años he trabajado, desde Roche Diagnostics, ayudando a los diabeticos a utilizar sus medidores. Cuantas historias y cuantos buenos amigos... En setiembre deje mi trabajo para iniciar un cambio en mi vida.

    Cuidate mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  43. Y tanto que un buen alivio!!!

    Besos guathe

    ResponderEliminar