27 de febrero de 2009

AVES MIGRATORIAS

Los últimos días, aún teniendo escritos pendientes, me distraigo paseando y fotografiando la naturaleza.

No salgo de mi asombro al comprobar el instinto empecinado de las aves migratorias. Pese al ensanchamiento del Sahara, a que le llenamos el cielo de aviones y los campos de sequedad, a pesar de las alteraciones que le hacemos al clima, cada año regresan alborotadas, formando bucles para tomar las corrientes cálidas y balancearse en ellas para recuperar fuerzas sin dejar un sólo miembro abandonado (ya quisiéramos los humanos hacer lo mismo).

Verlas formar filigranas en el cielo mientras se animan unas a otras es para mí el anuncio oculto de que la primavera llega y también un aviso de que realizaban esa migración miles de años antes de la llegada del hombre.

3

1

6

4

--

Fotos mías de bandadas de grullas tomadas en esta semana. Otra forma de ver la primavera mirando nada más que al cielo. Recomiendo como siempre ampliar, tienen gran resolución pero poco tamaño.

38 comentarios:

  1. Qué espectáculo tan magnífico, querido Goathemala. Debe ser casi místico el poder contemplar algo así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tanhäuser, sí querido amigo. Yo con cosas así me emociono. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante la foto de la cabecera.

    Y el resto, que luz tan linda, viene la primavera.

    Besos...

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Ya está aquí la primavera!!

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso espectáculo y que pudieras mostrárnoslo.

    ResponderEliminar
  6. Preciosas imágenes y que buen fotógrafo...como dice mi amigo Pedro...!ya llega la primavera¡...ya se siente, el campo esta lleno de verde y los árboles se llenan de florecillas.... una brazo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Buenas, amigo.
    Siento debilidad por las fotos que nos regalas. Es difícil hacer esas fotos si no se tiene una buena cámara. Estoy esperando la oportunidad de hacerme con una que sea decente, porque la que tengo es de lo más sencillo.
    Contemplar la migración de aves es todo un espectáculo. Cada año, hacia finales de agosto, suelo ver la "huida" de águilas que precisamente vienen a pasar por aquí,hacia África. Es espectacular la imagen de sus bucles.
    Quedo en la espera de tus nuevas y sorprendentes fotos de la primavera que ya llega.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Cuánta belleza, por Dios, y por Dios, tanta belleza...

    Gracias Goathemala.

    Un abrazo emocionado.

    ResponderEliminar
  9. Bien bonitas. Hace poco quise hacer lo mismo pero no me salen.
    Relajan mucho las imágenes.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Todo un espectáculo de la naturaleza. Cada año puedo ver esto mismo, bandadas de pájaros que emigran a paises más fríos para pasar el verano. Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu nuevo regalo, amigo. Vivo en el campo, en un lugar que llamamos "Batuco", denominación de origen araucano que junta "watru" (cañaveral) y "ko" (agua): hablamos de los "humedales de Batuco", espacio protegido que se llena de esas aves. Simpre he admirado - como dices - la solidaridad de esas bandadas. Cuando algún pájaro debe bajar, hay varios que lo acompañan hasta que retoma el vuelo y alcanzan a los demás. Saludos. Gonzalo.

    ResponderEliminar
  12. Buen Ojo compai!
    Excelente que le pongas atencion a esos detalles que muchas veces la vida moderna y las luces de la ciudad , nos oscurecen. Gracias por compartirlas. Y buena reflexion!

    ResponderEliminar
  13. Es verdad que no has puesto escritos pero también es verdad que mirando y observando el cielo como tú lo haces, se pueden crear bellas poesías.

    ¡Ya llega la primavera, Goathe!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. :D yo la primavera la noto en la luz y en el sentimiento de cambio que me invade , pero tu manera es más espectacular¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  15. Eres, además de un extraordinario fotógrafo, una estupenda persona que hace volver a lo eternamente natural.
    A ver si no pierdes mi nueva dirección del blog otra vez eh???

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Qué grande,libre,sorprendente,
    maravilloso es el ciclo ancestral de la vida,nuestro Dios interior,
    nuestra supervivencia,nuestro norte.
    Precio es emocionarse y entender la fuerza interior de la Vida. La imágenes un canto épico, una epopeya.
    Inuits

    ResponderEliminar
  17. Si alguien en California (si, hasta la ex de mi marido, al cual en cualquier momento se lo mando con moñito de regalo y todo) ve a mis golondrinas, por favor, cuide de ellas. Estan acostumbradas a los humanos.
    Espero que a estas grullas y todas las aves migratorias, les preparen un acogedor hogar en Europa para reponerse de un largo viaje; estas aves a puro musculo cruzan medio mundo y tienen una vista privilegiada del mundo desde la altura.

    ResponderEliminar
  18. El tema de la complejidad y caos, es un hoby para mi... y encuentro en ti (no se si intencionalmente) reminisencias a dicho tema.

    Con tu permiso te dejo un escrito de un biologo Venezolano, que es sugenrente al tema que presentas.

    ---------------------------------
    · Desde el virus hasta la ballena, desde el micro-hongo hasta el árbol, todos tenemos algo que decir.
    · La única ventaja de ser primates, es que aún nos reconocemos ante un espejo.
    · Todos deberíamos asistir a la escuela para empresarios de las hormigas.
    · Observemos la transmutación de la oruga.
    · ¿Qué tigre se corta las uñas?.
    · ¿Qué planta odia el dióxido de carbono?.
    · Es curiosa la fractalidad del girasol.
    · Un copo de nieve es orden y caos a la vez.
    · Los caballos si saben de miradas.
    · Los loros no sólo repiten palabras.
    · En la semiótica natural el mensaje es el medio.
    · Entre el corazón y la razón existe todo un sistema inmunológico.
    · ¡Que compleja puede llegar a ser la telaraña del pensamiento!.
    · Si no lo escuchas no quiere decir que no se ha dicho. Ejemplo: el sonar de los murciélagos y los delfines.
    · Déjate atrapar por los tentáculos inteligentes de un octópodo.
    · Podríamos aprender mucho de las aves migratorias y los campos magnéticos.
    · La relación marea/luna nos habla de la ley de la gravedad. Y la relación ser vivo/luna ¿de que nos habla?.
    · Generalmente no somos conscientes de todo lo que trasmitimos. Ejemplo: la ceguera de los peces biolumínicos (ellos tampoco ven lo que hacen).
    · ¡Que puntuales son las aves. Y no tienen reloj! ¿o sí?
    · Sincronicemos nuestros relojes biológicos con las aves.
    · Los perros pueden oler al cáncer, ¿tú que puedes oler?
    · Si escucháramos la voz de los elefantes entenderíamos mejor la vida.
    · Si escucháramos a los elefantes, tendríamos que recordar su compleja lengua, y para ello su memoria es mejor que la nuestra..
    · En el orden social de las abejas no existe ni la política ni el protocolo.
    · Cantemos a la lluvia con la música de las cigarras.
    · Prefiero las predicciones sísmicas de los animales por encima de los sismógrafos y los sismólogos.
    · El campesino sabe cuando es el tiempo de sembrar. El hombre urbano no sabe cuando es el tiempo de vivir.
    · El campesino entiende muy bien las señales de la naturaleza.
    · El indígena no sólo le habla a sus dioses.
    · ¡Que halcón usa anteojos!
    · Ninguna especie animal necesita inventarse juegos colectivos para compartir medianamente (excepto la humana).
    · Las asociaciones, gremialismos, grupos, religiones, equipos, etc; son sólo inventos humanos, el resto de las especies zoológicas no requieren de excusas para compartir.
    · El agua no sólo es el origen de la vida. También es su vehículo.

    ResponderEliminar
  19. Las fotos son preciosas, y una preciosidad también ese cielo.

    ResponderEliminar
  20. Woath.. la semana pasada conduciendo en la capital tuve esa misma percepción.... con los pájaros.. me sorpendió... me parecio increible, magnifico... y pensé en que tenía que hacer una entrada en el blog... sobre ese tema...

    Y tu vas y la haces... es casualidad... ja, ja, ja,.... los de campo... percibimos cosas parecidas...

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Hola, Goathemala.

    Tengo que decirte que desde que descubrí este blog esta ha sido una de las series que más me han gustado. Quizás porque las veo en un momento especial de mi vida.

    Cuánto desearía poder ser una de esas grullas e irme volando a cualquier parte. No tener ataduras, no tener límites, simplemente volar y volar hasta que me canse.

    Tus fotografías son hermosas y las acompañas siempre con una nota que le llega a uno directo al corazón.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  22. Estoy segura de que esos paseos también forman parte de tus futuros escritos, son parte de tu todo así que... adelante con los paseos y gracias por las fotos. Un abrazo, Goathe!!

    ResponderEliminar
  23. Quizas nosotros deberiamos hacer lo mismo, pero nos atamos a un solo sitio normalmente, aunque yo ando para arriba y para abajo siempre, tengo espiritu de ave. Besos para ti.

    ResponderEliminar
  24. Saludos Goathemala y gracias por tus dos anteriores comentarios hermano. Estaré leyéndote y dejando mis comentarios en el transcurrir de tus publicaciones.

    Tenemos en común que nos gusta admirar, apreciar y cuidar de la naturaleza. Y cómo no? A sabiendas que de ella se ha podido perpetuar la humanidad.

    Gracias amigo por tu apoyo y amistad. Estamos en contaco.

    ResponderEliminar
  25. Hola como estas?

    Que lindas imágenes, estoy de acuerdo contigo, estas aves son hermosas, su forma de vuelo es tan especial, de verdad que son de admirar.

    Pienso que si quisiera ser un animal, decidiría ser un ave, no hay animal más beneficiado al poder tocar el cielo y hacer figuras en el.

    Te cuidas.

    ResponderEliminar
  26. También tu escrito recoge la esencia de la esperanza. Habla de superación, de esfuerzo común, de ayuda mutua, ...

    Las fotos son muy bonitas. gracias

    ResponderEliminar
  27. Unas fotos magníficas, debe ser muy difícil tomarlas, porque estando en movimiento... Aquí en Valencia ya echo yo de menos mirar al cielo, porque lo tenemos encapotado ni sé cuantas semanas... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Hermosas fotos y texto, Goathe.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Que placer pasear por aquí, de verdad, todo un lujo poder admirar tanta belleza...
    Las fotos son tremendas...divinas...se sienten plenamente...libertad, primavera...tantas sensaciones...volveré!!!!

    Besiños

    ResponderEliminar
  30. Grandioso... si, estas son las cosas que merecen este adjetivo, simplemente grandiosas esas filigranas, ese instinto, y ese ¿motivo??

    ResponderEliminar
  31. Que bonito blog, desde ahora será uno de los puntos en que me pararé en mi paseo por el mundo de los blogs.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. ¡¡¡Impresionante!!!

    La última vez que vi un espectáculo así fue en un pueblo de La Rioja, y me pareció algo verdaderamente emocionante el alboroto alegre de sus graznidos y la forma tan maravillosa que tienen de volar, sobre todo cuando forman una escuadra perfecta y siguen todas a la que va en cabeza, con precisión matemática.

    Tiene razón Tanhaüser, en que es una contemplación casi mística.

    Un abrazo y envidio la suerte que has tenido de contemlarlas.

    ResponderEliminar
  33. Unas fotos espectaculares. Deberiamos aprender de la sabiduria de los animales y de la fortaleza y perseverancia de las aves.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Siempre que veo las bandadas de grullas, me pongo a mirarlas hasta que las pierdo de vista o se me agarrota el cuello.
    Por aquí se dice que, cuando pasan, es que traen tras ella a la lluvia.

    Dos abrazos

    PD: No sabía que habías vuelto.

    ResponderEliminar
  35. Hola Goat.. donde te metes.... es broma.. espero que este bien por las tierras castellanas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Goathe, siempre me enmudecen tus fotografías... me gustan las aves y esa su manía de andar acompañadas teniendo el espacio del cielo para sentirse solos y reclamarlo...mmmm... o será que es por que se sienten solos que siempre andan acompañados?. En fin, dichosos!

    abrazos

    ResponderEliminar
  37. Recuerdo, de pequeña en el cole, teníamos que buscar un tema en la naturaleza que nos intrigara y luego investigar sobre él. Pues sabes cual fue la pregunta que me ocurrió: ¿Por qué migran los pájaros? Menuda pregunta... A la que parece ser, aún siguen diversas incógnitas sin aclarar. Quizás la observación de la naturaleza y sus ciclos, sea una de las mejores formas de aprender a amarla y a respetarla.
    Aunque a veces tardo en decirte algo, me paseo por aquí, me recreo en tus letras y disfruto con las fotos.

    Un abrazo en las alas del viento

    ResponderEliminar
  38. Muchísimas gracias por sus interesantes comentarios. Me encantaría poder responderles personalmente.

    Abrazos.

    ResponderEliminar