1 de noviembre de 2006

DE DIFUNTOS...

- Mamá, ¿no estaremos muertas?

- Mijita, ¿cómo dices eso, no te oyes hablar?. ¿Por qué lo dices?

- Porque los perros de las haciendas no nos ladran y usté recuerda lo que hicieron a los demás. ¿Cómo escapamos?

- Olvida todo y abrígate que la lluvia te hará mal. Mala muerte tengan ésos kaibiles. Ni lo pienses y camina.

Entre la espesura de coníferas centenarias, las dos figuras nebulosas, pisaban el barro sin dejar huella...

foto: http://www.flickr.com/photos/rotrauds-kleine-welt/207440370/

13 comentarios:

  1. Hay gente que vive sin estar vivas... ¿Por qué no habría de existir muertos que no mueren?
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. “Si avanzo, sígueme; si me detengo, aprémiame; si retrocedo mátame”

    De pronto aquellos perros olieron que quien avanza no solo está motivado por la muerte del otro.

    Me parece que los Kaibiles es un arquetipo de estas tierras..., en mi Colombia también hay soldados de élite, pero he de ser sincero, antes de cuestionarlos, a los primeros que cuestionaría sería a los facinerosos seudo-guerrilleros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No he querido hacer un paralelismo entre Guatemala y Colombia. Son realidades muy diferentes. Lo que tenéis en Colombia son terroristas que se visten de pseudo-guerrilleros, mientras que en Guatemala, el Comité para el Esclarecimiento Histórico arroja unas cifras muy evidentes -las escribo de memoria- :
    97% muertes debidas a fuerzas militares o paramilitares
    3% al movimiento subersivo

    Existen numerosos enlaces en la red, para recordar aquellas 200.000 muertes.

    ResponderEliminar
  4. Desgraciadamente,pensar en los países de sudamerica o hispanoamerica,suele ser sinónimo de guerrilla,paramilitares y muertes...muchas muertes de esas que sufren los recolectores de balas perdidas,aquellos que siempre y para su desgracia vital se encuentran en medio siempre...
    ¿vicios heredados?no se...
    un fuerte abrazo,amigo

    ResponderEliminar
  5. Los muerto muertos son... y en el día de ayer.., se les honra.. da igual lo que hicieran en vida..pues una vez muertos .. todo se iguala con una tabla rasa.. como puede ser la tierra.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo15:06

    Guatemala, Colombia, Argentina, Chile... El miedo que provoca un armado legitimado, con el criterio nublado, como un autómata solo recibiendo órdenes. Ese miedo es el mismo.

    ResponderEliminar
  7. Me dejaste sin palabras...la imagen...el dialogo...ese aire cansino impregnado de melancolia pero no asi de desesperanza...debe ser lo que sentiste al ver esa imagen...increible...gracias por compartirlo...besos

    ResponderEliminar
  8. Vago entre todo. El bosque me ignora. el viento no me toca.
    Estoy vivo dentro de la nada o estoy corriendo en el todo que me hace nada?

    Talvez soy neblina entre neblina...



    Pronto vuelvo...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo20:23

    bue, en relacion al primer comentario, el alma no muere...

    pero si se supone que si no tienen cuerpo sigan a donde tienen que seguir, y no se queden andando entre los que si tienen :P

    me gusto tu post.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo00:58

    "La vida es una sentencia a muerte"

    Yo prefiero creer que somos polvo de estrellas en ese bosque encantado.

    Todo lo mejor para Usted.

    ResponderEliminar
  11. ¿Y si efectivamente estamos muertos? ¿Dónde está la línea divisoria? ¿Hay un ayer y un mañana: has estado alguna vez en el pasado o en el futuro? Solo en el hoy, en el presente, siempre en el presente: eso es eternidad, no-tiempo. ¿Estoy vivo o estoy muerto? ¿Qué diferencia hay entre mi hoy de hoy y mi hoy de unos años más? La niebla, los árboles, la brisa, el olor a tierra mojada no tienen tiempo ¿Y si lo suprimo en mí?
    Gonzalo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo18:41

    y pensar que son tantos los que pasan por este mundo sin dejar huella alguna... y lo peor es que sin darse cuenta tampoco!!

    ResponderEliminar