1 de diciembre de 2006

El CEREBRO DE KENNEDY

El protagonista de la última novela de Henning Mankell, El cerebro de Kennedy, que actualmente leo, piensa que el SIDA ha sido creado en lóbregos laboratorios para deshabitar inmensas zonas del continente africano y quedarse con sus riquezas. Mankell que vive en Mozambique, atribuye a su personaje ese pensamiento porque él no se atreve a tenerlo.

Mankell, en forma de novela policíaca, lanza también una tremenda acusación:

- Existen compañías farmacéuticas que experimentan sus medicinas con los africanos infectados de SIDA. Sin ser informados de riesgos, sin comentarles que nunca podrán obtener los remedios que tengan mejores resultados; en sus mentes colonialistas creen que, en su estado, ya da todo igual. Son cobayas humanas del siglo XXI.

Como Mankell, no llego al extremo de pensar lo que su persona, pero sí creo, a pies juntillas, que experimentan en africanos medicinas para sanar a personas de territorios pudientes.

El SIDA oculta dolor, desesperación y exclusión. Es un insondable abismo de perversión e iniquidad humana.

Al igual que mi amigo MAX, también me pongo el lazo rojo.

16 comentarios:

  1. Deseo repetir aquí lo dicho en el blog de Max sobre mi sensibilidad ante la gente de África y sus problemas. Ojalá todos tuviéramos la oportunidad de acercarnos a ellos. Gonzalo.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo estoy convencida, de que hay un tipo de pensamiento bastante extendido, que establece grandes diferencias entre beneficios y seres humanos, y desgraciadamente se decantan por el lado contrario a lo humano.
    El SIDA, deja muchas personas huerfanas. Una persona enferma de SIDA en África no es lo mismo que aquí, en occidente.
    Para seguir caminando en la buena dirección, hay que rodearse de persona buenas, nos sirven de referente cuando parece que todo está perdido.
    Gracias por compartir esta sensibilidad hacia los que sufren.
    Saludos cordiales.

    PD.- Ando por la "blogocosa" sin portada. Espero que los de Blogger lo arreglen.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gonzalo, esa sensibilidad también la comparto y eso que tan solo estuve diez días en África, un continente tan cautivador como dañado.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Yo, sin embargo, creo que son dos leyendas urbanas.
    Experimentar exige el seguimiento de las poblaciones, el establecimiento de grupos de control, y otra serie de medidas técnicas que no son posibles allí. Por otro lado, en occidente cualquier persona que desgraciadamente sufra una enfermedad firmaría con los ojos cerrados formar parte de un grupo experimental, por lo que no existe esa siniestra necesidad por parte de la industria.Siendo así: ¿Por qué asumir ese riesgo?
    Por otro lado,si el Sida fue un producto creado por el hombre, se me ocurren muchas otras razones, desde la guerra bacteriológica, hasta un intento eugenésico con un perverso trasfondo moral.
    La riqueza de África, para occidente, consiste en que millones de personas trabajen gratis, o por dos céntimos. Despoblarla, sería contrario a esos intereses mezquinos.
    Es cierto que la situación actual de África tiene mucho que ver con la acción colonialista europea durante el siglo XX. Pero también con la corrupción, la crueldad, y el despotismo de sus gobernantes actuales.
    En fin, en cualquier caso, es un asunto complejo, y todo es posible. No se puede descartar nada del todo...

    ResponderEliminar
  5. Si. Tal vez tengas razón, especialmente en el primer caso porque arrasar la poblacion de África para quedarse con su riqueza presupone que esta aún no se tiene y, como sabemos, el petróleo o los diamantes africanos están ya en el primer mundo.

    Lo otro ya es más cuestionable, hace unas décadas estoy convencido de que existían voluntarios para probar terapias pero no creo que ahora hubiera tantos ya que el SIDA está reconocido en el primer mundo como una enfermedad crónica. Las terapias más radicales o fuertes sospecho que se usan o se han usado en África.
    Es posible que nos enteremos en unos años, quien sabe.
    Así es Mankell, siempre hay que leerle entre líneas.

    Muchas gracias por tu aportación, abrazos.

    ResponderEliminar
  6. En la edad mdia era la LEPRA, ahora el VIH...

    El azote de Dios?

    El sida como enfermedad nos cuestiona no solo en nuestros hábitos sino sino actitud de segregar al otro...

    Contra esta pandemia el amor...

    ResponderEliminar
  7. Que gratificante es entrar a sitios como el tuyo, y recibir una sacudida como esta.
    Y no es que estemos totalmente ajenos, PARA NADA. Pero bueno es, recibir esa mano en el hombro que nos dice, HEY, HEY no se olviden, o es mas investiguen, pregunten, duden, y en todo caso señalen, divulgen, participen.

    Saluditos

    ResponderEliminar
  8. El sida es lo que mantiene la poblacion mundia a raya,,ataca mayoritariamente a la raza negra, se transmite en su mayor porcentaje por aquello que todos hacemos tarde o temprano...es un vorus que se disfraza de comida para q la celula lo coma y se la come de adentro...aparecio en la decada del 70 masivamente...mmmmm...a mi gusto como estudiante de bioquimic este bichito es demasiado listo para haber salido de los monitos simplemente..saludos

    ResponderEliminar
  9. No soy creyente en tema de conspiraciones pero los datos son que los medicamentos no llegan a todos los sitios donde debieran y no es por falta de ellos ni problemas en la fabricación.Un ejemplo (quizá burdo)pero las tabaqueras buscan nuevos mercados ante las prohibiciones en los países "civilizados"..y lo hacen en los que están en vías de desarrollo y entre los jovenes...y llegan,no hay traba de ningún tipo,libre mercado...pero con alimentos,medicinas, etc...no ocurre lo mismo...son preguntas y dudas que me surgen acerca de ciertos comportamientos...en fin...
    En otro orden de cosas..ya contará usted su visita a Burgos...disfrútela

    ResponderEliminar
  10. Independientemente de si la historia es cierta, o se parece a la realidad, lo cierto es que a los africanos se los está dejando morir de sida.

    Y en cuanto a que prueben medicinas con ellos, no me extrañaría. Tal vez a los europeos urbanitas y jóvenes no les parezca que la maldad humana pueda llegar a tanto.

    Pero ¿Y Hitler y sus huestes?
    ¿Y la Guerra Fría que se libró en otros lugares --incluyendo Guatemala, El Salvador, Nicaragua etcétera? Solo en mi país fueron mas de 200,000 muertos por razones ideológicas.

    Que son las que matan.

    Y hay ciertas gentes en el mundo que no se han reconciliado con la idea de que TODOS venimos de África. O les importa un pepino.

    ResponderEliminar
  11. Tu post me ha hecho recordar la pelicula The Constant Gardener (2005) en la que tambien expone el hecho de que companias farmaceuticas experimenten con estos sectores de la poblacion desahuciados, actos de corrupcions que se vuelven inhumano por el bien de la otra parte de la humanidad, lo que quizas es el disfraz de obtener poder economico a traves de esto.

    En fin cuando el rio suena piedras trae.

    Y sigamos teniendo la conciencia de ponernos el lazo rojo, por todos ellos que sufren y son abusados de esta manera.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Esperamos ese día en que llegue una solución, que no me cabe duda de que será pronto, aunque como siempre llegará tarde donde más se sufre.

    ResponderEliminar
  13. Al lado de mis pasos tengo cuerpos desnutridos, ojos llenos de tristeza, los gemidos son gastar energia la cual no tienen, moverse seria una travesia de mil decadas, cansacio es lo que gobierna en sus cuerpos, cansacio de dolor, de angustia, acaso una lagrima apaciguaria lo que ocurre pero mis ojos no logran bien llorar, hasta yo me siento mal cuando tan solo observo fotos de lo que ocurre, en esas personas que estan enfermas.
    Cuanto dolor da una lenta muerte lenta.



    Pronto vuelvo...

    ResponderEliminar
  14. Yo lo llevo puesto y en el balcón de casa colgado, el lazo.
    No es un pensamiento o suposición. Realmente en los africanos se experimentan todo tipo de barbaridades. Esas que agradecen por el solo hecho de que alguien se ocupe de darles cierta mínima atención, aunque sea la más miserable.
    El sufrimiento humano, nunca es comparable. Ni en forma, ni en fondo, ni en medida.
    Es sufrimiento, para cada cual, a secas.
    Que el sufrimiento fuera para siempre y para todos fuente de dignidad... sería una forma de ser en algo, iguales.

    Siempre me haces pensar cosas...

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hay un libro del cual también se hizo una película, llamado "El Jardinero Fiel", de John Le Carré, en el que también se satanizan a las empresas farmacéuticas de la misma forma.
    Me recordó también un diálogo en una serie de televisión norteamericana llamada Treshold, en la que la protagonista se ve obligada a matar a 300 personas para evitar que un virus acabe con la humanidad y siente el dilema moral de hacerlo o no; a lo que otro personaje le dice que eso es totalmente legal, se hace todos los días... fíjate en Irak, por ejemplo...
    ¿Ácido, no?

    ResponderEliminar
  16. Realmente es útil esto de los blogs porque mientras avanzo en la lectura de El cerebro de Kennedy, advertía que contenía una música que ya había escuchado en algún lugar y está claro que era en la película que menciona CROMATICA, basada en el libro que dice JOGREG.

    Gracias a todos.

    ResponderEliminar