2 de enero de 2007

CASI UN REGALO

Había sido su mejor negocio, sin sobornos ni presiones excesivas acabo comprando el caballo de sus sueños; un hermoso alazán con una llamarada blanca entre los ojos y un aspecto magnífico de cabalgadura de emperador.

Montado en la grupa, vestido de flamenco, presumiría por el camino de Rocío con su nueva y flamante mujer. Se morirán de envidia, pensaba. Tenía éxito en todos los aspectos, como empresario, como esposo de una miss veintitantos años menor y además, estrenaría en poco tiempo una mansión con piscina climatizada. A todo esto se añadía ahora ese noble y musculado corcel.

Llegado el momento de la romería, ya con su impecable traje colocado, dispuso a su esposa en el carruaje y se adelantó al mismo unos metros montando su reciente compra. Presidiendo la carroza con el porte de un Cesar victorioso.

De improviso la dócil cabalgadura se desplomó con estrépito y acabaron tumbados entre arenas y retamas.

¿Qué pudo ser?, se preguntaba dolorido entre las risas socarronas del grupo. No hay nada para que tropezara ni tampoco en su andar demuestra ser zambo o contrahecho.

Volvió a montar con dignidad recobrada pero observando, con ojo avizor, cada detalle del comportamiento de su montura.

A lo lejos un apagado sol vestía de ámbar la marisma y regazadas aves regresaban a los alcornocales. Unos chicos aburridos de las canciones de sus padres jugaban con petardos fuera de la linde del camino.

Apenas explosionó uno, de nuevo el caballo cayo de bruces pero con un desmoronamiento teatral como calculando la postura para no dañar al jinete.

No pudo más. Marcó en su teléfono móvil el número del vendedor para ajustarle cuentas.

- El animal es casi un regalo por ese precio, le decía el vendedor, tan sólo tiene el vicio adquirido de tirarse al oír una leve explosión, pero hay que entenderle porque antes perteneció a un especialista de cine y acaba de terminar el rodaje de dos películas del oeste.

39 comentarios:

  1. Aunque parezca el caballo de Paulov, está inspirado en una historia real.
    El caballo vive como semental en una dehesa andaluza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me estoy riendo. Una llamarada blanca entre los ojos...de vocación, cabalgadura de emperador, y de profesión cineasta.
    Menos mal que tiene una buena jubilación.
    Buenísimo.

    ResponderEliminar
  3. wuauuu que caballo más extraño

    :)

    Suerte para este año que recien comienza !!



    saludos y cuidate
    :)

    ResponderEliminar
  4. Bien, mientras no se tire ante toda clase de explosiones, porque entonces, habrá que aislarlo de globos, escapes de autos y flatulencias...jajaja. Un caballito actor, qué comico y qué interesante.

    Me encantó el estilo del relato.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, una de las cosas que me dijeron era que con un simple globo que explotara cerca se tiraba al suelo.
    Es tremendo lo que hacemos con los pobres animalitos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Es una narración excelente.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo he visto cada escena según he ido leyendo, por un lado, porque está maravillosamente escrito y por el otro, porque vivo en un pueblo muy "Rociero" jejejeje.

    Dos abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaaa!!!!!!!

    Me vengo de lo de Klimt que te "recomendó"""...y valió el viajecito!!!

    Hermoso post!!!! Amo los caballos. Sos nobles.
    Todo bien??
    Comenzaste con alegría?

    Bueno, te espero en mi blog para que le escribas tu cartita a los Reyes Magos....te animás???
    No pierdas la oportunidad!!!!
    Pidaaa "ya" !jaja!!! :)

    Un abrazo!!! Ferip

    ResponderEliminar
  9. Que suerte
    y que buen blog. felicidades...

    Dicen en mexico o mejor dicho dice Vicente Fernandez....
    El Mejicano para ser feliz solo necesita una Buena VIEJA y una buena MULA.....Pero
    Que la mula no sea muy vieja......
    y que la vieja no sea muy...

    ResponderEliminar
  10. Me parece interesante la necesidad de ufanarse de este singular personaje.
    Llenarse de simbolos de victoria para asi ser tomado en cuenta como un ser de gloria.

    Me parece interesante hasta el punto de parecerme estupido.


    Gran relato.



    Pronto vuelvo...

    ResponderEliminar
  11. Ah! Pobre caballo y pobres animales amaestrados. No solo tenemos las ínfulas de creernos mejores y superiores, sino además, los martirizamos.

    Mi perrita y mis gatos se asustan mucho cuando para Navidad y Año Nuevo hay muchos cohetes.

    Pero no se tiran al suelo. Me alegro de que el caballo viva ahora en mejores circunstancias.

    Pasando a otro tema, qué fotos maravillosas tomás. Cuando sea grande voy a tomar fotos así.

    Besos para tí y tu esposa.

    ResponderEliminar
  12. Jajaja... no tiene nada que ver, pero de pronto me acordé de la perrita que tenía mi ex mujer (ya murió - la perra, la mujer no hay quien la mate- jeje) que se ponía fatal con los petardos. Llegaba a vomitar la pobre.

    El espectáculo era verla (a la perra) ante un partido de futbol en la TV. Si jugaba el Barça; sea porque sentía la tensión de los pobladores de la casa o por lo que sea, tomaba una actitud que facilmente la confundía con un humano. Era increible verla corriendo y dando vueltas alrededor de la mesa de centro, si marcaban un gol.

    ResponderEliminar
  13. Narración excelente. Dicen que los caballos son muy nobles. ¿Lo era también quien lo montaba?.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  14. Deliciosa anécdota, además de divertida. También dí un repaso a tu post sobre Aníbal. Muchas gracias por tu visita. Espero dentro de unos días estar a pleno rendimiento. Deseo que el año haya empezado bien para tí y vaya mejorando día a día. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Jjajajaja, las historias que sacas... Bueno, no todo se puede tener, no? He ahí la gracias.

    Muchos saludos!

    ResponderEliminar
  16. La magia de saber contar un recuerdo...hermoso...saludos!

    ResponderEliminar
  17. Excelente relato! me encanta el sarcasmo que lleva!

    JAJAJAJA! todavia me imagino al caballo tirandose y al mister muy digno! jejeje

    besos y abrazos

    ResponderEliminar
  18. Tu magnífico relato me provocaría risa, de no ser porque no puedo dejar de relacionarlo con la muerte de una vecina de mi pueblito que murió recientemente al caerse de uno de estos animales.
    Así es la vida...

    ResponderEliminar
  19. Anónimo06:44

    Pedro de Alvarado tambien se murio cuando uno de estos semovientes y su secretario Baltazar Montoya deslizo y le saco los elotes chiapanecos que se habia comido.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué bueno!
    Muy buena narración, y muy buena historia.

    ResponderEliminar
  21. entretenida anecdota, narrada en forma excelente!!!

    en fin, un caballo famoso, no un caballo cualquiera, mejor darse una vuelta por el circo, o por la plaza central, y sacarle raja a tal espectaculo!!

    en fin, ya en el 2007...
    lo mejor para vos y familia,

    ResponderEliminar
  22. jajaj....muy bueno!
    Pasa.
    Hasta en "las mejores familias"
    jajjaja

    ResponderEliminar
  23. O es eso, o es porque el caballo no se deja montar por cualquiera. Yo creo que muchos animales tienen más dignidad, incluso, que muchos humanos. Buena anécdota.

    ResponderEliminar
  24. Los caballos son para decir los animales cuidados pr el hombre que mejor viven, de semental y con esos adornos en sus pelos bien peinados. Me encanta los caballos percherones. SAludos

    ResponderEliminar
  25. Excelente y divertida historia, más aún cuando nos haces saber de la jubilación dorada de la que goza el bueno del caballo.

    Aprovecho para desearos a tí y a tus lectores lo mejor para este año que acaba de empezar.

    Salud

    ResponderEliminar
  26. Ador y le profeso un profundo respeto a todos los animales , en especial a los gatos y a los caballos.
    Fabuloso relato.
    Saludos y deseo un muy buen año 2007 para ti

    ResponderEliminar
  27. Gracias por los comentarios a todos.

    Me contaron la anécdota hará cosa de dos años, le sucedió a un empresario de la construcción. Lo primero que sentí fue pena por el pobre animal, me entristece que en pos de un objetivo, los animales pierdan parte de la poca espontaneidad que les queda. Queda claro que la misma domesticación ya les arrebata parte.

    Me dijeron entonces que no me entristeciera porque salvo esa pequeña tara el animal era perfecto y que de hecho estaba en una dehesa (parece ser que el constructor se lo regaló a un empresario taurino) ejerciendo como semental.

    Las caídas de caballo sucedieron efectivamente en el camino del Rocío.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Iba ese zeñorito jerezano de amplio,poblado y peinado mostacho,mostrando sus galas gitanas,rocieras y altaneras cuando...jajaja
    Buenísimo,como siempre...me gusta ese punto irónico que adopta...
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  29. me encanto tu relato esta muy bueno!!

    ResponderEliminar
  30. Que bueno saber que estas por ahi de nuevo, gracias por la visita, saludos cordiales de año nuevo...

    invitacion para ir a www.nadaeditores.blogspot.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Que está en una dehesa y ejerce de semental?
    Jajajaja... me has dado la idea de mi vida.
    Ya se que quiero ser cuando sea mayor y como llegar a conseguirlo.
    Hoy me estreno con los cohetes del final de la Calbagata de Reyes

    ResponderEliminar
  32. Gracias por tus palabras!!!!!

    ...llegaron los Reyes! ;)

    ResponderEliminar
  33. Hola!
    Gran trabajo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  34. Disfrutando de tus escritos de nueva cuenta en la nueva cuenta 2007: quédate por los aires y comoel barón rampante Italo Calvino, sigue contándonos lo que ves dede las alturas
    Un abrazo
    Gab

    ResponderEliminar
  35. Realmente una historia para contarla y reflexionar.

    Gracias.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  36. Muy buena la anécdota, me imagino al pobre caballo tirándose teatralmente al piso, lo máximo realmente...
    Saludos,

    ResponderEliminar
  37. Soy de los que inconscientemente cierro los ojos cuando escucho un golpe o explosión…
    Muy curiosa la maña de ese alazán.
    Te contaré…
    Mi abuela me enseñó a criar animales, con ella tengo una sociedad y tengo un par de cabezas de ganado, ella me ha enseñado muchos rituales entorno a la crianza y venta de los animales.
    Lo que mas me impresionó es que para muchos un animal no tiene nombre, es impersonal, alguna vez pregunté porqué? Y me contestaron, que así no sufre ni el animal ni el dueño….
    Curiosa relación que tenemos con los animales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Como siempre Goathe, un regalo matutino leerte para empezar bien el día, que el 2007 sea mejor para vos y familia.

    ResponderEliminar