23 de octubre de 2006

LA LUCIDEZ DE FRANCISCO QUEBRADA

El día que Francisco Quebrada vio la luz, las intensas lluvias inundaron al pueblo dejándolo incomunicado. Por ello un agorero ebrio, vaticinó a su madre que su hijo crecería aislado e incomprendido. Fue la sordera descubierta cuando medía ya cinco palmos y no el agua desbordada el día de su nacimiento, la que excluyó a Francisco. Su aspecto aturdido y su retraso al vocalizar hicieron el resto para que fuera considerado el tonto del pueblo.

No lo era. Francisco era muy consciente de sus limitaciones y para ello pergeñaba sus pensamientos en una pequeña libreta que portaba a todos lugares. Era su confidente, le servía para ordenar su mundo.

Durante un partido de fútbol, comprobó que ganó el equipo que tuvo los seguidores más ruidosos. El resto de sus vecinos miraba la posesión del balón y cosas más extrañas que no entendía como la distribución del juego por las bandas.

En el siguiente partido fue la sensación porque acudió con un tambor y movilizó al equipo hasta la victoria. Aquel triunfo significaría el comienzo de su aceptación y el reconocimiento de su valía.

Abandonada en el campo quedó una libreta que nadie leería. En su interior se desdibujaba una frase:

“Todos adoran el fútbol, hasta la locura. Será fácil hacerlos amigos, si encuentro el método".

12 comentarios:

  1. Que impactante lectura en los momentos mas debiles de la realidad... la discriminacion, la guerra, la muerte!!!!

    Acaso hay alguien superior a los demas que sea capaz de demostrarlo?

    Gracias por leer...

    Un saludo desde la entraña misma de la verde y eterna primavera, desde la tierra de los arboles...

    Antonio Zejel

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esta serie de conocimientos que llegan a tocar partes muy sencibles de la conciencia humana... Sigue adelante.. Siempre persiguiendo un ideal

    Saludos desde la Tierra de la Eterna Primavera, Guatemala...

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito, es duro como en la sociedad podemos juzgar o ser juzgados con extrema dureza sin tan siquiera conocernos. Pero como muestra tu relato si tan siquiera una de las dos partes se decide a cambiar, a acercarse y dar una oportunidad, con decisión y corazón podemos llegar a algo mejor.

    También es una sorpresa encontrar este blog. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Quien pudiera dispones de una libreta ..que simplificara los problemas de comunicación con una simple frase..

    ResponderEliminar
  5. A veces nos complicamos mucho la vida para comunicar cosas sencillas...quizá lo peor es que las barreras de incomunicación son artificialmente creadas por nosotros mismos...quizás estemos en un proceso de deshumanización...
    un fuerte abrazo compañero

    ResponderEliminar
  6. Cuanta razón tienes, Max.
    Si uno entra en un bar español por la mañana cuando la gente desayuna en silencio con cara de poker y dice:
    "El Real Madrid no es el mismo, ya no hace ese juego vistoso", inmediatamente como por arte de magia se verá inmerso en una animada conversación. Lo hice yo sin tener idea de futbol. Creo que en otros lugares pasa lo mismo.

    Curioso como a traves de algo que apasiona a la gente podemos socializar.

    El el improvisado texto, me basé en un muchacho que en mi pueblo es presidente del club de fans a pesar de tener síndrome de Down. A él va dedicado porque le admiro mucho y siempre me recibe con un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Acaso dolor es el que me hace buscar seres insulsos?

    Me causa alegria que Francisco encontrara 'companiera', pero tambien me da un poco de tristeza que haya tenido que sumergirse entre ese absurdo pasional del fut-ball.



    Pronto vuelvo...

    ResponderEliminar
  8. Leyéndote en este texto y los pasados.
    Siempres dejas pensando y te agradezco.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  9. TGus comentarios en mi blog me han llevado a identificar el tuyo... metendrás con frecuencia. Saludos desde Chile. Gonzalo.

    ResponderEliminar
  10. Su blog, amigo Gonzalo es profundo y conciso, fue un gran descubrimiento y me bastó con escribir nahual. Apenas pueda, le enlazaré desde el mío.

    ResponderEliminar
  11. Francisco hizo lo que muchos, a los que nadie calificaría de "tontos", hacen: arrimarse al sol que más calienta...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hago lo mismo que Francisco Quebrada, aunque no tengo una libretita anoto las ideas, pensamientos, frases o lo que sea en donde y cuando se me ocurre, para despues trabajar en ello...el futbol no hace a la amistad...es solo un nexo como muchos tantos que une gente...la gente muchas veces se sienta a mirar que los diferencia y poco en ver que los asemeja...entonces en cosas tan lindas y tontas como el deporte (en este caso la pasion por el futbol), se sienten partes de algo grande...minimalisticamente un rebaño...pero una excusa para no estar ni sentirse solo......gracias por tu visita, me gusta mucho tu blog...volvere, besos.

    ResponderEliminar