23 de octubre de 2007

LA GOLONDRINA Y EL ABISMO

Llaman melancolía de pájaro al insólito mal que los hace abandonar los refugios, renunciar al vuelo y acabar en un lindero donde su destino será morir de sed y hambre, ser atropellados o atacados por animales.

Así Sara, solitaria golondrina, optimista derrotada a golpes del que fuera su marido, asiste a una terapia que intenta unir con poco éxito los esparcidos fragmentos de su carácter.

Hay hombres que portan un abismo, el de Luis es debido a su mano tullida. Le nació con menosprecios colegiales y se hizo insondable en la ruptura con su novia. Sueña arrancarse las venas del brazo a mordiscos.

Luis, abúlico bonachón, cada mañana sirve desayunos en un bullicioso bar . Al atender a Sara se permite la coquetería de estirar la manga para ocultad la deformidad. Y se extraña. Aunque las aves suelen sentirse atraídas por el vacío han sido precisos cientos de cafés para concertar la cita de esta noche.

Ella se aplicará gotitas del mejor perfume, le costará abrir el frasco, pensará que caducó. Él se esfuerza ensayando sonrisas. Acudirán temblorosos, parapetados en callosas cicatrices de pasadas vidas. Se sentirán ridículos. Al final de la amable velada no se besarán. No concertarán otra cita. Durante la noche tendrán recíprocos sueños lúbricos pero a la mañana siguiente rehuirán la mirada, Luis olvidará esconder su mano contrahecha al servirle el café. Al voltearse cerrará lo ojos y evocará un instante su fragancia. Volvió a ponerse el mismo perfume, pensará. Sara demorará un momento su marcha con la intención de ser vista. Antes de desvanecerse el viento aleteará su abrigo.

Es ley natural que cualquier pájaro herido arrojado a un abismo intentará el vuelo por última vez. Desplegará las alas, pondrá toda su voluntad en planear los farallones y aspirar el aire brumoso. Reconocido el terreno, ganada la confianza en sus fuerzas, anidará en un promontorio, por muy profundo que sea el precipicio, por muy lisiada que esté la mano.

52 comentarios:

  1. Escrito con mucha carga simbólica en la que alabo el papel de las mujeres para crear un hogar incluso en las más adversas circunstancias.

    Cualquiera que escribe y crea personajes ejerce sobre ellos aptitudes proféticas porque atesora su destino, les concede una dicha o una desdicha.

    Aquí por aquello de probar una nueva técnica para mí, he empleado muchos tiempos verbales en futuro.

    --
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que ese tipo de relaciones platónicas se dan en la realidad más de lo que pensamos: te ha salido un relato muy bonito...

    ResponderEliminar
  3. Es simplemente grandiosa la forma en que manejas los símbolos con la realidad y nos llevas a un mundo de ensueño que nos depierta.
    Besos Goathemala.

    ResponderEliminar
  4. Qalamana , sí, es posible que se den más de lo que pensamos y también entre personas heridas o desagastadas por la vida. Pero creo muy poco en las relaciones platónicas. Más bien, creo, en los acuerdos, en las cesiones y en un diálogo que impere por encima de todo. Gracias.

    Waiting for Godot , hala! Menudo halago, gracias. No estoy muy seguro del resultado pero gracias.

    Gracias Ricard ;-)

    ResponderEliminar
  5. Es cierto...su destino es crear un nido.
    Es mujer.
    Le corre por las venas cierto perfume ancestral.

    ==================
    Nuestro Río de la Plata...Si!!!
    Es increíble...parece un mar!


    Un abrazo de golondrina.

    ResponderEliminar
  6. Jo...., me he estremecido. No conocía la expresión “melancolía de pájaro”. Tampoco sabía que nos parecemos tanto a las aves, y a veces nos dejamos caer junto al camino para no esperar nada. Desconocía que los pájaros y nosotros, los seres humanos, anidamos junto a precipicios. Bendito azar que nos aleja de las lindes del camino. O es sensación mía o cada vez tejes mejor los hilos del alma. Un placer leerte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Precioso, simplemente soberbio. Esta pájara ha sido tocada por tus palabras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy linda historia. Echarse a morir...me suena conocido, por desgracia, pero no todos son así.

    Eres inspirador, amigo.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Ferípula, gracias. Sí, serán los genes pero los hombres sienten esa necesidad más tarde. Y hay algunos que ni la sienten.

    Marlu, tenemos mucho parecido con las aves en aspectos emotivos; conocen muy pocas parejas en su vida. Es más hay algunas especies que nada más que conocen una. Gracias amiga.

    Pamela, no estoy muy convencido del todo pero decidí ponerla porque estaré unos días sin postear. Gracias.

    Alemamá, ¿sí? Espero que se pasara pronto eso de "echarse a morir". Efectivamente, no todos son así. Gracias, amiga.

    --
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Realmente este escrito me llega :D.

    ResponderEliminar
  11. Victoria, me gusta, como digo no estaba muy seguro del resultado.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  12. goathemala, hola! me encantó este cuento alado, amor platónico...y es en ese terreno de los sueños donde las aves más pesadas, menos ágiles, tulidas, y solas pueden tocar el cielo de la cumbre más alta de los andes.

    besos

    ResponderEliminar
  13. Porque todo pájaro herido necesita un nido donde cicatrizar sus heridas...

    Precioso texto. maravillosos es leerte.

    Dos abrazos

    ResponderEliminar
  14. Muy creativo, inteligente y que gran don, felicidades

    ResponderEliminar
  15. Sara y Luis tienen en común algo, un impulso natural hacia la felicidad.

    Puede que lo expresen mal; hasta es posible que sus habilidades sociales (substancialmene menores que la media) los pongan en apuros en las cosas que les pasan y/o que les des-pasan en el mundo; pero ese impulso seguirá con ellos, como el más valioso de los regalos, hasta su mismísimo final

    Y para saciarlo hasta desbordar no necesitaban, no necesitan en puridad, de ninguna habilidad "externa"

    ResponderEliminar
  16. Esta claro que, al final, todos volamos hacía la felicidad aunque el camino por el que nos llevan las corrientes de aire, en ocasiones, sea el de la autodestrucción...

    Bello texto, amigo Goathemala, que me ha traído a la memoría "El Albatros" de Baudelaire, uno de mis poemas favoritos:

    A menudo, por divertirse, los hombres de la tripulación
    cogen albatros, grandes pájaros de los mares,
    que siguen, como indolentes compañeros de viaje,
    al navío que se desliza por los abismos amargos.

    Apenas les han colocado en las planchas de cubierta,
    estos reyes del cielo torpes y vergonzosos,
    dejan lastimosamente sus grandes alas blancas
    colgando como remos en sus costados.

    ¡Qué torpe y débil es este alado viajero!
    Hace poco tan bello, ¡qué cómico y qué feo!
    Uno le provoca dándole con una pipa en el pico,
    otro imita, cojeando, al abatido que volaba.

    El Poeta es semejante al príncipe de las nubes
    que frecuenta la tempestad y se ríe del arquero;
    desterrado en el suelo en medio de los abucheos,
    sus alas de gigante le impiden caminar.

    (Traducción de Enrique López Castellón)

    Perdón por el añadido tan extenso, pero es lo que me ha venido a la memoria.

    Salud

    ResponderEliminar
  17. Sole, a veces también toca perder y tirar para adelante como sea. Gracias.

    Trini, tampoco lo veo muy imprescindible, hay mucha gente que vive sola tan alegre. Gracias amiga, un honor.

    Mónica Lima Quinto, gracias, me alegra mucho que te guste.

    Reikiaduo, creo que sí. Cuando uno está herido lo prioritario debe ser recuperarse, claro que el amor ayuda mucho a superar defectos y traumas internos (incluso los producidos por el mismo amor). Gracias.

    Charles de Batz, no lo conocía. Gracias por ponerlo, sabes que me hubiera ido a buscarlo tras leerte ;-) . Es misterioso como la mente crea asociaciones y una lectura nos transporta a una vivencia y a la inversa. Es un práctica muy gozosa y recomendable viajar con la imaginación.

    Gracias y saludos a todos.

    ResponderEliminar
  18. Env�a un Mail para la embajada del Brasil en tu Pa�s y habla de la injusticia que los tribunales do Brasil est�n cometiendo con esta ni�a.
    Gracias.
    Viva la solidaridad entre los humanos.

    ResponderEliminar
  19. David, no me entero bien. Voy a visitarte, veremos si de este modo lo capto.

    --
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Amigo, me hiciste llorar.


    Te abrazo otoñalmente y llorando.

    ResponderEliminar
  21. Amigo, muchas gracias, como siempre llegando a tocar la sensibilidad de los que te leemos. Me gusta mucho la soltura con la que podes narrar cualquier momento de la vida, tuya, o de otros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. He conseguido volar entre las letras. Sencillamente ¡PRECIOSO!

    Besitos

    ResponderEliminar
  23. La técnica está muy bien pulida. Lo más importante es que toca os sentimientos.
    Me gustó.

    ResponderEliminar
  24. Y que paso con Sara? Luis tal vez remonte vuelo, pero por lo visto ella se dejara morir en algun paramo. Las golondrinas son ahora una compañia cotidiana en la oficina, me encanta verlas volar. Tambien tenemos garzas oportunistas, y algunas le usan el balcon al dueño para comer con comodidad el pescado. Una vista muy natural, eso si.

    ResponderEliminar
  25. Ala!! como me ha gustado!! que cantidad de significados se le puede encontrar!!
    Realmente que bueno, muchas conclusiones, la que mas me pondera, levanta, vuela, intentalo una última vez...siempre esa última vez.

    Ala, ala, muchas gracias por estas cosas con las que despiertas nuestras cabezas y nos hacen pensar!!

    ResponderEliminar
  26. Hola Goathemala.

    Gracias por todo y el enlace.

    Pues sí, me gustará volver a leer este relato.

    Será verdad que estas relaciones tendrán lugar muchas veces en muchos puntos del orbe...

    Habrá que intentar que salgan adelante.
    Esas personas se sentirán más felices. Se complementarán.
    Los abismos se verán llenos de cariños.
    Esas manos acariciarán penas inciertas.

    Abrazo futuro.

    ResponderEliminar
  27. hermoso como siempre. vine a dejar abrazos colgados de las ramas de tus árboles

    ResponderEliminar
  28. Le atiné, porque yo pensé que se de eso se trataba al principio, la lucha de la mujer por mantener algo y tratando de buscarle salida a los problemas.

    Yo admiro mucho a las mujeres así, que tratan de ver como le siguen ...

    Exelente Goathe!

    ResponderEliminar
  29. ¡Qué preciosidad de relato, Goathemala..! De verdad que me han emocionado muchísimo estos dos personajes marginados, el amago de relación que se establece entre ellos...

    precioso, realmente precioso, lleno de sensibilidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  30. que gran moraleja seguir volando por mas que nos cueste pero siempre hay que intentarlo para poder volar, gracias por la enseñanza

    ResponderEliminar
  31. El cupido no se va andar con vainas, pero la tension que experimentan tus dos personajes se le salio de las flechas, ya que deja , respetando la individualidad, seguir con la danza que llevara o no a pesar de la ausencia de besos en la primera cita...A un huracan de pura candela en la segunda.

    ResponderEliminar
  32. Clarice Baricco, ¿sí? Y eso que es una historia que abriga una esperanza. Lo siento. Gracias.

    Eds, gracias amigo. A veces es soltura cuando una idea arraiga fuerte, otras es puro sacrificio. A ti seguro que te sucede igual ¿no?

    Guacimara Siverio y Javier Cabrera , gracias. No te creas, para mí está un poco crudo. Y eso que lo tuve en la despensa un par de meses.

    CHC, sí, ultimamente estoy de sentimientos. Lo mismo lo siguiente es en plan futurista. ¿Quién sabe? No hay palo que no toque ni charco que no quiera pisar. Gracias, saludos.

    Lady Zurikat, afortunadamente no conozco ninguna mujer sometida a malos tratos pero parece que su número es muy alto en mi país. Supongo que estas mujeres habrán levantado un natural rechazo a todo lo masculino hasta que sus heridas anímicas cierren. Entonces, por muy dañadas que estén intentarán el vuelo otra vez. ¿Por qué no con Luis? Ese es el futuro de Sara. Gracias.

    Palmoba, exactamente eso. Además como un acto natural. Qué mejor que una mujer dañada y reincentada para acabar de un plumazo con el complejo de un señor que la quiere. Gracias.

    El Secretario, menudos versos tan bonitos al final. Gracias, abrazo presente.

    Ontokita, recogidos quedan, igualmente, gracias.

    La Filistea, que perspicaz. Mujeres como esas hay bastantes. Muchísimas impulsadas por sus hijos y otras por sí mismas, como puro acto vital. Gracias.

    Calle Quimera, sí. Exacto. Un amago con esperanzas podíamos decir. Gracias.

    Maria Cristina, me gusta esa enseñanza que sacaste, saludos.

    EL ENMASCARADO, juas! Me da que sí que en el segundo encuentro habría candela huracanada. Seguro. Gracias amigo.

    Gracias a todos por sus comentarios.

    ResponderEliminar
  33. Luis en algún momento echará a volar y se sentirá libre para encontrar a Sara, estoy seguro que si lo desea lo conseguirá y no será por última vez, entrambos forjarán su nidito y entre los dos suplirán sus carencias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Vaya que logras llegar a nuestra parte sensible con esta historia, muy buena, de verdad que mis respetos para tu manera de escribir.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  35. Goathe:
    Me invitaste a crear algo parecido en mi blog, solo que quizá no se refiera al maltrato exactamente, porque como vos lo dijiste hay muchas y uno a veces no tiene la oportunidad de conocer los miles de ¿Por qués? las encierran en ese laberinto.

    Y fíjate que cuando conocés a una mujer que se presta a jugar este tipo de papel, es como si después de haber salido de una relación tan tóxica regresa a lo mismo y lo mismo y repite el mismo patrón inconcientemente.

    Como si tuviesen un imán que atrayera a mezquinos como esos, pero es un campo minado, porque algunas rechazan cualquier ayuda, quizá en Europa no pase eso, pero en Guatemala (por ejemplo) es el miedo a que va a decir mi vecino o mi amiga de la secundaria porque yo no pude mantener mi "matrimonio" y así cosas estúpidas en realidad estúpidas que no deberían de pasar por la mente de una mujer!!

    Uff!! parenme sino no termino por favor!

    Saludos Goathe, y abrazos a mi paisana.

    ResponderEliminar
  36. Y es que somos la unión perfecta sin alas rotas todavía.
    Somos almas en llamas al desnudo
    que buscan perpetuarse en infinitos azules
    sin espacio ni tiempo como puntos luminosos,
    en el inmenso universo tuyo y mío.

    Recibe un abrazo en tu alma.

    ResponderEliminar
  37. Qué bello esto que escribiste. Es simple pero intenso, ese sentimiento de fragilidad que todos tenemos en alguna medida.
    ¿sabías que he pasado horas mirando como vuelan las golondrinas? son hipnóticas, es un amor que concervo desde niño, cuando leí El Príncipe Feliz de O. Wilde. La golondrinas son como tijeritas en el aire.
    abrazo
    Giuseppe

    ResponderEliminar
  38. Unjubilado, me da que sí, que acabarán juntos y comenzaran unidos una nueva andadura. Gracias y saludos.

    Scd, gracias. No te creas que estoy muy convencido.

    La Filistea, bueno, me has picado la curiosidad y como tenía tiempo he buscado datos sociológicos.

    Aquí también se rechazan ayudas por el "qué dirán" pero una constante campaña mediática, unas leyes severas, así como la propia evolución social está cambiando las mentalidades. Una cuestión muy complicada es precisamente
    esa, la adaptación a una sociedad más igualitaria de la población inmigrante que ha venido a España en los últimos años. Mujeres que muchas veces no conocen el idioma ni los derechos que les amparan (tengan o no documentos), que vienen de sociedades más machistas aún.

    Datos a 25/10/2007
    Feminicidios totales en España en el 2007: 61
    Españolas: 39 (56,41%)
    Extranjeras: 22 (43,59%)
    Incidencia de muertes por millón de mujeres:
    Españolas: 1,89
    Extranjeras: 11,41
    La incidencia en parejas con problemas es grande:
    Porcentaje de muertes en parejas con problemas (exnovios, en proceso de separación, excónyuges): 29,51%

    Frías estadísticas para un infierno.

    Fuente: Instituto de la Mujer.
    http://www.mtas.es/mujer/


    No conozco el porcentaje de ellas que acaban eligiendo hombres del mismo tipo que el que acaban de dejar. Sería horroroso porque significaría un enquistamiento del síndrome de Estocolmo. He comprobado que de eso no hay estudios aquí.

    En Guatemala, se esta dando, por primera vez, una recabación de estadísticas que arroja un panorama desalentador. Pero al menos ya se están procesando datos de la realidad a la que hacer frente.

    Reseñar por último que la violencia domestica cuyo último pero no único estadio es el feminicidio entronca directamente con el machismo que exista en la sociedad. Un punto muy importante que no debe abandonarse es la educación de los niños en el respeto a la mujer.

    Saludos míos y de mi esposa.

    ResponderEliminar
  39. Gerardo, caramba que versos tan bonitos hombre. Gracias.

    Tanino, gracias no estoy demasiado contento. Yo me maravillo viendo el volar de las golondrinas y de los vencejos que entran y salen de grietas de edificaciones antiguas. Este pasado fin de semana ya intenté fotografiar un grupo de ellos en un castillo. También me gustó mucho ese cuento de Wilde, de hecho es mi favorito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  40. Me ha gustado mucho esto de: "Cualquiera que escribe y crea personajes ejerce sobre ellos aptitudes proféticas porque atesora su destino, les concede una dicha o una desdicha.

    Excelente descripcion de tu labor, y a modo personal ahora que recien salgo de la carcel de la tristeza, me deja unas ganas de volar en libertad condicional aunque sea!

    un abrazo amigo que siempre sorprende tu pluma.

    ResponderEliminar
  41. Cromatica, así me gusta, que la cárcel de la tristeza tenga la puerta abierta, aunque sea de la condicional.
    Abrazos y gracias.

    ResponderEliminar
  42. Esperanza,lucha,miedo.....como la vida misma.Me encantó. Salud¡¡¡.

    ResponderEliminar
  43. Querido Goathemala, ya podrías dedicarte profesionalmente a escribir que a buen seguro triunfabas en tal empresa.

    El relato es precioso, aunque para mi, un poco duro, como la vida misma, que siempre nos pone nuevas pruebas. Ay, el amor es tan esquivo...

    ResponderEliminar
  44. sí...tu lo has dicho... "es ley natural"
    perder y también tirar pa'delante
    ...ánimo!

    ResponderEliminar
  45. Aquí me tiene para beber de sus palabras. Hermoso relato y tienen razón sus amigos. Por qué no escribe un libro, material tiene y de mucha calidad.

    Todo lo mejor para Usted.

    ResponderEliminar
  46. Tu alegoría es excelente y de una estética esquisita. El hablar en futuro le da un aire inestable e inseguro pero eso también le proporciona algo de magia, incluso de picardía infantil. Lo único en lo que discrepo es cuando hablas de la existencia de un último intento, yo pienso que por muchas veces que caigamos y por poco tiempo que nos quede: siempre volvemos a intentar otro vuelo más, jamás hay un último vuelo (afortunadamente)

    ResponderEliminar
  47. ¿Cómo se puede dar tanto en tan breve espacio?
    Hermoso el símil de las aves y el abismo.
    Significativa mención al destino.
    Definitivo el ganar confianza en las propias fuerzas para,
    superándose a si mismo, desafiar los abismos y establecer
    el nido, donde tendrá lugar el amor y la vida.

    Lo más importante para mi es la riqueza del contenido de
    tu historia, la capacidad creativa que demuestras y la sencillez y síntesis argumental, la belleza de la prosa que empleas…
    ¡Auténtica literatura de calidad!
    Me gustaría escribir así.

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  48. Analogía hermosa.

    Las golondrinas en el abismo, aún sabiendo su desgracia… siento que es la desesperanza de no futuro.

    Yo sé lo que es vivir eso… perdone usted si soy reiterativo con el tema pero es que para mi fue la gran singularidad de mi vida y aún la sigo viviendo… Una vez un familiar me dijo lo que más me golpeo, luego de una desgracia sobre otra desgracia, me dicen. “Nunca creímos que usted llegara a recuperarse y por eso no hicimos nada para ayudarlo…”, hay golondrinas que no saben cual es su destino, lo único seguro es que saben, que lo que venga siempre será mejor…

    Hermosa demostración de arte querido amigo. La sacaste del estadio (como decimos por acá). Tocaste mis fibras…. Gracias por estar.

    Un abrazo más que especial








    .

    ResponderEliminar
  49. Esta vez, me has dejado pensando. Mucho.
    Tu primer comentario en algo ayudó a desenmarañar algo que veía, pero creo, dice mucho más.

    Preciosas e interesantes metáforas y símbolos. Y maravillosa foto la que has puesto de fondo! Saludos querido amigo, ya de vuelta, de rumbos lejanos y altos... laborales, me han tocado de esas semanas... Pero harto viaje, aprendizaje de cosas nuevas e interesantes. No me quejo, pero sí me empiezo a poner al día con todo esto.

    ResponderEliminar
  50. Calle Quimera, gracias, me alegra que te gustar.

    Ulyses, pobre. Pues nada, será cuestión de animarse. Gracias.

    Sole, gracias. Es enteramente ficción pero gracias por los ánimos.

    Silmariat, gracias, me falta dedicación, tiempo y sobre todo lo más difícil en mí: disciplina. Lo mimso me animo. Hace mucho que no le visito, voy a hacerlo.

    Manly, gracias me siento muy honrado. Tienes toda la razón sobre ese "último" siempre hay razones para levantarse de nuevo.

    Chela, me ruboriza porque no estaba nada conforme con el texto. Se me ocurrió conduciendo cuando un pájaro casi se estrella con mi auto. Fui pensando en él y al final salió el relato. Gracias.

    Rafico, gracias amigo. También valoro mucho tus comentarios porque sé del poco tiempo que dispones. Abrazos.

    Sofía, ya de vuelta? Me alegro mucho, seguro que tienen cosas nuevas que ponernos. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  51. Estremecedor, maravilloso, me encantó! Yo reitero, dicen que de tanto escucharse, por ahí se hace una hermosa realidad: ¿no has pensado en publicar?????

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  52. Azul, gracias, lo mismo es cuestión de animarme.

    ResponderEliminar