14 de noviembre de 2006

EL DAÑO COLATERAL

El día que cumplió dieciocho años, su recto padre le comentó que había llegado el momento idóneo de celebrarlo juntos.

Anduvieron toda la noche por la ciudad con sus mejores galas, gastando los ahorros en lupanares pringosos y cantinas inmundas hasta que todo se emborronó a su alrededor.

Despertó despeñándose en un barranco sombrío, entre riscos calizos y romeros. Maltrecho y sangrante oyó el vozarrón de su padre desde arriba:

- Recuerda que ya conoces donde te lleva la mala vida.

La brusca enseñanza dio fruto, durante su vida se comportó con honradez y comedimiento. No tomaba alcohol, era fiel, organizado y limpio.

A cambio, cuando hacía el amor con su esposa se agarraba estremecido a la cama, temeroso de precipitarse por una pendiente repleta de lacerantes rocas.


En esta tierra de contrastes hemos pasado en poco tiempo de una educación familiar traumática como el relato - confío que tanto no- a una laxitud total en la que los padres delegan la educación a los profesores con los resultados que todos sabemos. Ni en la violencia de antes ni en la dejadez de ahora está la solución. La misma definición de libertad lleva cosida la de responsabilidad. Enseñar a ser libres es lo mismo que enseñarles a ser responsables y las primeras nociones deben darse en el núcleo familiar y, tal vez, recibirlas los padres. ¿Qué opinan, ustedes?

Foto: http://geo.ya.com/monegrilloconst/images/Paisaje2.jpg

29 comentarios:

  1. Los conceptos nos superan...
    Siento que conceptos como la libertad son paradójicos.
    Hasta qué punto uno es libre sin que esa libertad nos restrinja?

    +++++++++

    Me gustó tu anterior post
    Para escribir así alguien te debe tener como orate y que envidia.
    De pronto, las cosas se tornan magnánimas y entre dos el holismo es conmensurable…

    PD
    Tomémonos un tintico para un colombiano es tomarse un tasa de café.

    Un abrazo, Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Ser libre es un concepto difícil de captar de enseñar de trasmtir porque para mí es un estado mental

    ResponderEliminar
  3. En qué momento se nos hubiera ocurrido a nosotros ir a pegar a un profesor...nos llevábamos un pescozón del maestro y otro de nuestros padres después.Otro concepto junto al de libertad y responsabilidad debe ser el de autoridad,no en el sentido peyorativo que ahora se le da (sobre todo en la adolescencia)sino de auctoritas tal y como la entendían los romanos;el profesor y el padre merecen respeto porque de momento (en la infancia y adolescencia) saben más de muchas cosas que el sujeto en cuestión,igual que un médico tiene autoridad porque sabe de la ciencia del curar más que nosotros...aunque en muchos casos también se cuestiona...
    De ello habla muy bien Ortega en La Rebelión de las Masas...hay una especie de idiocia en no reconocer al que sabe más que nosotros de un tema y es por ello una autoridad en lo suyo.
    un fuerte abrazo,compañero

    ResponderEliminar
  4. Que tienes toda la razón. Los padres actuales no quieren ejercer su autoridad, quizá porque les agobia, porque no quieren parecer "malos" a ojos de sus hijos o por simple agotamiento... Esto es algo que pagaremos todos, sin duda. Besos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Educar es sacar de dentro de cada uno lo mejor de sí mismo. Siempre con un enorme y delicado respeto a la persona. Educar bien es hacer hombres de bien.
    Un fortísmo abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hace unos dias, tuve la oportunidad de convivir con unos amigos y sus pequeños hijos, los cuales se están criando en USA. Fueron días completamente desesperantes porque los niños eran muy maleducados. Lo que pude darme cuenta fue que los padres los dejaban que hicieran lo que quisieran y, uno de los niños, hasta escapó de caerse de unas escaleras. Estaba yo, mas pendiente de ellos que los mismos padres. En este caso, creo que se fueron al otro extremo. Una falta completa de disciplina, claro todo con moderación, pero también carecían de demostraciones de amor, porque los niños a pesar de ser maleducados, pedían casi a gritos abrazos y mucha atención. Ser padres es un trabajo muy difícil pues se debe aprender dar todo en la justa medida. Interesante tema!!

    ResponderEliminar
  7. Me gustó eso de que ni en la violencia de antes ni en la dejadez de ahora está la solución.
    Yo tengo cierta alergia a la opinión de que antes todo era mejor. Antes no ocurrían ciertas cosas porque el autoritarismo imperaba y quien no se subordinaba recibía tremendo castigo físico, por lo menos en el medio en el que yo crecí. El "respeto" era normalmente fruto de la represión y lo peor era que la violencia se perpetuaba de generación en generación en nuestras familias. Que talvez ahora hemos caído en el otro extremo? el de la dejadez y cierta indiferencia?
    yo solo sé que como madre de dos adolescentes no hay día en que no me pregunte si estoy haciendo bien las cosas.
    Nunca había pasado por tu blog goathemala, y te felicito, me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  8. 360% de acuerdo...

    Yo el día de mañana quiero ser el mejor amigo de mi hijo., inculcarle valores, pero al mismo tiempo darle alas para poder volar... Hoy en día vivimos en la generación de la Play Station, los padres llegan del trabajo y ponen a sus hijos frente al Tv. y esperan que en el Colegio los enseñen, en parte es comodidad.

    GRAN ERROR...

    PD. Memento me parece una película extraordinaria...

    Te dejo saludos.

    ResponderEliminar
  9. Tengo hijos, nietos y talvez biznietos... no reniego de nada de mi vida, pero ciertamente que el mundo que se hacen los más jóvenes es mucho más ancho, complejo y libre que el que yo viví cuando tenía esas edades. Los veo y admiro.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por los comentarios.
    RAFICO: aquí en España por contra, un tintico es el diminutivo de un vaso de vino tinto, lllamado también "chato".

    SOLEIL: sin duda la libertad bien entendida parte desde el interior de la mente. Ese logro es un estado superior de conciencia.

    MAX: además del concepto de autoridad, otro que se está perdiendo es el de respeto a los mayores, tengo ideas acerca del motivo pero las dejo para el café prometido.

    ISABEL ROMANA: lo curioso es que esto acontece cuando apenas hay niños en España y digamos que deberiamos disponer de más tiempo para educarlos.

    CAMINANTE: me agrada esa nota, "Educar bien es hacer hombres de bien."

    CHACHI: lo que dices es muy frecuente aquí, hasta ha triunfado un programa de televisión que enseña a los padres, con ejemplos reales, como educar a sus hijos.

    SR: Un placer verle por mi arbórea morada. Tiene razón, no quiero siquiera pensar en la posibilidad de retornar a esa figura del padre o del profesor que enseña con violencia.

    APERFECTCIRCLE: Cierto, es comodidad. Nuestra sociedad es muy hedonista.

    GONZALO: Por supuesto, tienen un horizonte más grande pero son tributarios de los mayores que con su esfuerzo se lo consiguieron. No me cabe duda de que usted es un gran educador.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Dejémonos de cuento, en mi opinión el problema es falta de valores y límites por parte de los padres, aún separados los valores y los limites deben continuar.

    Se es padre y madre por convicción, responsabilidad, amor, cuando de verdad todo esto lo tomemos a conciencia, dejarán de suceder estas situaciones donde carece todo tipo de valores

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Interesante punto de vista...pero no lo comparto...yo no necesite que me pasara algo de eso para saber que no quise ser asi...me converti en caballero pq asi lo quise...no pq vi lo malo del otro camino y menos lo vivi...creo q la mayoria que probara lo malo siempre volvera a el pq por algo es malo...pq debe tener un gustito q lo bueno no...por eso la mayoria lo hace y lo repite...besos

    ResponderEliminar
  13. Menudo tema, ¿no? Yo sí creo en la necesidad de que los hijos deben recibir una orientación más "supervisada". A veces uno espera que los niños se comporten como adultos, y en realidad no lo son. A veces queremos hablar con ellos y esperamos de ellos una respuesta adulta. En muchas ocasiones no la obtendremos. Entonces, tampoco podemos esperar que su manejo de la libertad sea la de un adulto responsable (incluso a veces los adultos tampoco son responsables). Entonces, un padre responsable debería tener claro que cierto grado de "imposición de autoridad" a veces es necesario.
    Nadie dijo que ser padre sea sencillo. También se requiere de responsabilidad, y últimamente eso es dificil de encontrar y tampoco lo venden en el supermercado de la esquina.
    Por mí, en ocasiones, los chicos no deben hacer lo que les venga en gana, sino lo que los adultos creemos conveniente (lo que no quiere decir que tengamos la razón).
    Saludos,

    ResponderEliminar
  14. CROMATICA: mi esposa opina como usted, que la dejación principal ocurre a nivel doméstico.

    A MOONCLAD REFLECTION: entiéndame no es que predique yo la vuelta al látigo para educar. Me gustaría pensar que esa etapa está ya superada.

    JOGREG: la reflexión que puse después del relato me salió espontánea tras leer este suceso en Italia. Es algo desconocido hasta ahora por aquí y no sé si tendrá correlación alguna con hechos similares en América Latina.

    Gracias por sus valiosos comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Pues creo que esa es la clave: la responsabilidad. Que todos nuestros actos, tienen consecuencias, es la primera lección a enseñar. Pero: ¿La estamos enseñando?

    ResponderEliminar
  16. A eso voy, creo que no.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Es un gran relato. Y estoy de acuerdo con la conclusión sobre la responsabilidad.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  18. Tengo una hija de cinco años, y mi marido en una conferencia escuchó a J.Antonio Marina, filósofo. Mi marido me regaló el libro de este autor "Aprendiendo a vivir".
    Es un libro interesante y útil. Eso sí, recupera virtudes como la disciplina, la perseverancia, la responsabilidad, y como no, recalca mucho el principio de autoridad.
    Para mi opinión, un buen libro y un buen autor.
    Saludos cordiales.
    Mi correo es:
    marialujan@ono.com

    ResponderEliminar
  19. HORMIGUITA: sin duda la responsabilidad es fundamental y también la autoridad en el sentido que dice más arriba Max ya que actualmente ese término se está devaluando.

    MARYLOHAAN: tengo varios libros de Marina. Son magníficos.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  20. En unos años hemos pasado de guatemala a guatepeor, perdona la similitud. De una estricta dictadura familiar a una libertad excesiva que yo llamaría libertinaje, de un excesivo control a un que hagan lo que quieran ya les enseñarán los educadores lo que deben y no deben de hacer. Ambos cónyuges trabajan, incluso se pluriemplean para tratar de llevar a sus hijos lo mejor, pero de verdad se está consiguiendo?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. ¿Realmente existe la libertad? ..

    Si bien, la educación es un factor muy importante para conocer la liberta, a mi parecer es imposible enseñar a ser libres, ya que hombre libre no lo es del todo pues toda actividad realizada es regulada por pautas de conducta que le dicen lo que debe y lo que no debe hacer.

    La libertad humana tiene que ir paralela con el sentido axiológico y el sentido de responsabilidad, de no ser así ésta se convierte en libertinaje.


    Siempre es bueno reflexinar estos temas .... no?




    P.

    ResponderEliminar
  22. Estoy de acuerdo contigo.
    Pero sin embargo he de confesar que a mis dos hijos los he criado por igual, con las mismas enseñanzas, con más libertad de la que recibí en mi juventud, y una es la reina de la responsabilidad y el otro un tarambana que me trae por la calle de la amargura.
    Dónde erré? ojalá pudise dar marcha atrás al reloj y pararlo en el punto exacto donde fallé...

    Un abrazo a ambos

    ResponderEliminar
  23. No importa quien te educó o crió, lo que importa es leer a Soren Kirkegaard.

    ResponderEliminar
  24. Educar es una tarea que se supera así misma; se educa incluso cuando no se está en ello, pues el ser humano (sobre todo en sus primeros años) es una esponja y no sólo absorbelas lecciones destinadas asu supuesta educación, sino el día a día, la cotidianidad, tanto de sus padres como de todo lo que le rodea. Cela decía que el niño es un aguilucho, pero que el hombre adulto muchas veces no era sino un águila enferma, un ave excesivamente domesticada, de corral y todo porque la estructura social-familiar se encargaba de cortarle a lo largo del crecimiento las alas y las garras. Lo verdaderamente importante, además dequ se tmen las medidas oportunas, pienso que consiste en preguntarse cómo se quiere vivir,en optarcada día de qué lado se está. Por supuesto, eso para un adulto; para un niño, nohay nada tan necesario como los padres (ya sabes, Teresa de Calcuta)y el modelo de estos a la hora de conducirse por la vida. Si esos padres se interrogan a sí mismos, si son conscientes de que no sólo se asimilan 'las lecciones ideadas para educar' sino el comportamiento más simple (incoscientemente, aunque no se quiera) y si esos padres presionan a los poderes de su país para que los medios de comunicación, las escuelas, etc. se inclinen más por la cultura y el bien común que por la crítica y el ganar a toda costa dinero, creo que todo irá mejor.
    Besos, ser de luz.

    ResponderEliminar
  25. Hola!!!

    Es un tema muy importante el que tratas en tu post y tambièn muy complejo.

    Mi opiniòn sobre el mismo es que los padres son los que tienen la responsabilidad de enseñarles a sus hijos sobre los valores... esto en sus primeros años de vida. Luego, solo el tiempo dirà ya que las diversas influencias que el ser humano recibe cuando ya entra de lleno a una vida social son fuertes.

    Ademàs, creo que la mejor enseñanza es el ejemplo, pues las obras hablan màs fuerte que mil palabras.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  26. UNJUBILADO: creo que, además de la falta de tiempo porque ambos cónyuges trabajan persiste la idea de que de la educación doméstica se encarga en los primeros años la mujer y esa idea debe ser ya abandonada para que el varón colabore activamente en esos primeros y fundamentales años.

    TRINI: tal vez se trate de un espíritu libre que necesite que sea la vida y no la madre la que lo ponga en su sitio. Lo que sucede es que ésta -la vida- suele hacerlo de una forma más severa.

    CABRO GAMARRA: me hizo mucha gracia la ocurrencia ¿imaginas como se dispararía la tasa de suicidios si los púberes leyeran a Soren antes de tiempo? Pero ya a ciertas edades su lectura sería interesante.

    ATTICUS: La educación por imitación es FUNDAMENTAL en los primeros años, cuando sólo socializan con los padres. Me encanta la imagen del niño como aguilucho imitador, sin duda puede aplicarse a un "enanito medioalbino" que conozco.

    FIAMMA: Efectivamente es muy complejo y me siento un poco frívolo por hacerlo con dos líneas. Mencionas las obras y de acuerdo con ello, porque como digo arriba la educación mediante el ejemplo es muy importante.

    Saludos a todos y agradecido.

    ResponderEliminar
  27. Amigo, llego tarde a comentar, pero no puedo dejar dehacerlo. El tema tratado me toca muy de cerca, ya que viví mi niñez y adolescencia preso bajo un régimen de represión absoluta y carencia total de intimidad. Mi hermana, que lo vivió igual crió a sus hijos en total ausencia de normas, y hoy ambos son unos vagos buenos para nada. No se que es peor. Conocí una familia equilibrada, donde se estableciían de mutuo acuerdo las responsabilidades y metas para cada hijo. Considero que son el ejemplo de lo que debería ser un núcleo familiar. Pero claro, no todos están dispuestos a hacer el esfuerzo intelectual anímico y físico que ello exige.

    ResponderEliminar
  28. SALDIVIA: Gracias por tu comentario, me consterna que lo hayas pasado así en tu niñez que debiera ser el momento más feliz de la existencia.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Concuerdo que la principal influencia esta en los padres y sin embargo cuando veo las cosas y valores que mi hija aprende en el Kinder!! y de las que la disuado con carinho y atencion hasta ahora exitosamente, entiendo que mucho se nos escapa de las manos. Confiar en los hijos imponiendoles limites para que ellos aprendan a hacer lo mismo consigo mismos es lo unico que puedo hacer. Muy bueno el tema, abrazos.

    ResponderEliminar