5 de septiembre de 2008

SOLILOQUIO DE LA FLOR MUSTIA.

margaIré al ambulatorio a percibir la sensación de importar a alguien, a escuchar un "cómo va del reuma, tenga dos recetas"; medicación que me asegura otro intercambio de palabras en la farmacia, puede que un estremecido roce de piel al entregarlas, un deseo encendido que se extinguirá con el regusto cálido de sentirme cuidada. De vuelta a casa esperaré arropada en mi soledad de bata, canas despeinadas y olor a ropa usada.

No permitiré que venga el temor a morir abandonada, convertirme en un nido de larvas en el mismo sillón mecedora en el que contemplo a mi única amiga, la televisión, que permanecería encendida hasta que el hedor o el impago de una factura alerte a los servicios sociales, que al descubrirme pondrían el grito en el cielo por permitir que en la era de la comunicación existan personas tan incomunicadas; pero, antes, llamarán como buenos hijos, a su madre para saber cómo está, para asegurarse que no hay riesgo de que fallezca sola en una calle olvidada de una ciudad sin nombre.

40 comentarios:

  1. Un anciano con ilusiones y vitalidad me gusta tanto como un niño jugando.

    Los ancianos que mueren en soledad y que son descubiertos por azar principalmente en grandes urbes (más de 100 en Madrid durante el 2006) denotan grietas en nuestro sistema social. La primera, de ellos mismos, que agotaron su mundo interior quién sabe si por problemas de salud, por escasez de recursos o por su discurrir vital.

    La segunda a las familias a las que pertenecen. Y la tercera y más importante a los poderes públicos que suelen acudir a ellos como vetas de futuros votos pero que se muestran incapaces de reintegrar al sistema a esas personas. El panorama ante el envejecimiento demográfico de Europa no invita a la esperanza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. En los próximos diez días agotaré mis vacaciones. Será imposible visitarles y publicar. Estaré disfrutando por los bosques.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mire pues maestro Goathemala, yo que pensé que ya había regresado de las vacaciones, porque lo veía activo de nuevo.

    Salú pue.

    ResponderEliminar
  4. Cuanto más complejos van siendo los circuitos, más solos estás sus componentes. Todo es tan irreal como en matrix, pero el hedor a soledad es insoportablemente real.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. JOHAN BUSH WALLS, lo hice. Tuve que trabajar una quincena y me quedan estos días - mañana salimos, carretera y manta - que espero apurarlos bien, son los últimos vacacionales.

    Víctor González, efectivamente Víctor. Tú tienes textos muy buenos en los que también aflora esa soledad tan esencialmente urbana y dolorosa.

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  6. Muy emotivo el texto sobre la soledad de los ancianos. Para reflexionar y... tomar medidas, contribuyendo cada uno como pueda...
    ¡Disfruta de los días de vacaciones! Hasta tu regreso, saludos.

    ResponderEliminar
  7. La soledad de la gente mayor es muy triste y morir solo debe ser espantoso, no tener una mano a la cual asirse, ni nadie a quien decir adiós, y dejar este mundo sin recibir un beso, solo de pensarlo me estremezco.

    No me atrevo a echarle la culpa a nadie, solo sé que cada acción tiene una reacción y que muchas de estas soledades se ganan a pulso por una grieta personal muy trabajada.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Nada me apena mas el corazón que el sufrimiento de un viejo,(aunque me avergüence reconocerlo, mas que el llanto de un niño) a esto deberiamos aprender de otros culturas "subvaloradas".

    Me conmociono el post, quizás pq ayer dormi en el hospital y me espeluznan.Esta mañan me escape, me encanta mi casa.

    ResponderEliminar
  9. Cuantas veces,en otras pieles no aprendemos la lección, y dandonos de nuevo de bruces en la cara, seguimos sin confiar en el ser humano, seguimos si querer aprender de los errores de otros, para así sin darnos cuenta cometerlos nosotros mismo.....

    P.D.
    Sí a veces cuando veo un vagabundo lo único de lo que me alegro es que ese no soy yo.....HOY.

    ResponderEliminar
  10. Con todo respeto ¿por qué tan negativo?
    Saludos, la vida es bella y cada etapa tiene sus buenas cosas.

    ResponderEliminar
  11. LUISA M., gracias, espero escribir en este descanso. Saludos.

    Nerim, seguro y sin generalizar estoy convencido de que muchas de esas grietas las abrieron esas personas. Saludos y gracias.

    Palmoba, en mi lista de lugares de los horrores los hospitales sólo están por detras de las funerarias. Y muy cierto hay culturas de países en vías de desarrollo mucho más adelantadas en este aspecto. Gracias y saludos.

    €_r_i_K d, bienvenido, me gustó tu blog, luego apenas vuelva, lo miro con más detenimiento. Completamente de acuerdo con tus palabras. Gracias y saludo.

    Mónica Lima Quinto, pretende ser un ejercicio literario en el que me trastoco (En otra piel) al monólogo de una mujer rasgada por la soledad. En lo personal soy bastante positivo. Peco más de optimista que de cualquier otra cosa. Gracias por poner tu opinión y saludos.

    Gracias a todos, a la vuelta (en diez días) les visito.

    ENTONCES MI BLOG TENDRÁ ¡DOS AÑOS!

    ResponderEliminar
  12. Bonito texto, es cercana esa realidad para muchas personas mayores y es cierto que cuando vas a un ambulatorio siempre hay alguien que te busca para conversar y ves algunos ya se conocen de las veces que van. No hay que dejar que nuestros mayores se conviertan en gente deambulante en busca de conversación.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Te deseo un feliz descanso.Cuando hables con los árboles pregúntales, de parte de Inuit, su nombre (el que no se nombra, ni se ve,ni se oye con voz humana)

    El tema de la soledad y el abandono es tan tremendo,es tan inhumano...me preocupa mucho por toda la tristeza que genera y que los lleva a una existencia más miserable y decadente,incluso, creo que la muerte se anticipa.
    Deseos de cambio,sí.
    Inus.

    ResponderEliminar
  14. De todas las soledades, la del anciano es la peor. Porq tiene ya cerrada la última puerta de escape: la esperanza.
    Ójala podamos escapar, aunke sea con el sueño de la muerte. Al menos, eso deseo para mi.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Es curioso, que cuánta más gente a nuestro alrededor, más solos estamos. Se ha perdido mucho por el camino...
    Creo que la soledad muda de los ancianos es de las peores que existen, porque muchos han perdido las ganas de seguir luchando. Una pena.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Se me pusieron los pelos de punta. Me quedé sin palabras y hasta sin pensamientos. Sencillo, breve e ¡impactante!Despierta los miedos ocultos que llevamos dentro.

    ResponderEliminar
  17. ENHORABUENA por la manera en que nos descubres tus micro-relatos. He pasado un rato en tu blog, junto a ti y junto a tus palabras.
    Gracias por compartirlas.

    ResponderEliminar
  18. Vaya y disfrute! aqui esperaremos pacientes.

    ResponderEliminar
  19. Los ancianos me llenan de ternura y angustia a la vez!

    ResponderEliminar
  20. He conocido casos de todo tipo.

    Hay personas mayores que anhelando un ser querido que contacte con ellas y se interese por su estado no lo consiguen, y otras personas mayores que se obstinan en permanecer aisladas, en no querer ayuda, y en resistirse a la intervención de los servicios sociales, pero creo que estás ultimas es porque en parte tienen ya deteriorada su capacidad de raciocinio y son incapaces de elegir lo que más les conviene. Y otras veces puede que los profesionales de los servicios sociales no aborden el tema convenientemente.

    De cualquier manera siempre nos queda a los demás el deber de estat atentos y de paliar la soledad ajena, con cariño y atenciones.

    Sigue disfrutando de las vacaciones y no te preocupes por el blog ni por nosotros en una temporada. Ya conectaremos de nuevo.

    ResponderEliminar
  21. yo le tengo un gran respeto a los mayores muchas veces son personas olvidadas y tan carentes de cariño

    ResponderEliminar
  22. Hola Goathemala, me gusta ... sinceramente me gusta tu reflexión ...y me duele.... es así.... nuestro sistema permite esas grietas... nuestras gentes... nosostros mismos...

    Quizas algo de autocrítica no estaría mal... ¿hasta donde se puede llegar.....?

    Que lo pases bien entre flores y plantas, olores y soles..

    Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Morir de tristeza tiene que ser una de las peores muertes que existen...
    Y coincido con usted en que en la sociedad de la comunicación,es en la que menos sabemos comunicarnos y se crean mayores islas de soledad...hemos estado construyendo una sociedad para adolescentes y consumidores medios,y hemos orillado a grandes sectores de la población.
    Disfrute amigo y a la vuelta nos cuenta con un vaso de vino de por medio

    ResponderEliminar
  24. NUNCA le haria eso a mis padres.Besos.

    ResponderEliminar
  25. Quien diria que hay gente que muere y se enteran los parientes porque un vecino alerto por el olor, o la ironia de un servicio impago que van a cortar el suministro.
    ¿Como anda el felinito negro?

    ResponderEliminar
  26. Lindo texto vos, ahora que me toca estar atento por mis papás, cae al dedo.

    Seguí disfrutando tus muy merecidas vacaciones, esperamos fotos.

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué angustia! Hace mucho que vengo pensando en mi vejez...asusta la duda de como se llegará...
    Felices vacaciones...¿adonde te vas/fuiste?

    ResponderEliminar
  28. Yo solo espero que cuando venga la vejez, pueda afronatarla con lucidéz y que no me dé por estar subestimando a los jóvenes!

    ResponderEliminar
  29. Fue un resultado genial del experimento que hiciste. Esta es una realidad lamentable a�n en urbes peque�as como la nuestra aunque no se den tantos casos como en las grandes ciudades.

    Saludos y felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  30. Esa capacidad para recrear un dialogo interior es un don que tienes y que me ha impresionado en este post. Muy buena tu reflexion sobre las grietas de la sociedad, este post es un llamado de conciencia. Saludos y que disfrutes las vacaciones.

    ResponderEliminar
  31. Estar con una persona de 80 años que se mantiene joven, en pensamiento, palabra y omisión de sentirse viejo, es un privilegio.
    Hay que ir a hacer sus huevos fritos, darles copas de vino y problemas que resolver, sacarlos de un mudismo que pretende conocerlos
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Para mi esta imagen que proyectas forma parte del día a día más de lo que quisiera...

    Y ya no sabe una que inventar para alargar ese contacto que puede que sea el único del día, para entender por que se ha llegado a esa situación, para respetar cuando no quieren de ninguna de las maneras salir de ella...

    No, no se sabe... de verdad...

    ResponderEliminar
  33. Has conseguido expresar de modo muy hermoso e intenso el drama de la soledad en las personas mayores, sus sentimientos de abandono. Me ha conmovido. Besos.

    ResponderEliminar
  34. Yo mientras acompaño a mi "viejita" sé decir que mi otra buena e imperdurable amiga es la PC... (la t.v. ocupa el primer lugar)

    saludos!

    ResponderEliminar
  35. Sentido post que me lleva a ratificar lo que siempre he observado en muchas personas adultas mayores. Si un día puedo tener un "empujoncito de suerte" pondría un sitio divino, alegre y de ensueño para este tipo de personas. Merecen todo nuestro apoyo, comprensión y respeto.

    Besitos amistosos con afecto!

    ResponderEliminar
  36. Vengo a dejarte un beso, que ya no sé si me funciona bien esto o no.

    ResponderEliminar
  37. Gracias por sus comentarios. Regreso a la normalidad sin vacaciones ya en el horizonte, al menos a medio plazo.

    Prefiero aprovechar el tiempo en visitarles antes que en contestarles aquí. Mejor ¿no?

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  38. de vez en cuando paso por aquí, (hay tantos árboles en el bosque!), pero hoy, al leer esta entrada que refleja tan bien mi propio sentir sobre la soledad y la vejez, me animo a compartir el sentir contigo.

    un saludo, desde Galicia.

    ResponderEliminar
  39. Hola, he dado un breve repaso por este rincón y me encanta. veo que hablas de la soledad. Buenas reflexiones.

    Te dejo un enlace que viene al caso.
    http://reflexiomes.blogspot.com/2008/07/corazn-dolido.html

    Saludos
    Kety

    ResponderEliminar
  40. Bello texto que habla de la soledad, aprender a vivir en soledad es un camino, y el otro es ser solitario, ambos se los tejen las personas que se encuentran sujetas.
    Yo al igual que Nerim, afirmo cada accion tiene una reaccion, y aunque es triste y conmueve un anciano solitario, tambien lo es el abandono de un niño pero con dolor observamos que los ancianos tuvieron el tiempo para cambiar ese destino.

    Que pena no? tengo una amiga que a sus 40 y mas ya visualiza su soledad inminente y sus hijos buscan su propio camino pues ella esta tejiendo esa teleraña de soledad con sus logicos argumentos.

    Es un gusto leerte de nuevo, aqui me encuentro poniendome al dia. besos y abrazos

    ResponderEliminar