19 de octubre de 2006

EL HOMBRE QUE QUISO BAILAR COMO UN LATINO

Fue algo atrevido, nadie lo duda, pero un día quise bailar como un latino. Siempre los he admirado cuando bailan. Algunas veces creo que tienen el hueso de la cadera roto de como la mueven. El acto temerario sucedió tras una boda en Andalucía, mi esposa chapina bailaba una canción de Carlos Vives; por cierto, cuando baila, se vuelve cien veces más guapa.

No se si me animó mi nick o alguna copita de vino, pero el caso es quise devorar la pista y demostrarle que en su marido también existía sangre latina bailona. Renegué de mis conocidos movimientos travoltianos y moví el esqueleto como un poseido. Mis pies echaban humo y mis brazos adoptaban posturas imposibles. Les prometo que sólo quien ha visto el tamaño de mis zapatos podrá reconocerme bien la proeza.

-Se agradece tu esfuerzo – me dijo sonriendo – pero bailas como un europeo. Ya te iré enseñando.

No me desánimo esa frase tan lapidaria y seguí, como bien pude, hasta altas horas de la madrugada. Desde entonces recibo, ocasionalmente, clases de ella. He aprendido cosas increíbles como que se puede bailar sin mover los pies del suelo, simplemente contoneando las rodillas. ¿No es maravilloso? Es como si me dicen que se pueden cazar conejos con arco y flecha.

Ahora en las fiestas suelo bailar que es lo que mejor se puede hacer cuando la música elevada impide la conversación, pero tengo ya olvidadas las pretensiones de bailar como latino.

En cualquier caso, valió la pena el intento.

--

Al intentar editar este mensaje borré los comentarios que Max Estrella, Jogreg Henriquez y Emilylight, habían dejado. He podido recuperarlos desde la cuenta de email y los añado ahora, valgan estas palabras para disculparme y mostrarles mi gratitud.

9 comentarios:

  1. Afortunado tú que tienes buena profesora y que, aunque bailes como europeo, al menos sabes bailar, no como yo que desde luego, ni aunque latina sabría...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. MAX ESTRELLA
    http://tabladomarionetas.blogspot.com

    sencillamente no podemos,debe ser algo genético ese modo de contonearse de los latinos y latinas,o la forma de mover las caderas...dicen,estimado amigo que lo importante en estos casos es participar

    ResponderEliminar
  3. EMILYLIGHT
    http://emilylight.blogspot.com/

    A mi me encanta toda clase de bailes y siempre soy la bailona en todas fiestas, bodas, bautizos. Pero es que la salsa, el merengue, el cha chá todos estos bailes me vuelven loca. Ya estuve aprendiendo
    un poco en una academia y la verdad no se me da mal. Pero no soy capaz de convencer a mi marido, para que se apunte conmigo.
    ¡Es un soso!


    Saludos...

    ResponderEliminar
  4. JOGREG HENRIQUEZ
    http://circulemos.blogspot.com

    Hermano, ¿usted sabe cómo le decimos a eso? ¡¡¡SABOR!!! Desde chiquiticos andamos en una de "anda, nené, baila, baila!", y nos matamos de risa cuando una niña no ha aprendido a caminar y ya mueve las caderas al mejor estilo de Shakira... Así somos, compa, llevamos ese contoneo en la sangre. Yo soy de los que no puede escuchar una musiquita medio sandunguera porque de inmediato comienzo a moverme: merengue, salsa, gaita... Me desarmo, y es rico...
    Saludos,

    ResponderEliminar
  5. y yo creía que lo "latino" nos venía de España!

    ResponderEliminar
  6. Mi querido amigo: solo aquí he podido entrar a dejar un comentario. En los posts de días recientes no pude ingresar. ¿Hizo algún cambio reciente al formato del blog?

    Me alegro de haberlo encontrado y ya está en la lista de blogs que leo todos los días. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Goathemala. Siempre entro a leer tus posts. A veces, no tengo mucho tiempo para comentar, pero me gustan y los imprimo para leerlos mas tarde. Me gusta mucho tu experiencia, queriendo bailar como latinoamericano.
    Mira, quiero hacerte una observación, con todo respeto, referente a la palabra que usas para llamarnos a los latinoamericanos. La palabra "latino" se usa para designar a todas aquellas personas cuya primera lengua o idioma materno, se haya derivado del latín vulgar. Se cuenta entre ellas el español, italiano, portugués y otras. Por ello, todos ellos también son latinos.
    He escuchado como en España nos dicen latinos a nosotros, excluyéndose ustedes. A qué crees que se debe esto?

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón Chachi, te contesto en tu mail.

    ResponderEliminar
  9. Lo importante es BAILAR querido Goathe.

    ResponderEliminar