28 de enero de 2007

Gracias Ryszard Kapuscinski

Por hacerme ver que existe una enorme población mundial a la que no llegan los media y que lo peor que puede pasarles es que pierdan su medio de trabajo como aquella señora de Ébano que alquilaba su olla y se la robaron.

Por demostrarme que la información en nuestros tiempos es una mercancía sometida a los rigores del mercado. Que se varia sin ningún pudor si no se consume apropiadamente y que ya no necesita los tradicionales filtros de verificación de errores o de fuentes.

Por confirmar que en la supuesta neutralidad de los periodistas se encuentra muchas veces el miedo o el clientelismo ; y por tu valentía para demostrar que el genocidio de Ruanda no era étnico, sino una lucha feudal de castas, por tu denuncia de lo abusos de las multinacionales en países pobres.

Por no rendirte a ninguna ideología y mantener tu independencia en la seguridad de que la verdad se explica por si sola presentando hechos. Por evidenciar que África no existe.

Por dignificar la profesión periodística y dejarme el reposo y la denuncia contenida de tu excelente obra.

11 comentarios:

  1. “Ya nadie conoce de dónde procede esta costumbre ancestral que entiende el encuentro con otra persona como un acontecimiento, como una oportunidad y una fiesta. Nunca como un problema".
    http://www.elpais.com
    Conocer y vivir, vivir y conocer.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a él como tu dices, también por demostrarnos que en este mundo en el que se encumbra en los medias a la mediocridad, todavía hay periodistas de verdad que saben abrirnos los ojos al mundo y a la realidad, a esa misma realidad que aquellos que se dicen sus colegas se empeñan tanto en que no veamos.

    Gracias a tí por traérnoslo al recuerdo ahora que Ryszard Kapuscinski ha fallecido.

    Salud

    ResponderEliminar
  3. Gracias Mary y Charles ¿no tenéis la impresión de que en los medios de comunicación su muerte ha pasado bastante desapercibida? Quiero decir que tal vez se merecía algo más que una reseña por su muerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico post. Los homenajes a Kapuscinsky son un reconocimiento a la humanidad, que afortunadamente sobrevive en muchas personas.

    ResponderEliminar
  5. Los medios de comunicación están en lo suyo, que no tiene porque ser lo nuestro. Historia de un desencuentro.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Gracias entonces...me sumo a tu reconocimiento y homenaje...saludos, amigo arbol!

    ResponderEliminar
  7. Ojalá muchos de los nuevos periodistas leyeran... y si leyeran a Kapuscinski sería tanto mejor... Me preocupa que sigan siendo tan solo unos pocos los que se toman este oficio tan en serio.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo con respecto de que poco se habla de su muerte y de su trayectoria, al menos por este lado del mundo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Con él mueren uno de aquellos viejos reporteros que se introducia en los peores lugares para informar como es debido. No se sometía a los dictados de las grandes potencias
    (durante el genocidio de Ruanda acusaba a Francia de armar a los hutus), tampoco miraba la realidad desde un prisma ideológico. En Ébano, recomiendo su lectura, parece que leemos un cuaderno de viaje repleto de anécdotas. Terminado el libro, al lector le nace la reflexión de lo que ha leído por si sola, sin manejos.
    Eso era su arte.

    Hoy en día los medios escritos en España aburren, es la historia de un desencuentro como dice Marylohan, están atados por subvenciones del Estado o de las Autonomías y son muy partidistas,
    dependen tanto de la publicidad para subsistir que parecen en ocasiones extensiones de bazares
    porque venden colecciones de DVD o de MP3 tan sólo por aumentar las ventas para competir con
    los periódicos gratuitos y con internet.

    Saludos, gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  10. Paso a saludar.

    Aún ando envuelto en imagen de fantasma, de esporádico visitante de las letras.




    Pronto vuelvo...

    ResponderEliminar
  11. Si me permite hago mías sus palabras y yo también le doy las gracias.
    Si Kapuscinski y Luis Martin Santos son maestros de cabecera sólo puede haber un blog excelente.
    Le seguiremos viendo.

    ResponderEliminar