27 de febrero de 2008

EL REGRESO DE LAS GRULLAS

grullas [1280x768] Al salir del trabajo para almorzar mi auto produjo un sonido extraño. Paré el motor creyendo que era asunto de las correas pero el ruido no ceso. Fue entonces cuando descubrí que me sobrevolaban miles de grullas que gritaban alborozadas en su regreso de África formando letras en el cielo. Al intentar hacer una foto percibí las limitaciones de mi cámara y para el caso dio igual porque se agotó la batería de inmediato.

Me quedé mirándolas sorprendido por su bulla estridente y casi metálica.

Notando su alegría sentí auténticos deseos de volar sin valerme de artefactos y creo que ese anhelo ha sido una constante en la historia humana.

Foto: propia y penosa pero sirve para reflejar una décima parte del momento.

31 comentarios:

  1. Amigo, me encantò la foto y me has frustrado que se te acabò la baterìa, ayyyy por què?....ten cuidado para la otra eh? ufff....bueno, al menos tomaste una foto. Està padrìsima!
    Y sì, yo tambièn quiero volar.
    Al menos tenemos las letras de esos seres que escriben divino y el cine no?

    Abrazos muchos.

    ResponderEliminar
  2. El vuelo


    El alto vuelo sigo
    con mis manos:
    honor del cielo, el pájaro
    atraviesa
    la transparencia, sin manchar el día.

    Cruza el oeste palpitando y sube
    por cada grada hasta el desnudo azul
    todo el cielo es su torre
    y limpia el mundo con su movimiento.

    Aunque el ave violenta
    busque sangre en la rosa del espacio
    aquí está su estructura:
    flecha y flor es el pájaro en su vuelo
    y en la luz se reúnen
    sus alas con el aire y la pureza.

    ¡Oh plumas destinadas
    no al árbol, ni a la hierba, ni al
    combate,
    ni a la atroz superficie,
    ni al taller sudoroso,
    sino a la dirección y a la conquista
    de un fruto transparente!

    El baile de la altura
    con los trajes nevados
    de la gaviota, del petrel, celebro,
    como si yo estuviera
    perpetuamente entre los invitados:
    tomo parte
    en la velocidad y en el reposo,
    en la pausa y la prisa de la nieve.

    Y lo que vuela en mí se manifiesta
    en la ecuación errante de sus alas.

    ¡Oh viento junto al férreo
    vuelo del cóndor negro, por la bruma!
    Silbante viento que traspuso el héroe
    y su degolladora cimitarra:
    tú guardas el contacto
    del duro vuelo como una armadura
    y en el cielo repites su amenaza
    hasta que todo vuelve a ser azul.

    Vuelo de la saeta
    que es la misión de cada golondrina,
    vuelo del ruiseñor con su sonata
    y de la cacatúa y su atavío!

    Vuelan en un cristal los colibríes
    conmoviendo esmeraldas encendidas
    y la perdiz sacude
    el alma verde
    de la menta volando en el rocío.

    Yo que aprendía volar, con cada vuelo
    de profesores puros
    en el bosque, en el mar, en las
    quebradas,
    de espaldas en la arena
    o en los sueños.
    me quedé aquí, amarrado
    a las raíces,
    a la madre magnética, a la tierra,
    mintiéndome a mí mismo
    y volando
    solo dentro de mí,
    solo y a oscuras.

    Muere la planta y otra vez se entierra,
    vuelven los pies del hombre al
    territorio,
    sólo las alas huyen de la muerte.

    El mundo es una esfera de cristal,
    el hombre anda perdido si no vuela
    no puede comprender la transparencia.

    Por eso yo profeso
    la claridad que nunca se detuvo
    y aprendí de las aves
    la sedienta esperanza,
    la certidumbre y la verdad del vuelo.


    Pablo Neruda

    Un abrazo, Goathemala y gracias por combatir este momento

    ResponderEliminar
  3. Juas!! nada de cosas, esta foto invita a imaginar, es la síntesis perfecta para que cada uno ponga el resto. Maravilloso, cuando publicas cosas así me doy cuenta por qué me caes tan bien.
    Gran abrazo
    Giuseppe

    ResponderEliminar
  4. ya ves el cambio climático invita a las grullas emigrar a Africa...no somos nada ni nadie...salud

    ResponderEliminar
  5. Y qué momento eternizaste! Me quedé prendada de la foto, la simetría del vuelo y esas ganas de volar por cuenta propia. Quizás la imaginación sirve de consuelo a ese anhelo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando la naturaleza habla, no cabe sino mirar y callar. Fantástica foto.

    ResponderEliminar
  7. Ya llegará el invierno en Marzo y se tendrán que volver.
    Además son unas aprovechadas, hacen como los ciclistas con los abanicos, la guía delante y las demás al rebufo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Para nada penosa, la foto está impresionante. Si se siente emoción verlas en foto ya me imagino tener el honor de escucharlas.

    Gracias.!

    ResponderEliminar
  9. únicamente falta que llueva un poco para que se llenen las lagunas y las aves puedan reposar sus alas en ellas y nosotros disfrutar de esa visión maravillosa...esto es un aviso en toda regla amigo,gracias
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Excelente foto Goathemala!

    Sabés que me puse a pensar en el extinto "Concorde". Me parece que los pájaros vuelan en una posición que dejan entrever la forma de un avión. No en vano el hombre a través del pájaro imaginó, estudió y logró volar.

    Felicitaciones, es una foto irrepetible...única!

    ResponderEliminar
  11. Bonita imagen, sin duda, y sobre todo, nos hacemos una idea de lo que vistes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Pues a mi me parece una foto excelente, bastante hiciste con captar ese momento fugaz en una instantánea.

    Me has recordado las bandadas de golondrinas que veía de pequeño cuando iba a la finca de mi padre, siempre se solían ver en sus migraciones y haciendo esas formaciones tan curiosas.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por sus comentarios, me honran al hacerlos y más cuando no dispongo de tiempo para contestarles individualmente.


    Fue una bella experiencia que nunca he vivido y lo mismo nunca se vuelve a repetir. La foto no me gusta, eran muchas más aves de las que se ven en la imagen. Hubiera dado cualquier cosa por un zoom decente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Amigo, he retornado a ver la imagen, ya que me intriga una pregunta:

    ¿Quien demonios enseño matematicas a las grullas...?

    O es que vuelan asi por casualidad?

    ResponderEliminar
  15. Pues yo me sumo a los que les ha gustado la foto, desde antes de leer tu post, ya la estaba disfrutando, y si supieras como te envidio amigo, ver el vuelo de las grullas, nunca en mi vida he visto algo igual a la foto,
    que supongo si llegase seria un momento unico, que desearia captarlo y quizas se logre con una buena foto, pero el sentimiento capturado no se materializa pero seguire recordando la sensacion.
    No desestimes la foto, quizas no es lo que deseabas, pero a los ojos de todos es espectacular porque nos hace pensar en su grandeza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Aqui tampoco tenemos grullas....
    No salimos bien parados tampoco en cuanto a aves.
    En cuanto a la foto, se hace lo que se puede con lo que se tiene, al dia de hoy, no me explico como con una camara digital de la mas basica logre juntar a 5 condores en una toma, salieron como salieron y a darse por contenta. Claro que eso fue en la montaña, aqui no ves un condor ni en foto.

    ResponderEliminar
  17. Amigo Goathe:
    Hace rato que queria venir a leerte pues por falta de tiempo estuve fuera (como las grullas jajaja).

    Es siempre un gusto leerte y la foto en lo personal me gustó y ¡¿decís que es la decima pate del momento?!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  18. Es cuando te sientes pequeñito pequeñito ante tanta magestuosidad, a poco no??....

    saludisimos...

    ResponderEliminar
  19. No es penosa...

    Es espléndida!

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. A mí, sin embargo, me parece una fotografía perfecta. No seas tan modesto.
    Momentos así quedan inmortalizados en la retina.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  22. Las grullas, siempre han atraído mi mirada, desde pequeña, cuando veía en el cielo dibujada esa "A" que forman. Y sus gritos que, por aquí se dice, que traían agua.
    "Las grullas traen agua", decían los viejos al verlas pasar.

    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  23. Pues déjame decirte que, sin ser artística ni toda la pompa es de las fotos tuyas, una de la que más me gusta

    Estoy de regreso :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  24. Cuando mira las grullas sobrevolar la tierra se me alegra tanto el corazón que a veces pienso que no hay espacio para él dentro de mí. Es un espectaculo mágico. Inteligencia, ritmo, trabajo de equipo, grupo, unión, baile, danza, levedad, tanto, tanto estas grullas mágicas y bellas.
    La foto es preciosa.

    ResponderEliminar
  25. Amigo mìo... gracias por compartir esos momentos màgicos!!! La fotografìa es apenas el complemento de esa imagen ya descrita por tus palabras... ;)

    Saluditos!!!

    ResponderEliminar
  26. Qué bien expresado. He recordado muchas veces esa sensación. En el invierno de 1980, durante mi servicio militar en Colmenar Viejo, vi muchas mañanas, vestido de soldado, esa poderosa imagen sobrevolando los cielos de Navacerrada. Qué contraste entre aquellos dos ejércitos, el de arriba y el de abajo.

    En la costa levantina, además de millares de gaviotas (que vuelan ya de vertedero a vertedero), se ven frecuentemente bandadas de flamencos, que son también espectaculares (sobre todo durante la noche).

    La foto está muy bien y resulta, cuando menos, imprescindible. El otro 90% del momento lo ponemos nosotros.

    ResponderEliminar
  27. En mi pais no hay grullas, pero si garzas (que se les parecen), y su vuelo es mágico. Alguna vez leí una explicación mjy científica y prosaica del porque de su vuelo, y opté por olvidasrla y quedarme con las explicaciones románticas, hermosas y/o pueriles. Me imagino que Descartes temblará en su tumba, pero seguro Ruben Darío sonreirá... como hemos sonreído muchos al ver tu foto y leer tu texto.

    ResponderEliminar
  28. pero qué simpáticas las formaciones...curioso...

    ResponderEliminar
  29. En febrero descubrí yo también grullas alimentándose en una marisma cerca de Coruña. Nunca antes las había visto por aquí. Todo ello supone que efectivamente el clima va cambiando y que as primaveras se anticipa. Incluso aparecen aves en sitios que antes no frecuentaban..

    Un saudo cariñoso.

    ResponderEliminar
  30. Es la libertad.

    Ellas si saben donde ir y donde volver!!

    ResponderEliminar
  31. Imagino tu sensación.

    lo que me impresiona de la foto es la organización de ellas.

    es la imagen que en su alineación muestran.

    qué interesante

    b.

    ResponderEliminar