4 de enero de 2008

ENERO

PB18338522 [1024x768] Con gusto odiaría enero. Enero es una ducha fría: dolorosa y aclaradora. Es tan duro que les damos juguetes a los niños afortunados para aguantarlo.

Tras el empacho de sueños de los días anteriores queremos cambiar de vida y realizamos tareas insólitas, atrevidas y ridículas como coleccionar miniaturas de armaduras medievales o tanques de la Segunda Guerra Mundial.

Pero en realidad se clausuran expectativas y se disipan los espejismos. Los gobiernos y los empresarios se encargan de ello sin disimulos: subiendo precios, frotándose las manos con el uso de las tarjetas de crédito.

Por eso enero es el amoniaco que nos devuelve a la realidad más cruda, un lunes que se nos hizo mes, un mes que se nos hizo eterna pendiente.

Odiaría enero si se me diera bien odiar. No es así. Por eso, entre ventiscas y escalofríos, me conformo con soportarlo y ascenderlo sabiendo que arriba, muy arriba, puedo elucubrar la primavera.

--

Foto propia, estalactitas de hielo.

42 comentarios:

  1. Me quedo con tu última frase goathemala, y creo que a partir de ahora, cuando me resulte eterno, pensaré en ella, sonreiré, y me resultará mucho más fácil esperar... :)

    Por eso, entre ventiscas y escalofríos, me conformo con soportarlo y ascenderlo sabiendo que arriba, muy arriba, puedo elucubrar la primavera.

    ResponderEliminar
  2. Mía, gracias amiga, me refiero a la floración silvestre de los almendros. Me encantan.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Enero pasa, por suerte, y cuando llega febrero todo huele ya a primavera anticipada. Ya quedan 4 días menos, Goathemala.. ;-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo me abrigo bien pues es verdad que es un mes frío aunque más lo es febrero, pero tiene a su favor que está más cerca de la primavera.
    Y en cuanto a la tarjeta .... mejor no digo nada, que luego todo se sabe.
    Un fuerte abrazo invernal

    ResponderEliminar
  5. ..a mi no me gusta enero...me gusta más febrero...se aproxima el carnaval...Un abrazo...agarrate a la barandilla que la cuesta es empinada amigo

    ResponderEliminar
  6. Estas flores, que tímidamente ya se están asomando en los almendros por el camino de mi casa.

    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  7. me gusto eso de que enero es amoniaco, lunes tras lunes que nos pesan empezar la cuenta desde cero es duro pero esperanzador. saludos

    ResponderEliminar
  8. Siempre me sorprendes y me gusta. Lo lindo que del supuesto odio a un mes, tú escribes, eso es lo que más me gusta.

    Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  9. Qué onda vos:

    Qué bueno que no se te da odiar, ya se me hacía raro en vos ese negativismo.

    Está calidad esa tu foto de las estalactitas. Allá les han de aplaudir las nalgas del frío, si aquí ya mero, y eso que sólo aire hay ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón, parece que Enero es tan frió y estéril después de tanta alegría y calor navideño, que se nos hace bastante duro soportarlo. ¡Pero no nos queda más remedio!

    ResponderEliminar
  11. Se que es cruel decirlo , pero yo añoro un poco de invierno, hasta esta semana casi que he estado con camiseta y jersey , aparte que apenas ha llovido y ni siquiera a nevado de verdad:(.
    A mi enero se me pasa rápido , en febrero tengo examenes y estas navidades con el trabajo y los festivos apenas he estudiado.
    En fin Feliz Cosecha¡¡¡¡ y que enero pase rápido .

    ResponderEliminar
  12. No me gusta mucho el invierno, pero como tú, no puedo odiarlo. Este año me ha traido, ricos asados con calabaza y boniatos, veladas sentada a orcajadas de espaldas a la lunbre. partidas de scrabble,un respiro para escuchar música relegada por falta de tiempo, un abrigo nuevo...esta siendo amable conmigo el invierno. ¡Ojála fuera así con todo el mundo!

    Eso, sí, creo que los almendros en flor los veré antes que tu. Esta vega es de lo más precoz.

    Saludos, lindos para tí y tu casa.

    ResponderEliminar
  13. Pero es un mes bonito. Sin dinero se recuperan aquellas excursiones olvidadas entre campos escarchados y árboles desnudos, con la fragancia de la Naturaleza dormida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Enero siempre se me hace larguísimo, cuesta arriba... menos mal que, como bien dices después del invierno siempre llega la pirmavera: mi estación preferida!

    ResponderEliminar
  15. Para mi es todo lo contrario, agradezco que se me haya brindado la oportunidad de vivir otro año más, acá en Guatemala lo único que hay (al menos donde yo vivo) es un tremendo frio, creo que comparado con Europa es nada, pero aún así la vida es bella, dejemos pasar esos pequeños inconvenientes, hay cosas que merecen mas nuestra atención; hay que cuidar nuestra actitud ante las situaciones.
    ¡Animo, todo pasa y nada pasa!
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. No puedo odiar el mes de Enero, es el mes que yo nací y aunque me caiga un añito más, haga mucho frio, tengamos que subir una cuesta interminable, se nos termine el crédito en las tarjetas... pero todo pasará y llegarán tiempos mejores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. en breve tenemos la primavera...
    cambiar de vida e de gobiernos...

    abrazo serrano

    ResponderEliminar
  18. jajajja....felíz febrero!!!!

    ResponderEliminar
  19. Hasta san anton pascuas son¡ ...
    asi se nos hace mas facil la custea de enero.., y con el f´rio y el derroche de lso días pasados...que mejpor momentos que estra en casa tranquilos y haciendo calor de hogar. :)

    ResponderEliminar
  20. Describes muy bien ese sentir luego de tantas fiestas y deseos, Enero es un cuesta arriba del que el frio de estos sitios tan al Norte del Ecuador, nos ensalzan la cruda realidad de pagar no solo las cuentas sino los abusos de tanta festividad.

    He vuelto mi amigo, luego de tantas fiestas y aun entre tanta nieve y hielo no enfrian mis deseos porque este año sea mejor para ti.

    Un abrazo calido para ti y familia.

    ResponderEliminar
  21. Yo tengo la sensación de que enero es ese mes que nos libra de todo lo que cargábamos a la espalda; que nos despoja de todo lo que creíamos que estaba más que decidido.

    Es cierto lo del amoniaco, si yo tuviera que asignarle un aroma a enero, sería ese; un olor severo que limpia a la fuerza, que neutraliza por completo a todos los aromas previos.
    Y también sabe a lunes, es verdad; pero eso significaría que diciembre, por dominguero, tendría que dejar de gustarme.

    Démosle un poco de crédito a enero. Al fin y al cabo, un mes que siempre comenzamos brindando, no puede ser del todo malo.

    Pasaba por aquí, y es un placer leerle.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Que lindo seria comenzar el año asi...con hielo...con frio....no vanalmente como aqui...con el verano brillando...saludos

    ResponderEliminar
  23. Hacia enero yo no siento nada especial, ni bueno ni malo. Si acaso, el remoto sentimiento de renovación que a uno, cuando cargaba menos años, le embargaba por estas fechas.

    Enero es mes de planes, pero desengañémonos no de los nuestros que, como bien dices, se limitan a adelgazar, aprender el silbo gomero o a coleccionar mechones de pelo de famosos... Los planes tienen mucho más que ver con lo que decide nuestro futuro y el de nuestras economías.

    Enero se me antoja blanco, como el hielo y la nieve con el que lo decoras, como esa hoja en la que queda todo por escribir, y un año más terminará en amalgama de tachones y sobreescrituras...

    Salud

    ResponderEliminar
  24. ¿Ves? a mi si me gusta enero, porque me gusta el frío. Me gusta el invierno en sí, no más que el otoño, desde luego, pero me gusta. Lo que no soporto es el verano, me agrieta la piel.
    De todos modos, planteado así, como tu lo haces, con tanta maestría, es verdad que le asignamos al mes unas cualidades de las que carece.
    No sé explicarme bien, pero te he entendido perfectamente.
    Un frondoso saludo.

    ResponderEliminar
  25. Te acompa�o a subir la cuesta, querido amigo. A m� tampoco me gusta odiar y menos todav�a los meses. Y tampoco tengo prisa en que pasen demasiado r�pido: hay que saborear el camino, aunque sea haci�ndoles burla imaginaria a todos esos que se frotan las manos. Un beso y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  26. A mi no me disgusta enero, es un mes que estrena año, planes e ilusiones, es también el mes de mi cumpleaños ( la noche de Reyes)y quizá sea por esto que me encuentro mejor con el frio que con el calor...

    Bajo el frio y bajo el hielo, la tierra se humedece y se prepara para dar vida de nuevo...

    En el invierno se generan las transformaciones futuras, que nos sorprenderán en la nueva primavera, con una explosión de color, como las flores de los almendros que tanto te gustan.

    En Galicia, el mes de enero, y en zonas abrigadas, el camelio es capaz de ofrecernos bellisimas flores de tonalidades exquisitas. Irrumpe también en el paisaje, el aroma y el amarillo de las mimosas...

    En fin, cada mes tiene su belleza.

    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  27. Todos los meses pueden ser buenos. Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Calle Quimera , y además no queda otra, Gracias y saludos.

    Nerim , hay una frase que se emplea mucho en ciclismo: hay que subir la montaña como un anciano para llegar arriba como un niño, así que despacito despacito ya se nos fue una semana. Gracias y saludos.

    manuel-tuccitano , febrero me gusta más por su brevedad, locura e indefinición. Saludos y gracias.

    Meme , me impresiona, por aquí ni atisbos todavía. Saludos y gracias.

    The Black Wizard , y un amoniaco muy necesario y despabilador. Una vuelta a la normalidad casi dándonos de bruces con ella. Saludos.

    Clarice Baricco, eso es bueno, no hay que perder la capacidad de sorpresa. A mi me fascina por encima de todo la lluvia, si enero entrara en aguas se me haría el mes más hermoso de todos. Saludos y gracias.

    Luego continuo, gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  29. Tato, hola bienvenido, luego te visito he visto entradas muy interesantes sobre Guatemala. ¿Negatividad? No y si la tuviera me dura poco, soy un optimista sin remedio. Gracias.

    Bender , amigo antes me gustaba el frío hasta que por un cambio de trabajo lo comencé a experimentar en serio. En estas fechas salgo mucho de mi oficina, estoy tanto dentro de ella como fuera y o algo cambió en mi ser o mi gusto dio un vuelco porque ya no lo soporto. Y como dices no hay otra. Gracias y saludos.

    Victoria , no me extraña porque si algo bueno tiene este tiempo es su carácter regenerador. Nada como el frío para despejar. Todavía no hay cosecha, en breve comenzaremos a recibir semilla importada. Saludos y gracias.

    lys, seguro que llegan antes que aquí porque la floración de los almendros no tiene lugar hasta la segunda semana de febrero. Eso es bueno, quedarse con todo lo positivo que estas fechas traen. Saludos y gracias.

    Tanhäuser, se pueden hacer muchas cosas en estas fecha, eso es cierto pero como dije más arriba desde que me enfrenté al frío serio no me llevo bien con este mes. No queda otra que pasarlo y quedarse con lo bueno. Saludos.

    Qalamana , a mi me gusta más el otoño en especial si rompe en lluvias, es oir llover y ya me relajo. Saludos y gracias.

    Mónica Lima Quinto , muy cierto lo que dices, variar esa actitud, domesticarla un poco, es muy útil para estos días. El frío que tenemos comparado con el de Centroeuropa no es nada. Saludos y gracias.

    unjubilado , sí señor muy cierto y mis felicitaciones anticipadas. Todo pasa y mejor enfrentarse al día a día. Saludos y gracias.

    mixtu , ¡A por ella! Saludos y gracias.

    Julia Ardón , todo a su tiempo. Saludos.

    Eowin, nada mejor que la sobriedad de estos días para recuperarnos de los excesos de diciembre. Gracias y saludos.

    Cromatica, gracias amiga, igualmente a todos ustedes. También tú te llevas mal con el frío. Claro que el invierno que tenemos en España comparado con el vuestro es casi un juguete. Saludos y gracias.

    Kaekum, bienvenido, luego te visito. Sabias palabras, es un mes que limpia y depura y eso es muy saludable, crédito concedido a este mes que efectivamente iniciamos con brindis y felicitaciones. Saludos y gracias.

    A moonclad reflection , sí. Allí a la inversa, siempre miramos respectivamente la otra parte del hemisferio con deseos. Se cumple ese refrán de que nunca llueve a gusto de todos. Saludos.

    Charles de Batz, hola bienvenido Charles. Me hiciste gracia con lo del silbo gomero si se pudiera aprender en cómodos fascículos me apuntaba. ¿Renovación? Siempre que los tiempos dan un vuelco podemos hacer introspecciones. Me gusta y anima la analogía de este mes como una hoja en blanco. Saludos.

    Angelusa , hola bienvenida. A mí me gustaba pero dejó de hacerlo cuando comencé a sentirlo de verdad debido a un cambio de trabajo. El frío que te entra por las manos, por los pies, por la cabeza, que te cristaliza los huesos para ya no dejarte en todo el día. El verano bestial y crudo tampoco es muy amigo mío. Saludos y gracias.

    Isabel Romana , jajaja, me parece que tendremos en lo político un invierno caliente, muy caliente ¿verdad? Saludos y arriba.

    Chela , felicidades Chela. En este mes se produce un importante proceso orgánico de renovación de nutrientes, por lo tanto se realiza una vital función agrícola. La vegetación acidófila de interior está en floración ahora y eso siempre me maravilla, las camelias, los rododendros. En casa tenemos una azalea que, valiente, se atrevió a dar flor y a alegrar nuestro salón. Gracias y saludos.

    Waiting for Godot, eso es cierto, a vivirlos y a disfrutarlos por los lados positivos. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  30. Eso, positividad ante todo, que despues de llegar a la cima se aprecia mucho más la victoria.
    Estoy de vuelta :-D
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  31. Pirata Cojo17:34

    Enero, desviejadero, decía un cuate, creció la tarjeta, es verdad, pero bueno, reinicio de clases de la chiquita, cambio de gobierno, a ver de a como nos toca.

    Saludos por allá, acá el frío ya se fue ¡Y tenemos flores todo el año!

    ResponderEliminar
  32. Lo interesante es ver que...a la larga o a la corta, las estalactitas producen estalagmitas...y finalmente de cierra el ciclo, en una columna más, que sostiene, adorna o simplemente existe.

    Si vieras cuánto derrite mi enero.

    :)

    ResponderEliminar
  33. Por alli leí una noticia, que enero se había recibido con una tremenda resaca de cuentas por pagar en las tarjetas de crédito, así como un gran número de morosos.

    Eso es lo que logra la era de consumismo que vivimos.

    ¡Yo también puedo elucubrar la primavera!

    ResponderEliminar
  34. ¿Servirá para los contrastes el mes de las estalactitas?

    Te deseo un invierno corto

    abrazo,

    b.

    ResponderEliminar
  35. mientras soportas las ventiscas y escalofríos, yo abajo al sur, difruto de un sol más que cálido y una limonada de limones de mi jardín tan dulces como la brisa de esta tardecita veraniega.

    besos
    lau

    ResponderEliminar
  36. Mano es una excelente e imitable actitud.
    Y hay viene Febrero.

    ResponderEliminar
  37. Si se te diera bien odiar...pero no.

    Yo tambien espero la primavera, aunque aun este muy alta, pero el tiempo todo lo alcanza.

    ResponderEliminar
  38. En esos casos,uno respira profundamente y como dicen "se empieza por la punta"...se sube y se pasa...con todo,para mi es peor el mes de marzo,más largo,más altivo...lo que pasa en enero todo el mundo lo espera...
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  39. Pues miremosle el lado positivo, ya vamos escalando la montaña 2008 y, al menos aquí en el sur, ya queda menos para la primavera:):)

    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  40. Es curioso que en muchos blogs me he encontrado con este repeluz hacia Enero... dejando a un lado las viscicitudes económicas, a mi enero se me antoja elástico, con su despertar perzoso, lento, hasta que se pone al fin de pie en febrero...

    Eso sí, en ningún blog lo han dicho tan maravillosamente como tú :)

    Un besito!

    ResponderEliminar
  41. Aunque también espero la primavera, esa que hace poner en miles colores las calles y jardines, me he dado cuenta que cosas tan profundas me ha enseñado "mi invierno".

    Saludos Goathe!

    ResponderEliminar
  42. Qué bien escribes! Una crónica bellísima para mostrar la realidad de los enero. La foto impresionante.

    ResponderEliminar